fbpx
Espiritual

Sábado 25 de abril: Oración Familiar y Personal

oración personal Aleteia
Escrito por Familias Peregrinas
¡Difunde la cultura de la Vida!

Logo fp

II Semana de Pascua (entrega 34)

Sábado 25 de abril de 2020

 + Señal de la cruz.

 Oremos: Dios todopoderoso y eterno, que has concedido un especial amparo y protección a cuantos invocan, con la advocación del Valle, a la Inmaculada Virgen María, Madre de tu Hijo, te pedimos que, con su ejemplo e intercesión, mantengamos con firmeza las exigencias de nuestra fe y alcancemos la verdadera libertad de tus hijos.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

  1. En presencia de Dios, pedimos perdón:
  • Señor, ten misericordia de nosotros. (Respondemos) Porque hemos pecado contra ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia. (Respondemos) Y danos tu salvación.
  1. Proclamamos el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según san Juan 19, 25-27

Hoy, 25 de abril, la Iglesia celebra la fiesta de san Marcos. Es el autor del segundo Evangelio, escrito para los romanos que eran paganos, con un estilo sencillo y revelador de Jesús como el Hijo de Dios.

Por ser un día en que también se celebra la Solemnidad de Nuestra Señora del Valle, vamos a dedicar principalmente esta catequesis a nuestra Madre; por quien en este año 2020 se celebra un Año Mariano Nacional en la Argentina. Festejamos los 400 años en que los indios hallan la imagen de Nuestra Señora del Valle o Virgen Morenita, por su tez morena. Ella es la fundadora de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca y fue motivo de unión y signo de comunión entre los indios lugareños y los españoles que nos trajeron la fe y la cultura civilizada.

La historia cuenta que fue encontrada entre 1618 y 1620. Un indio de los encomendados al servicio de Don Manuel de Salazar, en el silencio de la tarde percibió voces y ruido de pisadas. Era un grupo de indiecitas que caminaban recelosas, como temiendo que alguien las sorprendiera. Llevaban lámparas y flores de la montaña. Como era de noche regresó a los ranchos de Choya. Su curiosidad hizo que a la mañana siguiente regresara a esos parajes. Trepó a la gruta y allá al fondo encontró una imagen de la santísima Virgen María. Era pequeñita, muy limpia, de rostro moreno y tenía las manos juntas. Después de un tiempo, el indio le cuenta lo sucedido a su amo. Don Manuel de Salazar era español y un buen gobernante del lugar. Salazar camina hasta la gruta y efectivamente, encuentra la imagen de la Reina del Cielo. Llegó al anochecer con el fin de sorprenderlos en lo que él imaginaba, desenfreno y desorden. Nada de eso. Había un silencio expectante y verdadero recogimiento. Salazar determinó llevarla a su casa del poblado para cuidarla y venerarla. Los indios del lugar la querían con ellos y le decían: “Si es nuestra, nosotros la queremos. Ella nos cuida, siempre nos defiende.” A pesar de los ruegos, Salazar determina sacarla de la gruta. Tomándola delicadamente en sus manos, la lleva reverente a su casa. Llegado a allí, la coloca en una repisa con flores y todos los días se rezaba el santo Rosario. Pero sucedió algo sorprendente, pues todas las mañanas la imagen de la Morenita aparecía nuevamente en su gruta. Salazar, varias veces tuvo que viajar a la gruta de Choya a “capturar a la fugitiva” y traerla de nuevo a su casa. Todo el esfuerzo fue inútil porque nuestra Madre volvía donde estaban sus hijos. Porque la Virgen del Valle era también Madre de aquellos pobrecitos de corazones sencillos, humildes y buenos.

Desde esos años, la Virgen Morenita realizó muchos y grandes milagros, que los invitamos a conocerlos. El primer templo en honor a la Virgen del Valle se construyó en 1746, y desde ahí, consolidó la ciudad de Catamarca.

Compartimos ahora, las refelexiones de la liturgia de la Solemnidad de la Virgen del Valle en la diócesis de Catamarca.

“La Santa María Virgen es la reina clemente que, habiendo experimentado de manera singular la misericordia de Dios, acoge a cuantos acuden a ella, y escucha a cuantos la invocan en sus tribulaciones.  Ella es la dispensadora de piedad, que ruega sin cesar a su Hijo por nosotros, para que Él enriquezca con su gracia nuestra pobreza y fortalezca con su poder nuestra debilidad. Ella, a través de la humilde imagen del Valle de Catamarca es como una señal de tu amor por los hombres, que libera a los pueblos de la esclavitud del pecado, y los conduce por caminos de fe humilde, de esperanza confiada y caridad solidaria, a la vida de comunión con Jesucristo, tu Hijo.

