Actualidad Familia

La batalla de Ángela Hernández por la familia

Escrito por Alexandra Serna

La joven política lidera un movimiento sin precedentes en el país: #Abanderados por la Familia, que a la fecha ha reunido a más de 50 ciudades y municipios de varios departamentos para salir a marchar de manera pacífica en defensa de la familia este miércoles 10 de agosto.

 

La diputada Ángela Hernández no salió a la palestra pública colombiana por haber sido una “joven revelación” en las elecciones del 2015, cuando obtuvo 15 mil votos y logró una curul en la Asamblea Departamental de Santander. Su nombre e imagen salieron del “closet” mediático local cuando puso el dedo en la llaga de lo que realmente está en juego con los ajustes de los manuales de convivencia de los colegios del país: la implantación de la ideología de género.

La voz de la diputada fue el “eco”, como ella misma afirma, de la inconformidad de miles de padres de familia, organizaciones e instituciones educativas ante la solicitud que el Ministerio de Educación les empezó a hacer a todos los colegios, en mayo pasado, de revisar y ajustar detalladamente los manuales de convivencia a la luz de la Ley 1620 del 2013 (“Ley de Convivencia Escolar”) y la Sentencia T-478 (caso Sergio Urrego), con el fin de evitar la discriminación por la orientación sexual de los estudiantes.

El problema de fondo es que, en la práctica, esto implica la violación a la autonomía de los colegios para desarrollar sus proyectos educativos -conforme a sus principios y/o a una confesión religiosa- y pasarse por alto a los papás, que tienen la potestad y la libertad para educar a sus hijos según sus convicciones y la visión de la naturaleza de la sexualidad humana. Precisamente esto fue lo que expuso la diputada en la sesión de la Asamblea del 25 de julio y lo que señaló ante los medios nacionales, que la acorralaron por sus declaraciones.

A sus 25 años, y próxima a casarse, esta abogada es una santandereana de pura cepa, en cuyas palabras se nota el carácter fuerte propio de sus coterráneos. Desde muy pequeña la política corría en sus venas y antes de cumplir los 20 años llegó al Concejo de Floridablanca -en remplazo de un concejal destituido-, donde forjó aún más los cimientos de su carrera pública. Es una mujer perseverante, que no desistió de sus estudios universitarios pese a la crisis económica de su padre, sino que trabajó para pagárselos, y también creyente, perteneciente a la Iglesia Cristiana Cuadrangular (protestante). Se podría afirmar que Ángela Hernández es una persona coherente, que por guardar concordancia entre lo que piensa, dice y hace se ha ganado cientos de críticas y amenazas, y al mismo tiempo la admiración de miles de colombianos.

Razón + Fe dialogó con la diputada, durante su viaje a Bogotá, donde se reunió con asociaciones de padres de familia para analizar, de primera mano, el proceso de ajuste de los manuales.

 

A las calles

Razón + Fe (R+F): ¿Por qué está convencida de que es posible revertir este proceso cuando hay una ley y una sentencia de la Corte Constitucional de por medio, y un Ministerio “obedeciendo” órdenes?

Ángela Hernández (AH): porque la Ley no dice lo que el Ministerio está diciendo. La Ley 1620 es una norma bella, que promueve el “no” al matoneo y a la discriminación, creando una ruta de atención. La sentencia lo que advierte es que no porque haya una orientación sexual diferente a la de la mayoría, se va a discriminar al estudiante. Y en eso estamos de acuerdo todos. Lo que vemos, y en eso soy incisiva, es que el Ministerio se está aprovechando de la implementación y la interpretación de la norma para decir y obligar que “es esto”. Hay colegios donde los padres de familia han dicho que “no” y si el Ministerio insiste, los padres tendrán que declarar objeción de conciencia, pero ahí las instituciones se van a convertir en campos de batalla entre los papás que no quieren esa formación y un Gobierno que está presionando.

R+F: Afirma que el Ministerio de Educación se está aprovechando. ¿Se refiere al formato de las llamadas “preguntas orientadoras” que enviaron a los colegios?

AH: no solo los documentos, son las visitas, pues cuando los rectores les muestran a los delegados del Ministerio los borradores de los ajustes de los manuales, les dicen que les hacen falta más cosas, y todas esas modificaciones son las que hemos llamado la “colonización del pensamiento ideológico de género” sobre el pensamiento de los padres, invadiendo las mismas misiones y visiones de los colegios. Mire: cuando una institución tiene una visión y misión claras, los padres ven esto y deciden matricular a sus hijos; hay quienes optan por el enfoque en artes o deportes, otros escogen por la importancia que le dan a la familia, pero esto puede quedar en la basura.

