Actualidad Fe Iglesia

Strickland: “El Vaticano castiga a Viganò, pero ignora sus graves denuncias”

Strickland: “El Vaticano castiga a Viganò, pero ignora sus graves denuncias”

Mientras Viganò es excomulgado rápidamente, McCarrick permanece incólume a pesar de años de crímenes.

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida, te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

La excomunión del arzobispo y ex Nuncio en los Estados Unidos, Carlo María Viganò, ha suscitado diversas reacciones. LifeSite recoge, en esta ocasión, la del Obispo Joseph Strickland, quien llama la atención sobre un posible doble rasero con el que se atienden las cuestiones disciplinarias y se procede a resolver y a sancionarlas.

El depuesto obispo de la Diócesis de Tyler, Texas, Joseph Strickland, publicó dos mensajes en su cuenta de X en los que manifiesta su asombro ante la rapidez con la que se procedió a la excomunión de Viganò, mientras que otros, como Theodore McCarrick, permanecen en la Iglesia sin una sanción proporcional a pesar de los años de graves crímenes cometidos.

Strickland señala que, en lugar de abordar las graves preguntas y acusaciones planteadas por Viganò, éste ha sido sumariamente removido de la Iglesia, en lo que daría a entender que se trata de un intento por silenciarlo. Mientras tanto, McCarrick, y otros que han promovido una actitud de ignorar o querer cambiar las enseñanzas perennes de la Iglesia, aún tienen voz dentro de ella y son abierta y explícitamente apoyados.

El obispo, citando a San Pío V, recuerda que el esplendor de la Santa Sede radica en su fidelidad a Cristo. No lo puede haber sin esa fidelidad, y el único valor del esplendor mundano es que apunte a Dios.

Viganò fue excomulgado “Latae sententiae”, es decir, mediante pena impuesta automáticamente, al cuestionar a Francisco y a otros altos funcionarios del Vaticano por encubrir los abusos sexuales y la corrupción. Aunque estas graves acusaciones proferidas en 2018 conmocionaron a muchos, fueron completamente ignoradas, cuando no descartadas, por el Vaticano.

Mientras tanto, McCarrick sólo fue despojado del estado clerical en 2019, muchos años después de que salieran a la luz pública sus abusos. Y otros como el Cardenal Marx, quien ha impulsado la bendición de parejas homosexuales, renunció recientemente, pero sigue siendo un clérigo –paradójicamente– en plena “comunión”.

Esta disparidad en el trato a unos y a otros envía una fuerte señal, según Strickland, de que al Vaticano le interesa más acallar las voces incómodas que impartir justicia a quienes han causado tanto daño a la Iglesia.

El obispo texano concluye citando a San Pío V, para recordar que el verdadero esplendor de la Santa Sede radica en la fidelidad a Jesucristo, no en las apariencias mundanas. De lo contrario, se pierde la orientación correcta.

Strickland ha sido una de las pocas voces en el episcopado estadounidense que constantemente ha denunciado los escándalos de abusos sexuales y corrupción, y ha defendido la ortodoxia católica frente a los intentos de cambiar la doctrina y la moral.

Su valiente testimonio resuena como un grito que clama justicia en medio del “silencio cómplice de muchos”, según sus propias palabras. Ojalá ese grito sea finalmente escuchado.

Fuente: Bishop Strickland: The Vatican is more interested in silencing Viganò than addressing his allegations – LifeSite

Para apoyar el trabajo de R+F puedes hacer un aporte único o periódico con cualquier tarjeta débito o crédito:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.