fbpx
Espiritual

Oración persona y familiar Sábado 30 de mayo

oración personal Aleteia
Familias Peregrinas
Escrito por Familias Peregrinas

Logo fp

VII Semana de Pascua

Sábado 30 de mayo de 2020

 

 

  1. + Señal de la cruz

 

  1. Ven, Espíritu Santo. Aleja de nosotros al enemigo, danos pronto la paz, sé nuestro director y nuestro guía, para que evitemos todo mal.

Por ti conozcamos al Padre, al Hijo revélanos también; Creamos en ti, su Espíritu, por los siglos de los siglos. Amén

 

 

  1. En presencia de Dios, pedimos perdón:
  • Tú que resucitaste por obra del Espíritu Santo: Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.
  • Tú que nos enviaste el Espíritu vivificador: Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad.
  • Tú que nos devolverás la vida gracias al Espíritu: Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.

 

  1. Proclamamos el evangelio de Jesucristo según san Juan 21, 20-25

Catequesis para mayores de 12 años

Con las lecturas de hoy concluye el recorrido de la Palabra que nos ha iluminado durante este Tiempo pascual. El libro de los Hechos de los Apóstoles finaliza con el relato de Pablo en Roma y el Evangelio de Juan, en su capítulo 21, con un testimonio personal del “discípulo amado” sobre Jesús, la Palabra hecha carne y que habita en nosotros.

Terminados los 50 días desde la Pascua de Resurrección, nos preparamos e invocamos al Espíritu de Amor del Padre y del Hijo para que renueve nuestras almas.

Este Espíritu Santo de Pentecostés desciende al cenáculo de los Apóstoles, junto a María, y nos trae la donación gratuita e inmerecida de sus siente “dones” sobrenaturales que son infundidos por Dios en las potencias del alma. Los dones del Espíritu Santo los encontramos en el libro del profeta Isaías. Los cuatro primeros movilizan la inteligencia y los otros tres, movilizan la voluntad.

  1. Sabiduría: Don por el cual juzgamos rectamente acerca de Dios y de las cosas divinas. Por estar unido a la caridad le otorga un cierto sabor de Dios y experimenta el gozo de su amistad. Es el único don que se dirige directamente a Dios.
  2. Entendimiento: Don por el que podemos comprender las verdades de fe reveladas por Dios y secundariamente las verdades del orden natural, por su relación con las de fe.
  3. Ciencia: Don que nos ayuda a entender las cosas creadas pero en orden a su fin último. Es similar a la sabiduría pero realiza un camino inverso ya que va de las creaturas al creador.
  4. Consejo: Don que mueve al alma para que juzgue correctamente en casos particulares y concretos, que discierna lo que se debe hacer en orden al fin último sobrenatural. Se diferencia de la prudencia en que no es un acto humano de la razón iluminada por la fe, sino una moción del Espíritu Santo.
  5. Fortaleza: Don del Espíritu que robustece el alma para practicar toda clase de virtudes heroicas que permiten hacer y sufrir cosas extraordinarias, realizar acciones difíciles, etc.
  6. Temor de Dios: Santo Tomas lo llama “temor filial” porque es propio de los hijos temer la pérdida y separación de su Padre. Se funda en la caridad y reverencia a Dios como Padre y nos impulsa a servirlo. Es el principio de la sabiduría.
  7. Piedad: Don que nos mueve hacia un “afecto filial” a Dios Padre y un amor fraterno a los hombres, hermanos de Cristo. Este don nos impulsa a ofrecer un culto espiritual a Dios.

Los siete dones del Espíritu Santo son el viento que sopla y nos impulsa para navegar en la vida. A la vez, cuenta con el ejercicio de nuestras virtudes para remar en la barca, en medio de los distintos y difíciles mares que atravesamos.

Santa del día: santa Juana de Arco

Santa Juana de Arco nació en 1412 en Domrémy (actual Francia). Nunca aprendió a leer y escribir, pero recibía con frecuencia los sacramentos, atendía a los enfermos y era bondadosa con los peregrinos. En el pueblo todos la querían. Siempre se sintió orgullosa de su virginidad consagrada.