Ya le pedí a Menacea (Mesa Nacional de Educación y Autonomía) que de los tantos casos que hay busquen los más representativos para hacer las respectivas denuncias; ellos cuentan con el respaldo de más de 100 mil firmas y tres mil rectores en el Manifiesto por la Constitucionalidad. Es necesario que ellos también salgan a contarle al país, incluso algunos directivos me han dicho: “si usted está dispuesta a perder su credencial, nosotros estamos dispuestos a cerrar antes de que nos impongan estas normas”. A los papás les corresponde enviar derechos de petición, ¡pronunciarse!, y al Ministerio, que ha sido tibio en sus respuestas, emitir un comunicado público, firmando el compromiso con los padres de que no habrá una balanza inclinada hacia la ideología de género.

Preguntas orientadoras C. Diversidad – pluralidad

Ambientes escolares libres de discriminación – Aspectos clave

En Bucaramanga la marcha se hará desde las 3:00 p.m. entre el Parque de los Niños y la Plaza cívica Luis Carlos Galán, mientras en Bogotá la manifestación pacífica será al frente del Ministerio de Educación a las 2:30 p.m. También han confirmado su participación Medellín, Cali, Barranquilla, Valledupar, Villavicencio, Santa Marta, Cartagena, Montería, Florencia, Tunja, Popayán, Cúcuta, Armenia, Riohacha, Girardot, Calarcá, Mompox, Mariquita, San Gil, Cereté, Fundación, entre otros municipios.

R+F: ¿La izada de bandera de la comunidad LGBTI en la Alcaldía de Bucaramanga fue la gota que rebosó la copa y motivó la iniciativa de “Abanderados por la familia”?

AH: Mi mayor tristeza no es que haya salido un alcalde a apoyar a la comunidad LGBTI, sino el silencio de aquellos que hablan de moral y principios, y que aún no se han pronunciado. Nos tiene que servir como ejemplo lo que han hecho los grupos LGBTI para ver cuán unidos son. La pregunta es: ¿usted qué está esperando para vestir su casa, su negocio, su colegio, las iglesias con banderas de apoyo y respaldo a la familia? Esto que sucedió es para sacudirnos. Los invito para que pasemos de lo virtual a lo real, de los mensajes en redes sociales a las calles, donde tenemos que salir a expresar con respeto y contundencia nuestro apoyo a la familia y a la educación de nuestros niños. Esperamos que su tristeza e inconformismo salga a las calles el próximo miércoles 10 de agosto para expresarle al Gobierno Nacional que no estamos de acuerdo con lo que está haciendo.

 

Toda la información sobre la marcha, en la página de Facebook de Abanderados por la Familia.

 

Sobre la ideología de género

R+F: ¿Cómo se enteró de lo que estaba sucediendo en los colegios?

AH: nos buscaron padres de familia y rectores de colegios católicos, cristianos, adventistas, públicos y privados, y aunque no los conocía, ellos habían visto nuestro trabajo por los niños y la familia. En los ajustes a los manuales de convivencia deben estar los padres, pero ellos se sienten excluidos. Al principio pensé que estaban exagerando un poco, pero cuando me dijeron que en Bogotá hay una mesa nacional (Menacea) que ha recogido miles de firmas, vi que era una realidad del país entero. Ahí fue cuando nos llenamos de valentía y convocamos al debate del 25 de julio en la Asamblea, con el respaldo de un compañero de la U, dos del Centro Democrático y otro de Cambio Radical, de los 16 diputados que somos en total. Incluso en esa semana todos firmaron una carta en rechazo a las amenazas que me estaban haciendo a través de redes sociales.

R+F: ¿Qué está en juego con lo que pretende implementar el Ministerio de Educación?

AH: el debate no es fácil porque la gente piensa que la ideología de género es igualdad o que no le peguen a la mujer, “género” dice muchas cosas. Cuando empiezo a profundizar en el tema, veo con claridad que es una tendencia en el mundo que discrimina y rechaza al hombre y a la mujer conforme nacieron, según su sexo biológico, porque supuestamente la sociedad lo ha obligado a usted a ser eso. No solo se trata de que invitarán a los niños a que exploren, descubran y escojan entre una diversidad de géneros, siendo lo que desean ser, sino que ellos tendrán que luchar entre dos pensamientos: el de su casa y el del colegio. ¡Ahí se va a dar una batalla campal! Les están violando a los papás el derecho que les otorga la Constitución, en su artículo 68, como garantes de la formación y tutoría de sus hijos. ¿A cuenta de qué el Ministerio pretende imponer un pensamiento sesgado?, ¿dónde queda la autoridad del padre? Respetamos la sexualidad de la Ministra, pero por qué decimos que sí es incide en esto, porque la Ley 1620 es del 2013 y los rectores nunca se habían sentido tan intimidados como ahora. E insisto, la sentencia de la Corte la están malinterpretando.

