fbpx
Actualidad Análisis Fe Iglesia Razón

Los argumentos de la justicia francesa para tumbar el cierre de las iglesias

Tribunal Francés
Avatar
Escrito por Redacción R+F

«El juez de procedimientos sumarios del Consejo de Estado ordena al gobierno que levante la prohibición general y absoluta de la asamblea en los lugares de culto y que promulgue en su lugar medidas estrictamente proporcionales a los riesgos para la salud y apropiadas para la primera fase de desconfinamiento».

Esta sentencia se obtuvo después de una solicitud de medidas provisionales al Consejo de Estado presentada por varias personas y asociaciones, incluidas la Fraternité Saint-Pie X, Civitas, la Fraternité Saint-Pierre, la Fraternité Saint-Vincent Ferrier, Agrif y el Partido Demócrata Cristiano, entre otros.

Se recuerda que la libertad de culto es una libertad fundamental que «incluye entre sus componentes esenciales el derecho a participar colectivamente en ceremonias, en particular en lugares de culto«.

Sin embargo, el juez señaló que «son posibles medidas de supervisión menos estrictas que la prohibición de todas las reuniones en los lugares de culto previstas por el decreto del 11 de mayo de 2020«, dada la tolerancia de las reuniones de menos de 10 personas en otros lugares abiertos al público previstos por el mismo decreto.

En consecuencia, «la prohibición general y absoluta es desproporcionada en relación con el objetivo de preservar la salud pública» y constituye una interferencia grave e ilegal con la libertad de culto.

Sentencia del Consejo de Estado de Francia, ante las desproporcionadas medidas de control por parte del Gobierno

Por lo tanto, el Consejo de Estado ordena al Primer Ministro que modifique, dentro de un período de ocho días, el decreto del 11 de mayo de 2020, «tomando medidas proporcionales a los riesgos para la salud incurridos y apropiadas para supervisar las reuniones y reuniones en los establecimientos de culto«.

Este juicio tiene el mérito de mostrar la falta de lógica, y la parcialidad, de las medidas gubernamentales tomadas en relación con el culto. Además, mide el silencio ensordecedor del episcopado francés, ausente de los debates e incapaz de defender la religión católica en Francia. Por otro lado, observamos la multitud de asociaciones y movimientos de tendencia tradicional que participan en esta acción.

Finalmente, permitirá a los católicos franceses celebrar la fiesta de Pentecostés con dignidad. A menos que el gobierno esté tratando de «ahorrar» tiempo, y el plazo de 8 días sea demasiado largo…

[Fuente desconocida, y texto sin publicación previa en internet]. Agradecemos a quien lo remitió a Razón + Fe.


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.