fbpx
Actualidad

Izquierda radical, con arzobispo a la cabeza, intentan comprometer políticamente al Papa Francisco

Avatar
Escrito por Redacción R+F

Imagen principal: Montaje sobre ilustración de JORGE RESTREPO-SEMANA

A través de una carta dirigida al Papa el pasado 9 de septiembre, los 530 líderes de izquierda más representativos del país, entre los que se encuentra el Arzobispo de Cali Darío de Jesús Monsalve,  denuncian la falta de «diálogo» del gobierno Duque con la oposición, la «subversión vigente» y con las fuerzas populares sociales y étnicas.

Con el fin de llenar ese supuesto vacío dejado por el gobierno, los firmantes del Movimiento Defendamos la Paz piden al Papa  convertirse en un garante del pacto entre Santos y las FARC, asumiendo una labor de verificación de su cumplimiento y de la protección a sus líderes.

Tal encargo tendría un innegable componente político, al consistir en evaluar permanentemente la gestión del gobierno  a partir del «diálogo» con organizaciones sociales, más cercanas a los intereses de la izquierda revolucionaria, que a los intereses de los colombianos en general.

En otras palabras, terminaría convirtiendo a la Iglesia en una caja de resonancia de los llamados «líderes de la paz», que no son más que simpatizantes del marxismo armado y desarmado, y quienes aspirar a imponer, ya sea por las armas, el miedo o la manipulación, un régimen político anticristiano.

También le piden al Papa su intervención para reactivar la mesa de negociaciones con el ELN, y de forma más velada  hacen referencia a la crisis  generada por Venezuela,  pidiendo «relaciones pacíficas con todos los países de la región«,  lo cual suena como una crítica  a la activación del tratado de defensa (TIAR) por la OEA, para hacer frente a las constantes provocaciones del régimen dictatorial de Maduro.

¿Alianza política Cepeda – Monsalve?

La carta del Movimiento por la Paz se estructura sobre las ideas básicas que el Arzobispo de Cali ya había planteado en su carta pastoral de septiembre,  publicada en el periódico arquidiocesano La Voz Católica,  el cual pedía un «nuevo proceso,  más desde la población  y los territorios … que supere el no diálogo oficial«, así como una mesa para los «antagonistas» entre Colombia y Venezuela.

En su Pastoral titulada «Voto que impulsa paz»,  Monseñor Monsalve pide evaluar a los candidatos en las elecciones locales de octubre a partir de su «trayectoria» en temas de paz, y dice que espera que haya una «votación masiva» que «separe del poder»  a los corruptos que «quieren la continuidad de la confrontación armada y asaltan el presupuesto de la nación».

Expresiones que parecen más propias de un político de izquierda como Gustavo Petro o Iván Cepeda, que de un pastor católico que ofrece una orientación evangélica a sus feligreses.

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment

  • No creo en ninguno de ellos, eso ya estaba arreglado, en cuanto al papa Francisco, tampoco me inspira confianza sin dejar de ser catolico.