fbpx
Actualidad

¿Quién ganó el debate de candidatos demócratas en Nevada?

En el debate de los candidatos Demócratas el Miercoles 19 de Febrero en Nevada fue un campo de batalla en el que Mike Bloomberg se convirtió en una piñata, y Elizabeth Warren resucitó su lado luchador.

Los candidatos demócratas formaron un pelotón de fusilamiento circular el miércoles por la noche, con flechas volando en todas las direcciones y peleas entre los candidatos sobre diversos asuntos, desde la política de atención médica hasta comentarios obscenos sobre las mujeres.

A continuación un breve análisis del desempeño de cada uno de los candidatos anoche:

Bernie Sanders:

Sanders entró en el debate como el favorito para la nominación, en Nevada y a nivel nacional, y nada en el debate lo dejó fuera de combate. Bloomberg contraatacó, Pete Buttigieg lanzó críticas (y un algo de elogios), mientras Joe Biden y Amy Klobuchar dejaron constancia de su voto en contra de un proyecto de ley de inmigración de 2007.

El debate le dio a Sanders el espacio para expresar su indignación contra una sociedad económicamente desigual. 

Pasó gran parte del debate atacando a Bloomberg, llamándolo repetidamente parte de una élite gobernante que ha manipulado a Washington para establecer políticas que beneficien a personas como él personalmente. 

Aludió a un “sistema político corrupto comprado por multimillonarios como el Sr. Bloomberg” y dijo que es inmoral que “Mike Bloomberg posea más riqueza que los 125 millones de estadounidenses” cuando muchos de ellos están sufriendo.

Elizabeth Warren

Warren, senadora de Massachusetts, prescindió del personaje unificador y revivió a la ardiente guerrera progresista que refleja mejor su identidad. 

Se enfureció con Bloomberg por comentarios sexistas del pasado y acuerdos de confidencialidad con mujeres, y declaró: “Estados Unidos corre un gran riesgo si solo sustituimos a un arrogante multimillonario por otro”.

También se enfrentó a Biden, Buttigieg y Klobuchar: “Los corazones de Amy y Joe están en el lugar correcto, pero no podemos estar tan deseosos de que Mitch McConnell nos guste, al punto que olvidemos como vencer a los republicanos. El alcalde Pete ha estado recibiendo dinero de grandes donantes y cambia sus posiciones. Por lo tanto, no queda claro qué representa”.

Warren necesitaba desesperadamente un impulso después de malos resultados en los primeros estados, y tuvo una de las actuaciones más contundentes y luchadoras hasta el momento. Presentó propuestas agresivas para cerrar la brecha racial en cuanto a los ingresos, promulgar su impuesto sobre la riqueza de 2 centavos sobre activos por encima de $ 50 millones y brindar justicia ambiental. ¿Una prueba de su éxito? La campaña informó en medio del debate que en esa hora había tenido el mayor pico de recaudación de fondos hasta la fecha.

Joe Biden

El ex vicepresidente sigue buscando apoyo a nivel nacional después de sus malas presentaciones en Iowa y New Hampshire, intentando corregir el rumbo con una actuación animada.

Atacó a Bloomberg repetidamente, en especial por sus críticas a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, después de que fuera aprobada:

“Mike lo calificó como una desgracia”, dijo Biden. Saltó en varias ocasiones para recordarle a los votantes que él es “el único” que realmente ha tratado con líderes extranjeros. Se enfrentó a un manifestante que gritaba al final del debate, y usó su declaración final para perseguir a Sanders por votar en contra de un proyecto de ley de 2007 que habría creado un camino hacia la ciudadanía para personas ilegales en los Estados Unidos.

Sin embargo no quedó claro si Biden hizo lo que tenía que hacer para alterar la trayectoria descendente en las encuestas. Obtuvo el segundo menor tiempo hablado después de Bloomberg.

Pette Buttigieg

Buttigieg enfrenta una nueva prueba en un estado más diverso después de fuertes exhibiciones en Iowa y New Hampshire, instó a los estadounidenses a no permitir que Sanders y Bloomberg se conviertan en las únicas dos opciones, diciendo que el senador quiere “quemar este partido” y el multimillonario quiere “compra este partido”.

También criticó a Sanders por el costo gigantesco de su plan de atención médica, así como persiguió a Klobuchar, quien le diputa el apoyo de los electores moderados (aunque sigue estando muy por debajo de él) y la criticó por votar a favor demuchos de los jueces nominados por Trump, así como por su jefe de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan. 

