Actualidad

«The Society» de Netflix promueve la agenda globalista

The Society
Aníbal Palomino
Escrito por Aníbal Palomino

De nuevo Netflix apuesta a la fórmula de series adolescentes y ciencia ficción para gestar paradigmas sociales.

Las series de drama juvenil siempre serán un éxito, lo han sido desde antes de «Beverly Hills 90210» y lo serán después de «Stranger things«, y más aún si crean el exitosísimo coctel entre ficción y drama como lo es ‘The Society’, la nueva serie de Netflix.

Esta serie, que es una versión contemporánea de ‘El Señor de las moscas’, se desarrolla en West Ham, una población de Nueva Inglaterra, en la Costa Este de los Estados Unidos, y relata la historia de unos adolescentes que luego de volver de un viaje escolar encuentran que ya no viven ni adultos ni niños en su población.

Al principio, euforia y descontrol al mejor estilo de Homero Simpson, cuando en uno de los especiales de Halloween encuentra a Springfield desolado y una de sus principales ocurrencias es bailar desnudo con música estridente en la iglesia del Reverendo Alegría. En «The Society«, los chicos de West Ham hacen algo parecido, aunque –a diferencia de Homero– tan solo se embriagan y consumen drogas al ritmo de la música en la iglesia luterana de su condado.

Posteriormente vienen el drama, la reflexión y la lucha de poderes, con los cuales salen a relucir y parecen prevalecer los valores e intereses de las sociedades humanas de marras… Aunque, obviamente, se nota cómo todo ello es aprovechado para exaltar las palabras o tendencias globalistas de moda, como: feminismo, inclusión, impulso de la agenda homosexual, sexo descontrolado, masturbación, burla a los valores cristianos, promoción del aborto y el socialismo, entre otras.

Relacionados  Llegó la hora de regionalizar el salario mínimo

Al mismo tiempo, el sexo masculino es mostrado como el terrorífico pilar del ‘hetéreopatriarcado’ que tanto critican las feministas de hoy, asociándolo a la leyenda negra y mentirosa en contra de la derecha, en este caso los varones que se oponen a las ideas socialistas, como regalar casas al mejor estilo chavista. A estos jóvenes del sexo masculino se les retrata como violentos, bárbaros e inhumanos, e incluso se muestra que se les controla y satisface ofreciéndoles sexo.

Al mismo tiempo, las mujeres son presentadas como la parte equilibrada y coherente de la nueva sociedad en West Ham, a pesar de que varias de ellas no quieran tener un compromiso ni siquiera sentimental. Las féminas, a través de sus reflexiones y posturas de ‘avanzada’, serán las supuestas redentoras que ‘sacarán’ adelante el nuevo paradigma de sociedad que se debe construir, dejando en evidencia el supuesto anacronismo de los hombres que abogan por ideas como la autoridad o el respecto a la propiedad privada.

«The Society» se ha vendido como una serie presuntamente social, que refleja supuestas realidades sociales contemporáneas como los reclamos totalitarios del papel de la mujer en el mundo actual, el pulso entre corrientes políticas, el drama de la violencia intrafamiliar y el supuesto régimen del hetéreopatriarcado, es decir, machismo ultraconservador, el prematuro despertar de las relaciones sexuales entre adolescentes y, claro, no podía faltar, la «identidad sexual».

Esta serie quiere jugársela con una apuesta por la inclusión de las minorías en el desarrollo de la trama. No obstante, lo que los productores y el director hacen, no es nada que no se haya hecho antes en el mundo del cine o la televisión; esto lo han hecho en muchas otras producciones, pero sin creerse los nuevos forjadores de la civilización con su ‘nueva’ serie de argumentación reencauchada y tendenciosa.

Relacionados  Este 21-N hagamos la Oración Patria por nuestros policías

Sobre el Autor

Aníbal Palomino

Aníbal Palomino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.