Alabamos al Padre porque ha bendecido a la Virgen María, el honor de nuestra raza, más que a ninguna otra persona creada eligiéndola antes de la creación del mundo para ser santa e inmaculada en su presencia, por el amor. En este Valle se ha invocado a María como la Pura y Limpia Concepción. El Señor preservó a María del pecado original e hizo de ella la “llena de gracia” para que fuera la Madre de Dios y Madre de todos los creyentes. Reconocemos en la humilde Imagen de la Virgen del Valle una señal del amor de Dios, un trato especial del Señor con su pueblo, una gracia para el Noroeste Argentino y para toda la Patria.

En su Santuario, lugar de oración donde se glorifica e invoca el nombre del Señor, María del Valle no deja de acoger a cuantos acuden a ella y de interceder por las necesidades de sus hijos. Los devotos y peregrinos que recurren a Mama Achachita (Madre querida) con afecto y confianza en su maternal intercesión ponen de manifiesto que ella es Madre del Pueblo. Es más, ella es Forjadora de los Pueblos porque ha conducido desde hace más de 400 años a diaguitas, calchaquíes y criollos a la vida de comunión con Jesucristo, de tal manera, que todos integremos la gran familia de los hijos de Dios.”

María es madre del pueblo catamarqueño y desde su casa, le pedimos que interceda por el bien de toda la Nación en estos duros momentos que estamos viviendo.

¡Madre Santísima! Tú nos has recibido como hijos amados, porque ese fue el querer de Cristo en la cruz. No nos abandones y ruega a Dios por nosotros que recurrimos a ti.

Oración: Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes solo que me perdería. Hasta que alcance los brazos de Jesús, María y José. Amén.

  1. Cada uno de la familia dice una acción de gracias. Dios Padre, te damos gracias por
  2. Ahora, cada uno hace una petición. Dios misericordioso, te pedimos por
  1. Presentación de las ofrendas. En la Pascua, Jesús se ofrece como cordero sacrificado al Padre por nosotros. Ahora nosotros, unidos a Cristo, también podemos hacernos Eucaristía. En este momento, cada uno de la familia, dice cuál es la ofrenda que le presenta a Dios. Ejemplos: ayudar en la cocina o con la limpieza, estudiar, no molestar, rezar alguna oración, llamara a alguien para saludarlo, hacer un pequeño sacrificio, servir a un hermano o cónyuge, etc..
  1. Oramos como Jesús nos enseñó: Padre nuestro…
  1. Nos damos la Paz del Señor, como gesto de amor.
  1. Oramos a nuestra Madre: Dios te salve María…
  1. Comunión espiritual: Creo, Jesús mío, que estás en el Santísimo Sacramento; te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. (breve silencio) Y ahora, como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de ti.

Sagrada Familia de Nazaret: Ruega por nosotros.

  1. Los padres se bendicen entre ellos y bendicen a los hijos, haciendo una cruz en la frente mientras le dicen algo bonito al oído. Nos hacemos la Señal de la cruz diciendo:

+ El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la Vida eterna. Amen.

 Sugerencias:

  1. Participar de las celebraciones de mañana en honor a la Virgen del Valle (canal youtube: Radio María Argentina)  https://www.youtube.com/watch?v=0p8F0ZycYgk
  1. Averiguar y leer sobre la historia del hallazgo de la Virgen Morenita y los muchos milagros que obró por nosotros. http:// com.ar/sitio/

TIEMPO PARA ORAR

Tenemos la gracia de vivir un tiempo personal y familiar para recorrer un camino espiritual y glorificar el Santo Nombre de Dios en este Tiempo Pascual.

Ante la cuarentena que se está extendiendo, es una gran oportunidad que tenemos para dedicarle tiempo a nuestra alma, a nuestra familia y a Dios. Es un tiempo para que nuestra casa deje de ser un lugar de encierro para transformarla en un templo de oración. Por ello les ofrecemos esta guía de oración personal y familiar,[1] realizada por un sacerdote de Fasta, para las Familias peregrinas que buscan habitar en Dios.

Para hacer Oración Familiar, dejamos todos previsto: apagamos los celulares y la pantalla, sin prisa por la comida, generamos un ambiente de silencio, etc. De este modo seremos una Iglesia en nuestro hogar. Se reúne la familia en una sala de la casa en torno una mesa, cubierta con un mantel blanco, colocamos un crucifijo, una imagen de la Sagrada Familia o de la Virgen María, y en el centro la Biblia junto a una vela encendida. Los padres, o uno de ellos, son los responsables de guiar a los hijos en este momento de oración para entrar en alabanza y diálogo con Dios.

[email protected]

Instagram: familiasperegrinas.fe

 [1] Las fuentes son: Diversos comentarios bíblicos de La Biblia, homilías de los Papas, Padres de la Iglesia, Catecismo de la Iglesia Católica, vatican.va, fraynelson.com, catholic.net, ewtn.com, aciprensa.com, vaticannews.va, entre otros.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.