Su respuesta fue breve: “Desearía que todos fueran tan perfectos como tú, Pete”.

En su declaración final, Buttigieg, el ex alcalde de South Bend, Indiana, resaltó su mensaje de unir a los Estados Unidos: “No podemos permitirnos alienar a la mitad del país. Debemos avanzar hacia el futuro”.

Amy Klobuchar

Klobuchar, senadora de Minnesota, impresionó en el debate de New Hampshire y terminó en un tercer puesto en las primarias, mucho mejor de lo esperado. 

Pero Nevada es a otro precio: una prueba de su capacidad para atraer a un electorado más diverso.

Klobuchar hizo énfasis en ser pragmática y ejecutora, pero queda por ver si ella hizo algo para aumentar su escaso apoyo entre los votantes latinos y negros.

Sus momentos más intensos llegaron cuando respondió los ataques de Buttigieg. “No has estado en la arena haciendo ese trabajo. Haz memorizado un montón de puntos de debate y un montón de cosas”, le dijo.

Mike Bloomberg

Este debate no solo fue la primera vez de Bloomberg en un debate presidencial; sino que además fue momento crucial de su campaña, cuyo balance no fue el más satisfactorio.

No se veía preparado, más bien bastante improvisado. Y fue atacado duramente por todos los demás candidatos.

El presentador y analista Tony Katz de Fox & Friends dijo:

“Le costará a Bloomberg $200 millones de dólares en publicidad hacer que la gente olvide esta presentación tan ‘terrible”.

Y añadió: “Michael Bloomberg no estaba suficientemente preparado y los asesores que le permitieron subir al escenario deberían ser despedidos”, dijo Katz al anfitrión Steve Doocy.

“Ni siquiera estaba dispuesto a defenderse en absoluto”, dijo Katz y añadió: “No estaba completamente listo. No estaba listo para lo que Elizabeth Warren le tenía preparado e hizo todo el trabajo en este debate, respirándole a Bloomberg en el cuello todo el tiempo”.

Aunque la favorabilidad de Bloomberg ha subido en las encuestas, lo que le permitió entrar en el debate, cualquier preparación que tuviera para el debate fue liquidada cuando sus compañeros candidatos literalmente se turnaron para tumbarlo.

La candidata Elizabeth Warren no perdió la oportunidad para darle golpes bajos durante el debate.

Entre otros le dijo a Bloomberg: “Me gustaría decir contra quién competimos”, dijo de pie justo al lado de Bloomberg en el escenario de Las Vegas: “Un multimillonario que llama a las mujeres gordas y lesbianas con cara de caballo, y no, no estoy hablando de Donald Trump , estoy hablando del alcalde Bloomberg”.

Warren no contenta con lo anterior, agregó lo siguiente: agregó: “No vamos a ganar si tenemos un nominado que tenga un historial de ocultar sus declaraciones de impuestos , de acosar a las mujeres y de apoyar políticas racistas como hacer líneas rojas [en los barrios de minorías raciales] y [ordenr a la policía] parar y registrar [a hispanos y negros]”. 

Bloomberg negó rotundamente apoyar la línea roja o negar sistemáticamente servicios públicos para ciertos vecindarios, en su época de alcalde de Nueva York.

Trump no se olvidó de su Twitter

Más tarde, el Presidente Trump recurrió a Twitter y escribió: “El desempeño de esta noche de Mini Mike Bloomberg fue quizás el peor en la historia de los debates, y ha habido algunos realmente malos. Estaba tropezando, torpe y demasiado incompetente. Si esto no lo deja fuera de la competencia, nada lo hará. ¡No es tan fácil hacer lo que hice! “

Sin embargo, Katz dice que los claros favoritos serán Bernie Sanders y Mike Bloomberg, a pesar de lo mal que le fue en el debate de anoche, porque Bloomberg tiene suficiente dinero para volver a subir.

Y concluyó Katz: “Cuando tienes más de mil millones de dólares para gastar, puedes tener un segundo acto, un tercer acto, un cuarto acto, un décimo acto, todo”.

Sobre el Autor

Ximena Sanz de Santamaría

Ximena Sanz de Santamaría

Ximena Sanz de Santamaría, abogada y analista política internacional con MBA de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, España y estudios en Management en USA. Comprometida con la defensa de los valores cristianos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.