Misericordia y Magisterio: sí hay caminos, ¡y muy bien definidos!

La justa relación entre Misericordia y Magisterio implica reconocer y promulgar la Verdad sin desvirtuarla. Buscar la reconciliación, en las condiciones adecuadas, es requisito indispensable para alcanzar la plenitud de la Misericordia. No menoscabar en nada la saludable doctrina de Cristo es una forma de caridad eminente hacia las almas.