Actualidad Familia Fe

Homeschooling: tres familias católicas nos «confiesan» sus temores, retos y satisfacciones con este método educativo

Avatar
Escrito por Invitado

Muchos se preguntarán qué es el homeschooling… pues bien, aquí mostraremos un poco dónde y cómo surgió, qué es, cómo funciona y algunos testimonios de familias que han adoptado esto como un estilo de vida.

Por Daniela Salazar. Ingeniera industrial, líder provida y colaboradora de la plataforma AVIFI (Asociación Vida y Familia Importan).

El homeschooling o educación en casa, se viene practicando en los Estados Unidos desde la época colonial, pero comenzó a tomar fuerza a finales de los años 70, debido al aumento en el número de inmigrantes, además de factores políticos y económicos relacionados con la creciente amenaza de las drogas, el libertinaje sexual y el adoctrinamiento ideológico en las escuelas públicas.

Ante este escenario, muchas familias cristianas se pusieron alerta y plantearon alternativas educativas para prevenir que sus hijos fueran expuestos a esas nuevas tendencias sociales.

El homeschooling renació entonces como una alternativa educativa más efectiva para transmitirle a los niños los referentes éticos de sus padres, así como una visión más sana del mundo en cuanto a costumbres, ideas, cultura.

El homeschooling permite formar y educar a los hijos con valores, enfocándose en la forma de ser de cada uno de una manera integral .

Katherine

Desde mediados del siglo XIX, y con el apoyo de la Iglesia, la educación en casa ha venido replanteando la educación y convirtiéndose en una excelente y común alternativa para la sociedad actual.

Hablamos con unas cuantas familias que han acogido esta forma de educar a sus hijos y les preguntamos cómo llegó el homeschooling a sus hogares.

Nos enfocamos en la experiencia de las mamás, pues son quienes por lo general dedican más tiempo a la educación en el hogar.

Para cada familia su experiencia en el colegio tradicional no fue buena. Esto fue lo que nos dijeron…

¿Qué es el homeschooling?

Katherine, una de las mamás que compartieron con nosotros su experiencia, nos contó que “el homeschooling es una alternativa que permite formar y educar a sus hijos con valores, enfocándose en la forma de ser de cada uno de una manera integral, teniendo en cuenta las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional, las cuales están definidas en cada forma de aprendizaje, porque sabemos que cada ser humano es diferente, por lo tanto, su manera de aprender también  es diferente a los demás.”

Gonzalo Giraldo y Katherine Giraldo con sus hijas.

¿Por qué eligieron esta opción?

“Nos encontrábamos en una situación familiar muy difícil – dice una de las entrevistadas – porque nuestro hijo estaba expuesto a la pornografía en el colegio, teniendo apenas 9 años de edad.

Era una situación que el colegio ya conocía tiempo atrás y fue muy lamentable que no hicieran nada para solucionarlo, ya que muchos más niños estaban involucrados.

Pero en medio del desespero por protegerlo y querer encontrar un lugar adecuado para él, Dios respondió a nuestras oraciones y puso en nuestro camino una mamá que llevaba un tiempo haciendo homeschooling en Cali.

Ella nos mostró esta hermosa forma de educar en casa. La verdad ha sido una gran bendición, porque por más de buscar en diferentes colegios nunca encontramos un lugar bueno para matricularlo.

Se dieron cuenta que se estaban perdiendo de los mejores años de las vidas de sus hijos y de la mejor oportunidad para educarlos.

Otra familia relata que el homeschooling llegó a su casa después de una situación que sucedió en el colegio con su hijo. Al acercarse al colegio para hacer el reclamo, se dieron cuenta que la realidad de lo que daba el colegio no era lo que ofrecía.

Entonces en medio de esa lucha empezaron a investigar de qué se trata la educación, que función tienen los colegios y por qué los padres tienen tan poca autonomía en la materia, sabiendo que son sus hijos.

En ese proceso se dieron cuenta que realmente se estaban perdiendo de los mejores años de las vidas de sus hijos y de la mejor oportunidad para educarlos.

Hoy dan gracias a Dios por haber descubierto que podían educarlos en su propio hogar. 

Es necesario sacarse de la cabeza la idea de que una persona solamente va a triunfar o a ser alguien en la vida con un cartón en mano.

Otra de las mamás nos contó “el homeschooling llegó a mi casa por medio de una amiga, que había tenido muchos problemas en el colegio con sus hijos. Ella me compartió un video acerca de esta forma de educar a los hijos en casa. Al ver este video, sentí que el homeschooling era la respuesta que Dios le estaba dando a mis oraciones”.

Ella comenta que al trabajar como licenciada en lenguas extranjeras en colegios, tenía un amplio conocimiento de lo que en realidad se vivía en estas instituciones, de manera que podía reconocer la falta de amor, de caridad, de educación en valores, también falta de fe, malas palabras e irrespeto entre compañeros.

En esos momentos se cuestionaba mucho la forma en que educaría a sus propios hijos, en el momento que llegaran, ya que no quería someterlos al mal ambiente que se viven en estos espacios, ni a los vacíos de una educación sin verdaderos referentes morales.

Cuando llegó el momento, a regañadientes matriculó en el jardín  a su hija, porque para ese tiempo tenia 2 años y medio, y a ella y su esposo les preocupaba especialmente que no desarrollara suficientes habilidades de socialización.

Un día se extrañaron mucho de que su hija llegara a casa cantando reggaeton porque en su familia nunca ponen ese tipo de música.

Cuando fue al jardín se dio cuenta que en el descanso les ponían a los niños ese tipo de música, y no la música para niños que aseguraba la directora.

Las tres familias coincidieron en su deseo de conservan la inocencia y la pureza  en el corazón de sus niños.

Todas conocieron situaciones en colegios, incluso desde segundo de primaria, en las que niños y niñas se mandan papeles para encontrarse en los baños, o el despertar precoz de la sexualidad con los materiales que algunos padres compran a sus hijos.

Han aprendido que sus hijas no necesitan que ellos sean perfectos para admirarlos como padres, sino que lo hacen porque ven su esfuerzo por ser mejores, y por salir adelante junto a ellas.

Los niños se han sexualizado tanto, cuentan, que si uno les pregunta qué es lo que más les gusta de sus cuadernos, muchos hacen referencia abiertamente a las partes íntimas de los modelos que aparecen en bikini en sus portadas.

Esto transforma dramáticamente los deseos de su corazón y la manera de ver a los demás,  contrarrestando el respeto, los valores, el amor y la dignidad de la persona y la sexualidad, que ellos intentan transmitirles en sus casas.

¿Cómo ha cambiado sus vidas el homeschooling?

En cuanto a los cambios más significativos en sus vidas, Carolina manifiesta lo siguiente, «el homeschooling implica una entrega total de mamá y papá, un compromiso mayor porque hoy estamos acostumbrados de que nos deshacemos de nuestros hijos por un tiempo mientras están en el colegio, entonces nosotros mientras tanto podemos enfocarnos en lo nuestro.”

Los cambios van desde la rutina hasta la posibilidad de tener más momentos para compartir juntos, y por supuestos a las renuncias que implica un donarse de forma más integral a sus hijos.

Andrés Hoyos y Carolina Ramírez con Samuel.

Katherine dice que por su parte, los cambios más significativos han estado en descubrirse más a sí misma y aprender de sus errores, porque los hijos son el reflejo de los padres y se ven reflejados de forma más marcada en sus comportamientos.

También cuenta que como familia se ha transformado su vida interior, pidiendo a Dios y luchando por conquistar virtudes como la paciencia, el orden y la disciplina.

Al compartir mucho más tiempo en familia también se ha fortalecido su vida espiritual: ahora pueden ir a misa juntos entre semana, así como rezar el Santo Rosario y comunicarles mejor a sus hijas el amor que Dios les ha dado para ser padres.

En Katherine y en su esposo se han despertado nuevamente las ganas de aprender, como parte del proceso de educar a sus niñas.

También han aprendido que sus hijas no necesitan que ellos sean perfectos para admirarlos como padres, sino que lo hacen porque ven su esfuerzo por ser mejores, y por salir adelante junto a ellas.

Todas las madres coinciden en que la educación en casa les ha permitido tener un contacto más profundo entre padres e hijos, conocerse mejor y despertar un sentimiento que es necesario estar unidos para superar los desafíos que enfrenten como personas y como familia.

¿Cuáles fueron los retos más grandes para emprender este camino?

En estas familias todos los padres fueron educados en el sistema educativo tradicional, de modo que la desescolarización sus hijos supuso un choque cultural muy fuerte.

No fue fácil hacerse a la idea de que los niños no volvería a estar en un aula de clases, que no tendrían un horario estricto y que ahora los padres iban a estar todo el tiempo con sus hijos.

Por eso la decisión de adoptar el homeschooling fue un gran reto, y tuvieron que enfrentar muchos miedos y preguntas, en especial por lo novedoso de esa experiencia.

Una de las madres comentó que “es difícil porque el mundo y la sociedad te exige algo que en realidad no necesitas.”

También les preguntamos a los niños sobre lo difícil de dejar a sus amigos del colegio, pero no explicó que con el paso del tiempo ha conocido más niños y ahora son sus mejores amigos.

Mario Giraldo y Lina Vargas con sus tres niños.

Lina comentó sobre el abandono que debe tener una madre para dedicarse a la educación en casa, porque es una donación total en el hogar. Pero el padre también debe dar más de su tiempo para acompañar el proceso en casa.

En todo caso, para ellos es lo mejor que les pudo pasar en la vida, más allá de las renuncias que hayan hecho.

¿Cómo reaccionaron los amigos y familiares?

Les preguntamos a las familias consultadas cuál fue la reacción de familiares y amigos frente a esta decisión y todas respondieron que al principio fueron muy criticadas en general.

Pero aclaran que esto no afectó su decisión, ya que por el desconocimiento que hay sobre el tema, anticipaban que iba a ser así.

Una de las mayores preocupaciones del círculo social de estos padres fue lo relacionado con la socialización de los niños.

Pero con el paso del tiempo los amigos y familiares han visto un cambio muy positivo en sus hijos, y el verlos tan felices muchos de los que antes criticaban ahora se han interesado por la educación en casa.

Incluso algunos de los que no estaban muy de acuerdo con esta decisión, ahora han terminado pasándose también al homeschooling.

El crecimiento moral de la familia, la mayor satisfacción

Pero también recalcan lo más gratificante, que está  en el crecimiento moral y espiritual donde pueden expresar y vivir su fe católica en el hogar sin impedimentos ni imposiciones.

Han visto poco a poco como en sus hijos se despierta el interés por vivir las cosas sagradas, o por aprender virtudes como por ejemplo a perdonarse de corazón.

Gonzalo, uno de los padres que entrevistamos, destaca que el simple hecho de haber tomado esta decisión es un testimonio de lo mucho que se aman y de su voluntad de hacer lo que es mejor para todos.

También destaca que han logrado compartir muchas más cosas juntos, lo que los ha fortalecido como familia. También ha crecido la confianza entre ellos y en lo que son capaces de hacer juntos.

El homeschooling también es gratificante por la posibilidad que tienen los padres para forma con amor el carácter de sus hijos.

Cuentan que lo que aprenden por este camino tiene una mayor firmeza, y les permite tener una mayor claridad sobre lo que está bien y lo que está mal.

Y por último, al preguntarle a los niños que piensan y cómo se sienten haciendo homeschooling, todos responden con sencillez que son felices porque pueden compartir más tiempo con sus padres y porque pueden explorar lo que realmente les apasiona aprender y hacer en su vida.

¿Es legal el homeschooling?

Una de las preguntas que muchas familias se hacen antes de empezar el homeschooling es el tema legal y que implicaciones tiene, pero basados en las leyes de nuestro país Colombia, no hay ley que ampare esta forma de educar en casa a los hijos, pero tampoco hay una ley que lo prohíba, de manera que existe un vacío jurídico. Por su parte lo único que dice la norma es que el niño tiene derecho a la educación, mas no a la escolarización. Entonces las familias que hacen homeschooling están educando, pero no están educando escolarizado.

Algunas de las normas que respaldan el homeschooling están en la declaración universal de los derechos humanos en el artículo 26, donde habla que toda persona tiene derecho a la educación. También en el artículo 26 en el numeral 3 dice que los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrán de darle a sus hijos. 

Por otra parte en la Convención Interamericana de Derechos Humanos o Pacto de San José, el artículo 12 en el numeral 4 menciona que los padres o en su caso los tutores tienen derecho a que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Teniendo en cuenta esto último, las familias manifiestan su radicalidad en hacer homeschooling porque en los colegios no se respeta este derecho, ya que les imponen a los niños  que se formen y crezcan moralmente con lo que el mundo ofrece y ellos defienden, siendo totalmente diferente a las convicciones y creencias de los padres.

Existen varias formas de validar o certificar el homeschooling, una de ellas está en las plataformas o colegios virtuales homeschooling. También la secretaría de educación y los colegios que tienen puntajes altos en pruebas de estado, se encuentran autorizados para hacer certificados año a año. En esta opción se lleva un proceso de pago de la papelería, luego se realiza un examen y por consiguiente se les otorga la certificación a los niños de acuerdo al nivel académico que tengan.

Para este punto que es tan cuestionado y genera tantas dudas en los padres, las familias expresan que es necesario sacarse de la cabeza el pensamiento de que una persona solamente va a triunfar o a ser alguien en la vida con un cartón en mano.

El homeschooling prepara a los hijos para enfrentarse a los desafíos que día a día el mundo real ofrece, brindando las herramientas para afrontar el fracaso y saber como levantarse, ya que está forma de educación se enfoca directamente en el explotar al máximo las fortalezas y habilidades de cada niño.

Sobre el Autor

Avatar

Invitado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.