Opinión Vida

Opinión: La buena, la mala y el arzobispo arbitrario

Arzobispo liberal Monsenor Javier del Rio Alba
Escrito por Invitado

Conozca la hipocresía del arzobispo liberal peruano, que dice rechazar el aborto pero promueve los anticonceptivos.


Por: Antonio Acosta Giménez

En la eterna discusión sobre si la cita «para mis amigos, todo; para mis enemigos, la ley» le pertenece al Mariscal Benavides o a Benito Juárez, pareciera que ha surgido un nuevo pretendiente a la autoría de la misma: el arzobispo de Arequipa, Monseñor Javier del Río Alba. O así pudiera parecer por la asimilación de la sentencia, asimilación tan profunda que a futuro las generaciones fácilmente supondrán que se trata de un concepto suyo. Es difícil sostener dos varas de medir tan diversas en tan poco tiempo como las que ha mostrado el prelado en poco más 24 horas, si no es asentado en un profundo y consecuente principio de arbitrariedad.

En artículo destacado en cabecera para el periódico sodálite Encuentro la mañana del 14 de marzo, el arzobispo cargaba contra la actual ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, del gobierno comunista leninista de Pedro Castillo, por declararse a favor del aborto. Junto con sus hermanos en el episcopado peruano, afirmó: «Rechazamos totalmente las declaraciones de la ministra» y «nos oponemos al aborto en cualquiera de sus formas y por cualquier causa».

¡Qué valiente y veraz (como intentó que se le llamara en redes sociales hace unos años) a la hora de denunciar a los políticos de izquierdas! Porque el autodeclarado arzobispo liberal y promotor de liberales a ultranza como Agustín Laje, cuando se trata de relacionarse con políticos de ‘derechas’, pareciera olvidarse de sus rechazos totales y oposiciones a cualquier forma de aborto.

Menos de dos días antes, posiblemente mientras dejaba a medias la redacción del artículo para el periódico de los discípulos de Figari, inauguró nada más y nada menos que una Escuela de Jóvenes Líderes del Arzobispado de Arequipa junto a la abortista Marisol Pérez Tello.

Ella, en ejercicio de su Ministerio de Justicia en 2016, no solo no se opuso a la distribución de pastillas abortivas por parte de su gobierno liberal, sino que aun cuando esa medida atentaba contra el fallo de 2009 del Tribunal Constitucional contra el reparto gratuito de la píldora abortiva, se declaró a favor de desobedecer al máximo ente jurídico del país y de asesinar niños con el dinero de los impuestos de todos, porque era injusto que solo lo pudieran hacer quienes tenían dinero privado para comprar la pastilla.

Mientras que una ministra comunista habló a favor del aborto, otra liberal lo impuso por medio de una pastilla universal y gratuita con argumentos comunistas. Sin embargo, al Monseñor, esta le parece buena y modélica para sus alumnos arquidiocesanos y aquella, claro, como es formalmente comunista, mala malísima. Es un negocio interesante: ¡¿quién se declarará liberal para asesinar con el visto bueno de la cabeza de la Iglesia local, tan valiente y veraz?!

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida, te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x