Por ese entonces Inglaterra invadió Francia. Las ciudades cayeron una tras otra y Carlos VII, o el “Delfín” francés, consideraba que todo estaba perdido. Santa Juana a sus catorce años empieza a tener experiencias místicas y se le aparecen y le hablan San Miguel Arcángel, Santa Catalina y Santa Margarita. Se le encomendó salvar Francia y fue enviada a hablar con Carlos VII para cumplir con esa misión. Más adelante santa Juana partió con una expedición para salvar la ciudad de Orleáns portando un estandarte con los nombres de Jesús y de María y una imagen del Padre Eterno. La espiritualidad de Juana es profundamente cristocéntrica y mariana.

Después de arduos enfrentamientos, la ciudad fue recuperada y posteriormente se realizó la coronación de Carlos VII. Así Santa Juana terminó la misión que se le había confiado y su carrera de triunfos militares. Su espada jamás se tiñó de sangre y durante las batallas se mantuvo orando.

Ella siguió luchando pero sin victorias, tuvo problemas en la realeza y fue apresada en el campo de batalla por los borgoñones, quienes la vendieron a los ingleses. Es acusada de hechicería y herejía y después de un juicio donde no tuvo defensa, se determinó que sus revelaciones habían sido diabólicas. Los teólogos de la Universidad de París la acusaron en términos violentos, llenos de mentiras y calumnias. Santa Juana fue entregada al ámbito secular como hereje renegada y llevada a la plaza del mercado de Rouen, donde fue quemada viva, mientras gritaba el nombre de Jesús con sus ojos fijos en una cruz. Partió a la Casa del Padre el 30 de mayo de 1431 con 19 años de edad. El Papa Calixto III “rehabilitó” y fue canonizada por Benedicto XV en 1920.

La separación de los reinos de Francia e Inglaterra preservó a Francia del cisma de Enrique VIII, junto con su iglesia anglicana, que se produjo tiempo después.

Benedicto XVI dijo sobre santa Juana de Arco: “Esta santa francesa, citada varias veces en el Catecismo de la Iglesia católica, es particularmente cercana a santa Catalina de Siena, patrona de Italia y de Europa. En efecto, son dos mujeres jóvenes del pueblo, laicas y consagradas en la virginidad; dos místicas comprometidas, no en el claustro, sino en medio de las realidades más dramáticas de la Iglesia y del mundo de su tiempo. Quizás son las figuras más características de las «mujeres fuertes» que, a finales de la Edad Media, llevaron sin miedo la gran luz del Evangelio a las complejas vicisitudes de la historia. (…)

Uno de los textos más conocidos sobre ella: «Interrogada si sabía que estaba en gracia de Dios, responde: si no lo estoy, que Dios me quiera poner en ella; si lo estoy, que Dios me quiera conservar en ella». Nuestra santa vive la oración en la forma de un diálogo continuo con el Señor. Con su luminoso testimonio, santa Juana de Arco nos invita a una medida alta de la vida cristiana: hacer de la oración el hilo conductor de nuestras jornadas; tener plena confianza al cumplir la voluntad de Dios, cualquiera que sea; vivir la caridad sin favoritismos, sin límites y sacando, como ella, del amor a Jesús un profundo amor a la Iglesia. Jesús siempre ocupa el primer lugar en su vida, según su hermosa expresión: «Nuestro Señor debe ser el primer servido».”

Oración: “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tu príncipe de la milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.”

 

San Fernando III, Rey de Castilla y de León

Santo seglar, que «no conoció el vicio ni el ocio», Fernando III -el más grande de los reyes de Castilla, dice Menéndez y Pelayo- nació en 1198; fue hijo de don Alfonso IX, rey de León, y primo de san Luis IX, rey de Francia. Guerreó con los moros, que ocupaban gran parte de España, unió las coronas de Castilla y de León, y conquistó los reinos de Úbeda, Córdoba, Murcia, Jaén, Cádiz y Sevilla.

En sus dilatadas campañas, triunfó siempre en todas las batallas. No buscó su propia gloria ni el acrecentamiento de sus dominios. Para él el reino verdadero era el reino de Dios. Pedía a diario el aumento de la fe católica y elevaba sus plegarias a la Virgen, de quien se llamaba siervo. Caballero de Cristo, Jesús le había otorgado la gracia de los éxtasis y las apariciones divinas. Amaba a sus vasallos y procuraba no agravar los tributos, a pesar de las exigencias de la guerra. A este respecto era conocido su dicho: «Más temo las maldiciones de una viejecita pobre de mi reino que a todos los moros del África». Llevaba siempre consigo una imagen de nuestra Señora, a la que entronizó en Sevilla y en múltiples lugares de Andalucía, a fin de que ésta fuera llamada tierra de María Santísima.

