fbpx
Actualidad Análisis

Ni legal, ni libre, ni seguro (parte 4)

Anciano triste
Escrito por Redacción R+F

Las pro aborto balbucean sobre la ‘opresión masculina’, pero no saben sustentar sus falsedades más que con palabras vacías que suenan bonitas.

Cuarta parte del artículo elaborado por activistas del colectivo ciudadano Salvemos las 2 Vidas Bolivia, en respuesta a Aborto libre y seguro para Bolivia, artículo de María Alejandra Barja publicado en el diario Opinión.

Parte 4: Patriarcado no, desigualdad ante la ley sí

Por: Andrés Yra Paz, estudiante de Relaciones Internacionales.

 «Llevamos siglos luchando por tener autonomía sobre nuestros cuerpos, es decir, sobre nuestras vidas».

Sería bueno que la autora del artículo especifique en qué ámbito las mujeres no tienen autonomía sobre sus cuerpos. Ojo: ¡sus cuerpos, no los cuerpos de otros seres humanos! Porque si dice que no tienen autonomía sobre sus cuerpos, estaríamos hablando de que hay todo un complejo sistema creado –quién sabe cuándo– para someter a la mujer a la voluntad y entretenimiento del hombre.

En este sentido, la esclavitud formaría parte de ese sistema contra el cual la autora alega que las feministas llevan años luchando. Sentido común, querido lector. Al parecer, la señorita que lleva siglos luchando por la autonomía de sus cuerpos, no se ha enterado de que hay mujeres que barren las calles de las principales ciudades de Bolivia a altas horas de la noche, por decisión propia y para ganarse el sustento de cada día.

Me imagino que el ‘patriarcado’ obliga a estas mujeres a tener que usar su cuerpo en beneficio del patrón, y dedicarse a ello sacrificando horas de merecidísimo descanso, y ahorrándose preocupaciones sobre la integridad física de sus hijos, que podrían estar a merced de quien sabe quién.

«Desde que nace, toda mujer es bombardeada con imágenes, enseñanzas, cuentos, leyendas, religiones, canciones, películas y todo tipo de símbolos que le graban en lo más profundo de su sexo, que ella primero será virgen, luego será esposa de un hombre, luego tendrá a sus hijas e hijos».

Nótese lo siguiente de esta parte: en ningún momento del ‘bombardeo’ (¿Cuál bombardeo?) cuando se es un niño, hasta su juventud, se toma en cuenta al hombre, y esto no es casualidad. El movimiento feminista se llena la boca con la ‘opresión’, pero aquí hace exactamente lo mismo. ¿Será que un hombre no pasa por lo mismo, siendo niño o ya un joven? ¿Por qué invisibilizar al hombre? ¿Acaso él no es ‘bombardeado’ de igual manera? Y ¿por qué hacer ver a la virginidad como un defecto? ¿Acaso es negativo tanto para el hombre como para la mujer ser vírgenes?

Barrendera

Al movimiento pro aborto no le preocupan las trabajadoras.

«En las primeras señales de civilización, acordes con la creación del patriarcado, empezó a crecer la apropiación y acumulación de bienes, ya sean alimentos, territorios o cuerpos».

¿Creación del patriarcado? ¿Ese ente que “domina a la mujer y la oprime hasta más no poder, cual naranja que se le saca hasta la última gota de jugo”? Si realmente existe ese ‘sistema de dominación’, ¿cómo se explica entonces que la edad mínima de jubilación para un hombre en Bolivia es de 58 años?, mientras que la mujer tiene el privilegio de poder jubilarse más antes que el hombre, y el comienzo de su jubilación se adelanta en virtud de cuántos hijos tenga (3 como máximo).

En pocas palabras, el hombre, haga lo que haga, solo podrá jubilarse a los 58 años de edad, mientras que la mujer lo hará a la misma edad, pero si tiene hijos (sean estos 1, 2 o 3), podría llegar jubilarse a los 55 años, como lo establece el artículo 78, en la sección III de la Ley de Pensiones.

Fíjense lo curioso que resulta esto, ya que las feministas nos hablan de un ‘sistema de dominación masculina’ en el que incluso con la Ley de Pensiones no hay igualdad ante la ley. Esto significa que la mujer no solo tiene las mismas condiciones que el varón, sino que llega a tener privilegios con base en la ley que hemos mencionado, por encima del hombre; entonces ¿de qué patriarcado hablan?


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.