"El terrorismo es también, pero no sé si decirlo porque es algo peligroso, el terrorismo crece cuando no hay otra opción, cuando al centro de la economía mundial está el dinero y no la persona, el hombre y la mujer, esto ya es el primer terrorismo. Ignorar la maravilla de la creación, que es el hombre y la mujer, es un terrorismo de base contra toda la humanidad. Pensemos en eso". El Papa Francisco también dijo: “hoy a los niños –¡a los niños!–, en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir. ¿Y por qué enseñan esto? Porque los libros son de las personas e instituciones que te dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible”. Fuente: Aciprensa

“El terrorismo es también, pero no sé si decirlo porque es algo peligroso, el terrorismo crece cuando no hay otra opción, cuando al centro de la economía mundial está el dinero y no la persona, el hombre y la mujer, esto ya es el primer terrorismo.
Ignorar la maravilla de la creación, que es el hombre y la mujer, es un terrorismo de base contra toda la humanidad. Pensemos en eso”. El Papa Francisco también dijo: “hoy a los niños –¡a los niños!–, en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir. ¿Y por qué enseñan esto? Porque los libros son de las personas e instituciones que te dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible”.
Fuente: Aciprensa.

R+F: ¿Cómo sostener que promover y defender unos principios no es discriminar? A propósito de su eslogan #Rescatando principios…

AH: no es discriminar, porque no les estamos negando a ellos -comunidad LGBTI- espacios, lo que no les estamos cediendo es privilegios, diciéndoles que no nos impongan su pensamiento. Es cuestión de rescatar y no perder.

R+F: Con este tipo de debates tan polarizados, ¿se pone en riesgo la libertad religiosa?

AH: pienso que sí se invaden no solo los pensamientos religiosos, sino también los de aquellos papás que no practican una religión o son ateos, pero que son papás y están reclamando su derecho a educar a sus hijos. ¿Y que se genera un debate moral? Pues claro, más en un país donde las personas tienen muy arraigada su fe. No obstante, no he dado esta pelea desde la religión, sino desde la Constitución.

 

“Homofóbica”, amenazada e investigada

R+F: ¿Qué opina del cubrimiento de los medios nacionales de comunicación? Algunos afirmaron que usted había sugerido que los homosexuales son zoofílicos e indecentes.

AH: los medios masivos de comunicación siguen siendo amarillistas, incluso poniendo a tres periodistas contra uno. Estoy agradecida, sin embargo, con todos los medios, porque ellos permitieron saber que en Colombia hoy hay un peligro.

R+F: ¿Y frente a las amenazas en redes sociales, incluso de que la quemarían con ácido, y los cometarios que la tildan de “homofóbica”?

AH: No temo, porque tengo mi conciencia tranquila y mis convicciones claras. Venga lo que venga estoy dispuesta a recibirlo, porque estoy luchando por unos principios. Ya nos dieron un esquema de seguridad para prevenir, cosa que para mí me resulta incómoda, pues no estoy acostumbrada a eso, pero así toca.

R+F: Ya le llegó la citación del senador Armando Benedetti, copresidente del Partido de la U, para un consejo nacional disciplinario y de control ético el 12 de agosto. ¿Está preparada?

AH: me pregunto a cuántos funcionarios en este país han llamado a control ético por casos lamentables como Reficar, la venta de Isagén, las muertes en el sistema de salud, por hechos que realmente atentan contra el bien común. Esto nos llama a hacer una reflexión de que sí necesitamos hablar de ética en Colombia, pero también necesitamos hablarnos con la verdad y hablarles con la verdad con los ciudadanos. Vamos a ir ante nuestro Partido de la U para decirles que la única defensa que hemos hecho es la de los derechos de nuestras familias y niños, quienes tienen el derecho de ser educados sexual y moralmente por sus padres. Esto también es una prueba de que estar fuera de los lineamientos o posturas de los grupos políticos, económicos o poderosos del país nos convierte en personas no gratas.

R+F: ¿Cómo llegó a ser diputada por el Partido de la U?

AH: desde antes, cuando fui concejal, contaba con el respaldo del Partido de la U, que me había buscado por ser joven y mujer, cumpliendo así los requisitos de ley. En esa época el Partido tenía otras posturas. Hicimos una campaña muy limpia, en moto, en bus, y los medios de comunicación locales llamaron nuestra elección como “el milagro de Ángela”. Si estuviera aquí por un partido político, por recuperar el dinero que invertí o agradar a mi jefe político, estaría en otras luchas. Tenemos claro que nos eligió la gente, a la que le prometimos desde campaña que mis tres banderas serían la familia, los niños y las mujeres.

 

 

Foto de portada: lasillavacia.com