Enrique compra un televisor en color solo para satisfacer un placer personal largamente postergado pero, a partir de ese momento, se obsesiona con él de tal manera que finalmente es incapaz de diferenciar la realidad de la ficción.

Disponible en:

Showing the single result