Espiritual Fe

La devoción de los Cinco Primeros Sábados

Edwin Botero Correa
Escrito por Edwin Botero Correa

¿En qué consiste la devoción reparadora de los cinco primeros sábados de mes al Inmaculado Corazón de María?

Siempre será conveniente recordar el por qué y cómo practicar algunas devociones, especialmente cuando éstas han sido pedidas y dadas por el Cielo, como la devoción reparadora de los cinco primeros sábados de mes al Inmaculado Corazón de María.

En su tercera aparición en Fátima el 13 de julio de 1917, la Santísima Virgen anunciaba que vendría una vez más a pedir la Comunión Reparadora de los Primeros Sábados“Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón”.

Apoya el periodismo católico con un “like”:

Años más tarde, cuando ya Sor Lucía se encontraba en la Casa de las Religiosas Doroteas, en Pontevedra (España), Nuestra Señora la visitó nuevamente, y también a su lado, sobre una nube luminosa, estaba el Niño Jesús:

—“Mira, hija mía, mi Corazón rodeado de espinas que los hombres ingratos, en cada momento, me clavan con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos aquellos que:

  • durante 5 meses -en el primer sábado–
  • se confiesen,
  • reciban la Sagrada Comunión,
  • recen el Rosario y
  • me hagan 15 minutos de compañía meditando sobre los Misterios del Rosario, con el fin de desagraviarme,

Yo prometo asistirlos en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para su salvación”.

Relacionados  El "Jesús" de RCN es una ofensa a la Sagrada Familia, en especial, a la Virgen María

¿Por qué cinco (5) sábados?

Después de que Lucía pasara unos momentos en oración, Nuestro Señor le revelaba la causa de ser 5 los sábados de reparación:

— “Hija mía, la razón es sencilla: se trata de 5 clases de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:

  1. Blasfemias contra su Inmaculada Concepción.
  2. Contra su virginidad.
  3. Contra su Maternidad Divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los hombres.
  4. Por parte de los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.
  5. Por parte de los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes. 

Sobre el Autor

Edwin Botero Correa

Edwin Botero Correa

Comunicador Social - Periodista. Editor, Escritor, Columnista y Miembro de Consejo en diferentes Medios, Asociaciones Profesionales e Instituciones.
Estudios y amplia Experiencia y Trayectoria Profesional y Docente en Pregrado, Postgrado, Empresarial y Social, en: Gerencia, Desarrollo, Humanística, Desarrollo Humano, Filosofía y Humanismo, Doctrina Social de la Iglesia, Educación y Pedagogía.

Qué opinas:

A %d blogueros les gusta esto: