fbpx
Testimonios

Con 8 años Anne Gabrielle Caron va camino a los altares

124154 anne portada
Avatar
Escrito por Redacción R+F

Según informa Religión en Libertad, los obispos franceses han dado el visto bueno para el proceso de beatificación de Anne Gabrielle Caron, una niña de ocho años que murió en 2010 por un cáncer en los huesos.

El 12 de septiembre, festividad del Dulce Nombre de María, será la apertura oficial de esta causa de beatificación de Anne en la iglesia de San Francisco de Paula de Toulon. Para monseñor Rey esta niña es “una figura de santidad para los niños enfermos y sus familias”.

Su forma de afrontar la enfermedad desde el amor a Jesús, su intención de parecerse a Santa Teresita de Lisieux y el anhelo por recibir la Comunión marcaron la vida de esta pequeña niña, que irradió luz a todo su entorno y mucho más allá.

Anne Gabrielle era la mayor de tres hermanos. Desde que aprendió a hablar y a tener uso de razón llamaba la atención por la sensibilidad que tenía por el sufrimiento de los demás. Con apenas dos años le gustaba consolar a Cristo crucificado. Siendo más mayor sorprendió a sus profesores por querer siempre ir al encuentro de los niños que estaban solos en el patio.

Su madre fue testigo de excepción del espíritu cristiano con que aceptó su tormento, mostrando gran consideración con los otros niños enfermos y un inmenso amor a Dios.

Marie-Dauphine Caron contó que su hija le “mostró el camino al cielo”, a pesar de la terrible impotencia que sintió al no poder evitarle el sufrimiento, que al final se convirtió en un testimonio de amor en medio de un mundo hedonista.

“¿Por qué Dios me ha elegido a mí para esto?”, se preguntaba la pequeña cuando el dolor arreciaba. Pero rápidamente ella decía: “estoy dispuesta a aceptarlo”, mientras ofrecía el sufrimiento de la quimioterapia por los otros niños del hospital y hasta por los médicos.

“Aunque no me gusta estar enferma tengo suerte porque puedo ayudar al buen Dios a llevarle a la gente de nuevo a Él. Quiero ayudar a los que sufren”, decía Anne.

De hecho, cinco meses antes morir confesó una cosa a su madre que la dejó completamente estupefacta.

“Le he pedido a Dios que me dé todos los sufrimientos de los niños del hospital”. Y Dios se los dio porque en ocasiones decía: ‘y estoy sufriendo tanto…’”, le dijo su hija.

Fuente: Murió con 8 años y va camino a los altares, «ejemplo de santidad para niños enfermos y sus familias»

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.