La muerte del rey san Fernando constituye un ejemplo de fe y humildad. Abandonó el lecho y, postrándose en tierra, sobre un montón de cenizas, recibió los últimos sacramentos. Llamó a la reina y a sus hijos, y se despidió de ellos después de haberles dado sabios consejos.

Volviéndose a los que se hallaban presentes, les pidió que lo perdonasen por alguna involuntaria ofensa. Y, alzando hacia el cielo la vela encendida que sostenía en las manos, la reverenció como símbolo del Espíritu Santo. Pidió luego a los clérigos que cantasen el Te Deum, y así murió, el 30 de mayo de 1252. Había reinado treinta y cinco años en Castilla y veinte en León, siendo afortunado en la guerra, moderado en la paz, piadoso con Dios y liberal con los hombres, como afirman las crónicas de él. Su nombre significa «bravo en la paz».

Guerrero, poeta y músico, compuso cantigas, una de ellas dedicada a nuestra Señor. Se destacó por su honestidad y la pureza de sus costumbres.

Fernando III fue canonizado por el papa Clemente X en el año 1671. Lo sucedió en el trono su hijo mayor, Alfonso X, que la historia conoce con el nombre de Alfonso el Sabio.

Catequesis para menores de 12 años

  • Se proclama el evangelio y se ayuda a los niños a recomponer el relato, buscando los detalles.
  • Se explica desde las ideas centrales de la catequesis de adultos (el texto anterior).
  • Reflexionamos las palabras: Este mismo discípulo es el que da testimonio de estas cosas y el que las ha escrito, y sabemos que su testimonio es verdadero.
  • En silencio meditamos con el corazón el significado de estas palabras y las compartimos.

Oración: Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes solo que me perdería. Hasta que alcance los brazos de Jesús, María y José.

 

  1. Cada uno de la familia dice una acción de gracias. Dios Padre, te damos gracias por

.

  1. Ahora, cada uno hace una petición. Dios misericordioso, te pedimos por

.

  1. Presentación de las ofrendas. En la Pascua, Jesús se ofrece como cordero sacrificado al Padre por nosotros. Ahora nosotros, unidos a Cristo, también podemos hacernos Eucaristía. En este momento, cada uno de la familia, dice cuál es la ofrenda que le presenta a Dios. Ejemplos: ayudar en casa, estudiar, rezar alguna oración, llamar a alguien para saludarlo, hacer un pequeño sacrificio, estar al servicio, etc..

 

  1. Oramos como Jesús nos enseñó: Padre nuestro…

 

  1. Nos damos la Paz del Señor, como gesto de amor.

 

  1. Oramos a nuestra Madre: Dios te salve María…

 

  1. Comunión espiritual: Creo, Jesús mío, que estás en el Santísimo Sacramento; te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. (breve silencio). Y ahora, como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de ti.

 

  1. Oremos: Dios todopoderoso, concédenos conservar en nuestra vida y costumbres el espíritu de las fiestas pascuales que estamos concluyendo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

 

Sagrada Familia de Nazaret: Ruega por nosotros.

 

  1. Los padres se bendicen entre ellos y bendicen a los hijos, haciendo una cruz en la frente. Nos hacemos la Señal de la cruz diciendo: + El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la Vida eterna. Amen.

 

Sugerencias:

  1. Ver el excelente documental (gratis sólo por hoy):

                 La pasión de santa Juana de Arco

https://www.eukmamie.org/es/especiales/juana-de-arco

  1. Catequesis completa de Benedicto XVI

http://www.vatican.va/content/benedict-xvi/es/audiences/2011/documents/hf_ben-xvi_aud_20110126.html

  1. Especial de Santa Juana

https://www.aciprensa.com/recursos/santa-juana-de-arco-4723

  1. Escuchar: Ven Espíritu Creador

https://www.youtube.com/watch?v=OZrSSKalFGw

https://www.youtube.com/watch?v=8kQ6v6s-DAI

https://www.youtube.com/results?search_query=ven+espiritu+santo+hermana+glenda

 

Sobre el Autor

Familias Peregrinas

Familias Peregrinas

Desde Argentina, al servicio de las familias católicas para promover la oración familiar. Nuestras familias están llamadas a ser una verdadera Iglesia doméstica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.