fbpx
¡Difunde la cultura de la Vida!

 

*Por: Samuel Ángel, líder y conferencista católico. 

Cuando hace algunos días varios celebraban el “triunfo” sobre la ideología de género en el país, nos preguntamos, acaso, si no sabían de los decretos de Santos que transversalizan el tema o si, por el contrario, estaban esperando la reacción del nuevo Gobierno, lo cual sería una actitud tal vez prudente, pero con un altísimo componente de ingenuidad, dado el avasallador avance de esta ideología, a la que el pasado gobierno dejó “blindada” con una maraña jurídica que da la sensación de irreversibilidad.

Inscríbete a la conferencia haciendo clic aquí

El problema de la ideología de género en Colombia es que Santos, primero, la llevó al paroxismo en las instituciones públicas y, luego, quiso tapar el entuerto con decretos para justificar el abuso. Pero claro, para un miembro de la Internacional Socialista como es nuestro expresidente y practicante del socialismo Fabiano, la ideología de género venía como anillo al dedo para el cuarto proceso de transformación cultural que viene desarrollándose en nuestra patria.

Samuel Ángel ha dado más de 40 conferencias sobre las implicaciones de los decretos Lgtbi en los últimos dos meses. El siguiente paso es promover la movilización ciudadana.

Transformaciones culturales

El primer proceso fue la constituyente del 91, que sacó a lo religioso de todo en nombre de la supuesta “separación” de Estado e iglesia; el segundo fue la aprobación del aborto en tres causales, que corrió la barda de los límites que un estado “católico” dimensionaba en sus costumbres y creencias; el tercero fue el proceso de la Habana, que no ha dejado nada de paz, pero sí bastante de apalancamiento comunista y criminal en toda Colombia, y el cuarto: los decretos de Santos de ideología de género.

El 410 y el 762 de 2018 han profundizado lo antes nunca visto en el país, con un agravante, como la ideología de género tiene propósitos políticos autoritarios, todo se ha hecho de espaldas al pueblo. Hay un desconocimiento absurdo de en qué niveles estamos, y cómo avanza.

Nikita Dupuis Vargas, nacida mujer, autodefinida transexual, mujer hormonizada con barba, fue la consultora contratada por Santos en el Ministerio del Interior, y mantenida por Duque, para ejecutar el decreto 762 a través de todos los Ministerios, alcaldías y gobernaciones del país. No solo eso, sino a través de todas las entidades públicas existentes, de todo tipo. Usando todos los presupuestos posibles.

Cuadernos LGBT de la Alcaldía de Pasto editados en el último mes. Por supuesto, victimizarse ha funcionado entonces: “nuestro amor no daña, tu odio sí.”

Esto ha hecho que, por ejemplo, veamos cuadernos impregnados de ideología de género, pagos por nuestros lectores con sus impuestos en la Alcaldía de Pasto.

Los talleres de lectura de la Alcaldía de Bucaramanga no tienen parangón en la historia republicana del país. Bajo el espeluznante título “Sexo entre mujeres y sodomía” se citó a la comunidad de la biblioteca Jorge Valderrama el pasado 15 de septiembre para ideologizarla diciéndoles cosas como: “eso que tú pensabas por tanto tiempo no es así, hay que abrirse a nuevas experiencias, a una manera más abierta de ver el mundo, etc., etc.”

La verdad es que se viene subvirtiendo a cultura, trasformando la cultura para que, siguiendo el manual del teórico marxista italiano Antonio Gramsci, la sociedad entera pida a gritos el socialismo sin darse cuenta.

No podemos dejar de lado a una de las alcaldías más ideologizadas del país, donde obligan desde el distrito a los profesores a hablar de “nuevas masculinidades”, que consiste en que a los niños varones les enseñen en su casa a lavar la ropa interior de su mamá o hermanitas, y que además se la pueden poner si quieren. La misma Alcaldía que invita a celebrar el “orgullo gay”, además de que en días pasados llenaron la bahía de banderas del arcoíris, por supuesto, pagas con los recursos del pueblo.

Los impuestos destinados a pagar este nuevo socialismo

Como ven, lo único que puede dar cuerpo a las ideas anticientíficas de la ideología de género es el Estado, que tiene destinadas penas para quienes no crean en las fantasías de terceros, las cuales -por supuesto- respetamos, pero no tenemos porqué pagar con nuestros impuestos y mucho menos permitir que sean inculcadas en las mentes y corazones de nuestros niños y jóvenes.

Por ejemplo, la Alcaldía de Ibagué invitó a la marcha de “orgullo gay”, paga con los recursos de los colombianos, igual lo hicieron las administraciones de Bucaramanga y Bogotá. Los decretos antes mencionados harán, si no hacemos algo, que el próximo año los más de 1.000 municipios del país paguen con nuestros recursos estas marchas.

En la primera semana de octubre se está dictando todo un seminario en la Universidad Nacional en asocio con otras entidades educativas sobre el padre del Marxismo Cultural, Antonio Gramsci, cuyas teorías han suscitado todo este desafortunado avance de las nuevas izquierdas en el mundo y principalmente en Colombia, en nombre del “amor, la igualdad y la diversidad”.

Es decir, continúa la ideologización de nuestros jóvenes para hacerlos proclives a estas tendencias. Lo venimos denunciando desde hace tiempo, a nuestros jóvenes no les van a cambiar el chip, ¡ya les cambiaron el disco duro completo! Es increíble cómo hoy muchos jóvenes católicos consideran al lobby LGBT la comunidad del “amor”.

Estos dos decretos nos obligan a actuar con rapidez o, de lo contrario, no quedará piedra sobre piedra de lo que conocimos algún día como civilización occidental, construida sobre las bases del cristianismo.

Por eso el próximo 11 de octubre tendremos la conferencia “Ideología de genero pura y dura, de las cartillas de Parody a los decretos de Santos”. Inscríbete ya, hagamos un gran frente de defensa de la familia y de los niños. #VienenPorTusHijos.

Inscríbete aquí mismo: