Ética Insólito Sexualidad Vida

En Medellín hay una valla “cristiana” en la que se promueve el aborto

Valla ORIENTAME dia
Escrito por Edwin Botero Correa

No es lícito servirse de las cosas santas –como la Palabra de Dios– para publicitar un espacio, y permitir que en el mismo sitio ésta sea profanada e irrespetada, propiciando así la profanación y el irrespeto hacia el mismo Dios en quien decimos creer y esperar.

En una esquina de Medellín (Colombia) se encuentra situada una valla que ofrece la paradoja de que, mientras en su franja inferior cita de modo permanente un versículo bíblico, en el panel publicitario que está encima el espacio lo ocupa un aviso que promueve el aborto.

El lugar es bastante transitado, y a él concurren en su mayoría los estudiantes de esta importante zona de la ciudad en su obligado desplazamiento diario hacia los colegios y universidades. Pero también miles de trabajadores y muchas otras personas que salen a hacer deporte o transitan por las ciclo rutas de este extenso sector rodeado de parques y unidades deportivas, que conecta el sur-occidente de Medellín con el resto de la ciudad.

Vallas en Medellin Esquina Cra 70 x Cl 30
Vallas en Medellín – Esquina Cra. 70 x Cl. 30

La valla se encuentra en el sector de Belén, exactamente en el cruce de la Calle 30 (Avenida Universidad de Medellín) con la Carrera 70, junto a la Estación Rosales del Metroplús, sector estratégico que da salida tanto hacia la autopista Sur, la Avenida Regional (Norte), a la Vía Las Palmas, así como al Oriente y Centro de la ciudad.

Y justo al frente, en la esquina del costado oriental, otra valla publicita como ‘inclusiva’ y ‘diferente, igual que tú’, la muy en boga red de creación y publicación de videos “Tik-Tok”, promocionando explícitamente el homo y el transexualismo.

De día o de noche las vallas están allí, iluminadas con reflectores, ofreciendo la promoción del aborto y de la ideología de género.

Valla ORIENTAME noche
Valla “ORIÉNTAME”, noche.
Valla TIK TOK noche 2
Valla “TIK TOK“, noche.

Ante la evidencia de los hechos, cabe preguntarse: ¿Es coherente que la empresa dueña de la valla, en la que cita textualmente un versículo del Libro de los Proverbios, permita que en ella se fije una publicidad que promueve el aborto? ¿Acaso no es esto un contrasentido? Más aún, teniendo en cuenta el contenido bíblico:

“El Señor bendice el hogar del justo”.

Proverbios 3, 33

De la entidad promotora, “Oriéntame”, que es de carácter privado, sabemos perfectamente qué esperar, pues desde el comienzo de la pandemia propuso la práctica del “aborto casero” como un presunto recurso de salud ante el riesgo de contagio con el covid. Y lo hizo de manera masiva e intrusiva a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, sobreponiéndose al derecho de los padres y lesionando la sensibilidad de quienes se oponen al aborto y defienden la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Con respecto a la ética empresarial, ésta exige cuando menos cohesión e integridad, pues aquí no aplica aquello de que “negocios son negocios”. Se es o no se es. Basta un poco de sentido común para entender, en especial si se trata de una persona o de un empresario creyente, que no es lícito servirse de las cosas santas –como la Palabra de Dios– para publicitar un espacio, y permitir que en el mismo sitio ésta sea profanada e irrespetada, propiciando así la profanación y el irrespeto hacia el mismo Dios en quien decimos creer y esperar.

Si nos atenemos a lo que dice y enseña la Sagrada Escritura, entonces deberíamos tener presentes, al menos, estas tres admoniciones:

“¿Acaso la fuente mana por el mismo caño agua dulce y amarga?”.

Santiago 3, 11

“No se junten con los que rechazan la fe: es cosa absurda. ¿Podrían unirse la justicia y la maldad? ¿Podrían convivir la luz y las tinieblas? ¿Podría haber armonía entre Cristo y Satanás? ¿Qué unión puede haber entre el que cree y el que ya no cree?”.

II Corintios 6, 14-15

“Las cosas santas se tratan santamente”.

Sabiduría 6, 10

Se espera, cuando menos, que haya una necesaria coherencia entre la fe que decimos profesar y la ética que vivimos.

De igual manera, no ‘cuadra’ ver cómo una empresa que ofrece la posibilidad de acceder a un recurso como la creación de ‘videoclips’ recreativos o informativos para compartirlos en las redes sociales, se publicite apelando a alinearse con una ideología lesiva y destructiva para la familia, que es donde al parecer –y paradójicamente– ha establecido un importante nicho. Pero “allá ellos”.

“Songo sorongo”, queriendo hacerse los de la vista gorda –quizás porque se nos ha impuesto desde el mismo Estado y con nuestro propio dinero como algo “normal” lo que de ningún modo lo es– o tal vez porque decididamente estén de acuerdo con ello y por tanto lo promuevan, todas estas empresas y sus dueños cooperan indirecta o directamente con el mal.

Valla TIK TOK noche
Valla “TIK TOK” ,noche.

Y para quienes consideran tal publicidad como algo “normal”, la consumen o simplemente ya se han habituado a contemplarla sin reparos, valdría recordar –aunque se nos tilde de moralistas– que “el que ‘inocentemente’ peca, ‘inocentemente’ se condena”.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.