fbpx
Espiritual

Oración personal y familiar Miércoles 27 de mayo

oración personal Aleteia
Familias Peregrinas
Escrito por Familias Peregrinas

Logo fp

VI Semana de Pascua

Miércoles 27 de mayo de 2020

 

 

  1. + Señal de la cruz

 

  1. Ven, Espíritu Santo. Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

 

  1. En presencia de Dios, pedimos perdón:
  • Tú que eres el sumo sacerdote de la nueva Alianza: Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.
  • Tú que nos edificas como piedras vivas en el templo santo de Dios: Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad.
  • Tú que has ascendido a la derecha del Padre para enviarnos el don del Espíritu: Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.

Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.

 

  1. Proclamamos el evangelio de Jesucristo según san Juan 17, 11b-19

Catequesis para mayores de 12 años

Son conmovedoras las palabras que san Pablo pronuncia en su despedida a los principales referentes de la nueva Iglesia de Éfeso: “Velen por ustedes, y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha constituido guardianes para apacentar a la Iglesia de Dios, que él adquirió al precio de su propia sangre.” Les animamos a que completen la lectura del texto para descubrir el celo por la evangelización del Apóstol de los gentiles que nace de un corazón creyente y orante.

Seguimos leyendo la Oración de Jesús en el capítulo 17 del evangelista san Juan. En esta segunda parte, el Señor ruega por sus discípulos, a los que va a enviar al mundo a proclamar su obra redentora. Pide para ellos la unidad, la perseverancia, el gozo y la santidad. Al pedir que los guarde en su nombre está rogando que perseveren en la doctrina y en la comunión, que es reflejo de la unidad de las tres Personas divinas, fuente de amor y donación. Detallamos a continuación algunos puntos de este diálogo divino que enriquece nuestra alma:

1) La oración de Jesús se presenta como un diálogo dirigido al Padre. Tiene una connotación de lo íntimo y lo familiar.                2) Resalta la intención de la obra creadora, la glorificación de Dios. 3) Es una oración de adoración y alabanza. 4) Está presente la misión salvífica del Hijo, conceder la vida eterna.  5) Esa vida eterna comienza aquí en la Tierra por el conocimiento de Dios y su enviado. Es un conocimiento en el sentido bíblico en cuanto es experiencia de una presencia. 6) El Hijo presenta al Padre la fidelidad a la misión encomendada.    7) Enmarca la oración en la eternidad divina. 8) Señala su misión de santificar su Nombre y anunciar la Palabra, así como la pertenencia de los hijos a Dios Padre. 9) Es una oración de la Santísima Trinidad, al indicar verdaderamente que el Hijo procede del Padre. 10) Es también una oración de petición, especialmente por la salvación de los hombres. 11) Pide por la divinización de los hombres y que vivan en unidad. 12)Ruega también que los guarde de los males del mundo y para que no se pierdan del Maligno. 13) Aparece la libertad de la respuesta de los elegidos, con el peligro de la condenación. 14) La oración es una expresión de la “perfecta alegría” por la presencia de la Trinidad. 15) Es una súplica por la santificación de los hombres en la verdad de la Palabra de Dios. 16) Su misión ha consistido en revelar el amor del Padre dando a conocer su Nombre.          17) Pide también al Padre, la unidad de los hombres en una misma fe, como causa primera para la evangelización.               18) Anuncia la unidad de la humanidad como signo de la unidad de la Santísima Trinidad en un mismo amor. 19) Finalmente, intercede para que los hombres puedan contemplar el rostro divino en la gloria futura. 20) La oración de Jesús responde a la dinámica trinitaria en el mundo que nos plantea San Juan. Jesús está en el Padre y el Padre en Él; por eso había afirmado: “Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará; y vendremos a él y haremos morada en él” (Jn 14, 23). El “estar” un presente en el otro, es por el obrar del Espíritu Santo.

¿En qué se parece nuestra oración a la de Jesús? ¿Podríamos orar desde hoy teniendo como referencia este Evangelio? ¿Cómo puedo hacer mía la oración de Jesús?

Santo del día: San Agustín de Canterbury, obispo (+605)

Monje benedictino de Roma, que fue enviado por el papa san Gregorio Magno a Inglaterra, al frente de un grupo de 39 monjes, para predicar el evangelio a los anglos dado que el Papa conocía la generosidad y las virtudes de Agustín.

