Pop – El sacerdote

2010130 min, ,

El día 22 de agosto, la presentación de la película “El Sacerdote”, del director Vladimir Hotinenko, continuó con la serie de películas del ciclo “Celestial y terrenal” (“Nebesnoe y zemnoe”), del Centro de Ciencia y Cultura de Rusia en Santiago, Chile. Por la iniciativa del padre Dusan Mijailovich, el rector de la Iglesia de la Santísima Trinidad y del ícono de la Santísima Virgen de Kazán y la parroquia de San Nicolás de Serbia, la mostraron en el salón parroquial de la iglesia ortodoxa de la Santísima Virgen María del Patriarcado de Antioquia.

La película, cuyos acontecimientos se están desarrollando en el territorio ocupado de la parte europea de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, narra aspectos sobre la vida y trabajo del sacerdote ortodoxo en un pueblo cerca de Pskov, presentó al público Ekaterina Gutkina, la empleada del Centro Cultural de Rusia.

En circunstancias de la guerra, el padre Alejandro, cuyo papel está brillantemente interpretado por Sergey Makovetskiy, ejerce sus funciones sacerdotales. Ante de la audiencia se desarrolla la historia dramática, en la cual se cruzan y se rompen los destinos del sacerdote, de su esposa, de un oficial alemán, de un soldado ruso, de una joven judía ortodoxa, de unos policías locales al servicio de la Wehrmacht y de sus compatriotas del movimiento de resistencia.

Después de la presentación de la película, que a muchos les provocó lágrimas, padre Dusan respondió a las preguntas de la audiencia. Al público Chileno más que todo, les interesó la opinión de la Iglesia ortodoxa, sobre la lucha del pueblo en la guerra de la liberación y si los soldados pueden ser bendecidos por la Iglesia de llevar y usar armas. Este tema abrió una discusión sobre el lugar del patriotismo en la vida de un cristiano ortodoxo. Algunos de los espectadores chilenos comentaron que para ellos los latinos, que en su historia no había un conflicto militar de proporciones tan grandes, como pasó en Europa en el siglo pasado, era muy inusual que los inmigrantes rusos cada año en el día de la Victoria recuerden con tantas emociones los acontecimientos militares que sucedieron hace más de setenta años. La presentación de la película, traducida al español, les ayudó a entender cómo esos terribles acontecimientos afectaron la vida de todo un país y de cada familia Soviética, y por qué hoy no pierde su relevancia e importancia para los pueblos de la antigua Unión Soviética. Traducido por Elena Kakorina

Disponible en:

Sea el primero en hacer una reseña “Pop – El sacerdote”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todavía no hay reseñas