Actualidad Fe

Libro: La profecía del último Papa y el incierto destino del pontificado

Libro: La profecía del último Papa y el incierto destino del pontificado
Escrito por Redacción R+F

Según una antigua profezía atribuida a San Malaquías, un monje irlandés del siglo XII, el papa Benedicto XVI habría sido el último Pontífice antes del fin del mundo.

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida, te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

¿Es Bergoglio el último Papa o lo fue Benedicto XVI? La pregunta, que puede parecer extraña, se la planteó a Joseph Ratzinger en 2016. Todo tiene su origen en la profecía de San Malaquías: atribuida a un monje irlandés medieval, obispo de Armagh.

El  periodista italiano y exdirector del periódico oficial del Vaticano, Giovanni Maria Vian acaba de publicar un libro titulado “El Último Papa”, el cual, explica, nació de las reflexiones del Papa Benedicto XVI, y relata la larguísima transición que atravesó la Iglesia de Roma, desde las estructuras del Antiguo Régimen hasta el papado actual, que desde hace 50 años ya no es italiano.

Giovanni Maria Vian

Más allá de las dificultades de adaptar los textos muy breves a cada uno de los Papas, después de la definición de Benedicto XVI como la “gloria del olivo”, la lista termina con una descripción del fin del mundo: “En la persecución final del santo iglesia romana allí estará sentado un Pedro romano que apacentará las ovejas en muchas tribulaciones; después de lo cual la ciudad de las siete colinas será arruinada y el juez terrible juzgará a su pueblo.”

La “gloria del olivo” por tanto no sería seguida por otro pontífice porque no hay otros lemas en la serie y la conclusión de la profecía aludiría a un sucesor del apóstol Pedro (¿romano?) en una época que no es especificado. En cualquier caso, la referencia a este Petrus Romanus no parece encajar en modo alguno con Francisco, mientras que en la sucesión de la serie el lema de Gloria olivae corresponde ciertamente a Benedicto XVI, aunque de forma genérica y susceptible de diferentes interpretaciones. 

El propio Ratzinger habló de esta sorprendente profecía tres años después de su renuncia, además en respuesta a una pregunta explícita de Peter Seewals. 

En la conclusión del libro de entrevistas titulado Últimas conversaciones, Benedicto XVI confirmó la predicción que, siendo joven teólogo, ya había adelantado en los años cincuenta: «La sociedad occidental, y por lo tanto en Europa, no será una sociedad cristiana y, Más aún, los creyentes tendrán que esforzarse para seguir configurando y sosteniendo la conciencia de los valores y de la vida”.

Ratzinger habló luego de sí mismo con una conciencia madura del tiempo vivido y del futuro: “Ya no pertenezco al viejo mundo, pero el nuevo aún no ha comenzado”; Ni siquiera con el pontificado de su sucesor, insinuó el teólogo que había abandonado el papado hace más de tres años. Seewald le preguntó de nuevo – evocando la lista atribuida a San Malaquías – si él era “en realidad el último en representar la figura del Papa tal como lo conocemos hasta ahora”.

Benedicto XVI respondió a la pregunta sin dudar, hablando también con ironía sobre el texto en cuestión: «Todo puede ser. Esta profecía probablemente surgió en los círculos en torno a Filippo Neri. En aquel momento los protestantes afirmaban que el papado había terminado, y él sólo quería demostrar, con una lista muy larga de papas, que no era así. Sin embargo, esto no significa que realmente vaya a terminar. En lugar de eso, su lista aún no era lo suficientemente larga”.

Vain afirma que los tres últimos pontificados, sin duda innovadores en muchos aspectos, se han mostrado insuficientes en la gestión del gobierno central de la Iglesia.

Pero el juicio sobre el actual pontificado, es aún más crítico:

[…] el pontificado de Bergoglio sigue sin resolverse, caracterizado por un deseo decisivo y necesario de reforma y de un mayor impulso hacia la globalización del colegio cardenalicio. Pero la inclinación política, la gestión personal y solitaria del gobierno – con métodos autocráticos que no tienen precedentes en la época contemporánea – y algunas elecciones que parecen acentuar las divisiones y polarizaciones, que ya están presentes en la Iglesia, deberían hacer reflexionar sobre el ejercicio del poder papal y de la colegialidad episcopal.

Fuente:Il Nuovo Sismografo : Libri. La profezia sull’ultimo pontefice e il destino incerto del papato

Para apoyar el trabajo de R+F puedes hacer un aporte único o periódico con cualquier tarjeta débito o crédito:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.