En Inglaterra gobernaba el rey Etelberto cuya esposa hoy veneramos como Santa Berta. Ellos recibieron a Agustín y sus monjes con una cariñosa hospitalidad y les pidieron que les enseñaran la religión católica. Tanto les agradó que pronto se hicieron bautizar y les regalaron su palacio real para que les sirviera de convento a los misioneros y les dieron un templo en Canterbury, para que allí enseñaran. Ese sitio es ahora la más famosa catedral de Inglaterra: la Catedral de Canterbury. El papa san Gregorio le aconsejó convertir las fiestas y templos paganos en celebraciones y templos cristianos; y le escribió: “Dios le ha concedido el don de hacer milagros, y le ha dejado el inmenso honor de convertir a muchísimos paganos al cristianismo, y de que las gentes lo quieran y lo estimen mucho. Pero cuidado, mi amigo, que esto no le vaya a producir orgullo.”

El rey dejó en libertad a los súbditos para que escogieran la religión que quisieran, pero les recomendó que se instruyeran en la religión de Jesucristo y tanto les agradaron a aquellas gentes las enseñanzas de Agustín y sus monjes, que en la Navidad del año 597 se hicieron bautizar 10.000 ingleses y entre los nuevos bautizados estaban los que ocupaban los cargos más importantes de la nación.

De ese modo infundió la fe cristiana en aquel pueblo respetando, en todo lo posible, sus tradiciones ancestrales. Es considerado uno de los más grandes evangelizadores, al lado de San Patricio de Irlanda y San Bonifacio en Alemania. Tiene el gran mérito de haber dirigido la evangelización de Inglaterra.

Consagrado obispo de Canterbury, organizó la Iglesia y creó varias sedes episcopales.

Oración: “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tu príncipe de la milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.”

Catequesis para menores de 12 años

  • Se proclama el evangelio y se ayuda a los niños a recomponer el relato, buscando los detalles.
  • Se explica desde las ideas centrales de la catequesis de adultos (el texto anterior).
  • Reflexionamos las palabras: “Padre santo, cuida en tu Nombre a aquellos que me diste, para que sean uno, como nosotros.”
  • En silencio meditamos con el corazón el significado de estas palabras y las compartimos.

Oración: Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes solo que me perdería. Hasta que alcance los brazos de Jesús, María y José.

 

  1. Cada uno de la familia dice una acción de gracias. Dios Padre, te damos gracias por

.

  1. Ahora, cada uno hace una petición. Dios misericordioso, te pedimos por

.

  1. Presentación de las ofrendas. En la Pascua, Jesús se ofrece como cordero sacrificado al Padre por nosotros. Ahora nosotros, unidos a Cristo, también podemos hacernos Eucaristía. En este momento, cada uno de la familia, dice cuál es la ofrenda que le presenta a Dios. Ejemplos: ayudar en casa, estudiar, rezar alguna oración, llamar a alguien para saludarlo, hacer un pequeño sacrificio, estar al servicio, etc..

 

  1. Oramos como Jesús nos enseñó: Padre nuestro…

 

  1. Nos damos la Paz del Señor, como gesto de amor.

 

  1. Oramos a nuestra Madre: Dios te salve María…

 

  1. Comunión espiritual: Creo, Jesús mío, que estás en el Santísimo Sacramento; te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. (breve silencio). Y ahora, como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de ti.

 

  1. Oremos: Dios misericordioso, concede a tu Iglesia, congregada por el Espíritu Santo, servirte siempre de todo corazón y permanecer unida en un mismo amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

Sagrada Familia de Nazaret: Ruega por nosotros.

 

  1. Los padres se bendicen entre ellos y bendicen a los hijos, haciendo una cruz en la frente. Nos hacemos la Señal de la cruz diciendo: + El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la Vida eterna. Amen.

 

Sugerencias:

1.Canto para Pentecostés: https://www.youtube.com/watch?v=HJ622tR3QnY

  1. En esta semana, seguir rezando el Rosario y el Regina Coeli.

Sobre el Autor

Familias Peregrinas

Familias Peregrinas

Desde Argentina, al servicio de las familias católicas para promover la oración familiar. Nuestras familias están llamadas a ser una verdadera Iglesia doméstica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.