fbpx
Fe Razón

Enrico Medi, físico y dirigente del Euratom: «La ciencia, por su propia naturaleza, es cristiana»

Enrico Medi
Avatar
Escrito por Redacción R+F
¡Difunde la cultura de la Vida!

En 2013 concluyó la fase diocesana del proceso de beatificación del físico, parlamentario y periodista Enrico Medi (1911-1974), ahora Siervo de Dios y sobre quien está pendiente un reconocimiento de virtudes heroicas por parte del Vaticano, para que pueda ser beatificado.

En 1938 se casó con Enrica, con quien tuvo seis hijas bautizadas en honor a la Santísima Virgen: Maria Beatrice, Maria Chiara, Maria Pia, Maria Grazia, Maria Stella y Maria Emanuela.

Familia de Enrico Medi en la capilla privada de su casa.

Entre sus logros profesionales se encuentran la cátedra de Física Experimental en la Universidad de Palermo (1942), constituyente por el partido Democracia Cristiana (1946), diputado en 1948 (coincidiendo con su grado en Teología), presidente del Instituto Nacional de Geofísica (1949), y vicepresidente de Euratom, el tratado de la Comunidad Económica Europea para la energía atómica (1958).

Enrico Medi

En 1966 el Papa Pablo VI le eligió como consejero laico, en 1971 se hizo concejal de Roma, cargo al cual renunció porque se le exigía apoyar posiciones contrarias a la fe católica), por lo que en 1972 volvió a ser parlamentario.

Fue uno de los líderes del referéndum para derogar la ley de divorcio de 1970, la última gran bantalla de su vida, pues se realizó el 12 y 13 de mayo de 1974 con una derrota para el matrimonio (59% a 41%). Murió el 26 de ese mismo mes a los 63 años, tras una larga enfermedad.

Diversas instituciones científicas y educativas llevan su nombre, al igual que once calles en distintos lugares de Italia.

Un católico coherente

Era hijo espiritual del Padre Pío y también participó en la narración televisiva de su entierro.

“La misa del Padre Pío era revivir físicamente toda la agonía de Getsemaní, del Calvario, de la Crucifixión y de la muerte…Cuando asistíamos a la misa se veía el ansia de una criatura que, por una parte, era presa de un sufrimiento inmenso, y por otra, no quería que ese sufrimiento se volcase sobre los hermanos que tenía al lado. Como el Señor en el Calvario”, recoge Ermes Dovico en La Nuova Bussola Quotidiana.

Los sacerdotes tienen un poder que no tiene San Miguel Arcángel

Como explica religionenelibertad.com, la comprensión de Medi sobre la realidad sacrificial y expiatoria de la Misa, hizo dirigir a los sacerdotes estas palabras:

“Todos los días tenéis a Dios en vuestras manos. Cada día tenéis un poder que San Miguel Arcángel no tiene. Con vuestras palabras transformáis la sustancia de un trozo de pan en la del Cuerpo de Jesucristo en persona. ¡Obligáis a Dios a descender a la tierra! ¡Sois grandes! ¡Sois criaturas inmensas!”.

Y a principios de los años 70, en una conferencia en Prato (Toscana), extrañado ante el giro de buena parte del clero hacia la sociología y la política, y ante la progresiva secularización de su mensaje y sus formas, se atrevió a exhortarles:

“Queridos sacerdotes, ¡defended nuestra Fe!“.

La ciencia es en sí misma cristiana

Medi defendió con contundencia la unidad entre los saberes científicos y teológicos frente al cientificismo, que pretende negar la legitimidad de cualquier conocimiento que no sea experimental:

“Si no corriese el peligro de ser mal interpretado, me atrevería a decir que el cristianismo es exactamente científico. Pero la verdad es otra, la verdad es que la ciencia, por su propia naturaleza, es cristiana, es búsqueda de la verdad, es investigación atenta sobre la voluntad de Dios, que se expresa en el orden natural (ciencia) y en el orden sobrenatural (fe y teología). Por tanto, es inconcebible y absurda cualquier hipotética oposición entre fe y ciencia, entre verdadero progreso científico y la teología y la moral.

Fueron la Revelación y la teología los que alumbraron y permitieron el nacimiento y el desarrollo de la ciencia”. 

Un programa consagrado íntegramente a la figura cristiana de Enrico Medi.

Fuente: religionenlibertad.com

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.