fbpx
Actualidad

El fraude de «Game Changers»: el documental pseudocientífico de Netflix para promover el veganismo

Avatar
Escrito por Redacción R+F

El director de cine ateo James Cameron (Titanic, Avatar) y presidente de una empresa de comida orgánica (Verdiant Foods), da un paso más en su carrera en el campo de los pseudo documentales con su película  sobre el veganismo «Game Changers» (2018).

Luego del documental «La tumba perdida de Jesús» (2007),  con el que pretendía demostrar arqueológicamente  el hallazgo de los restos óseos de  Jesús de Nazaret, Cameron vuelve a encender la polémica  por la supuesta manipulación de evidencia científica con el fin de promover la cultura vegana.

Amos Kloner,  el arqueólogo que descubrió la tumba se apartó de las afirmaciones del documental,  señalando que son infundadas. Aclaró que su trabajo es académico, mientras que  la película de Cameron es un «completo sin sentido».

Game Changers cuenta con la participación  estrellas como  Novak Djokovic, Jackie Chan, Arnold Schwarzenegger y Lewis Hamilton, y a lo largo 90 minutos pretende demostrar con estudios científicos la superioridad de la dieta vegana o «basada en plantas», sobre la dieta que incluye el consumo de carne.

El documental comienza con el testimonio de un luchador profesional y entrenador de las fuerzas armadas de Estados Unidos, el cual habría descubierto que lo ideal para lograr mejores resultados deportivos es comer vegetales, mientras que todos alimentos de origen animal serían nefastos para la salud.

A través del testimonio de atletas exitosos, el documental presenta de forma atractiva y convincente la idea de que lo mejor para la salud y el rendimiento deportivo es reemplazar la carne por vegetales, como fuente principal de proteínas.

Pero en este caso, el documental tiene más de ficción que de realidad y los estudios científicos se usan de forma que se ajusten a un propósito trazado de antemano: intimidar al espectador con que el consumo de carne va a causarle obesidad, enfermedad y muerte.

Estudios tergiversados

La científico y atleta Meredith Root escribió recientemente que la gran mayoría de estudios citados en el documental son usados fuera de contexto.

Relacionados  Duque se consagra al Sagrado Corazón y ratifica su fe católica ante la bancada liberal

Comenzando por la investigación sobre los gladiadores de la antigüedad, la cual es presentada de forma que lleva a los espectadores a pensar que eran vegetarianos cuando en realidad eran omnívoros,  es decir que combinaban en su dieta carne y vegetales.

El periódico El Español recopiló las críticas que diversos expertos han hecho a los principales argumentos presentados en el documental:

Oculta la realidad científica

El experto en nutrición de la revista Men’s Health, Paul Kita,  en un artículo reciente hizo un chequeo científico de los argumentos del documental, en el cual señala su falta de rigor científico.

Por ejemplo, el documental cita un estudio según el cual las proteínas de origen vegetal permiten ganar masa muscular, pero evita mencionar la conclusión a la que llegó ese mismo estudio según la cual los vegetarianos tienen concentraciones medias más bajas de creatina (sustancia que mejora el rendimiento físico y aumenta la masa muscular) que los omnívoros.

De la misma manera el experto en nutrición Luis Jiménez, comenta en su blog como se recurre  al ejemplo de los gladiadores romanos, como un distractor de la evidencia científica actual que demuestra como los vegetarianos tienen menor densidad ósea y por lo tanto tienen un mayor riesgo de sufrir fracturas.

Experimentos absurdos

Otro aspecto llamativo es la prueba que se hace frente a las cámaras con la turbiedad de la sangre, después de comerse un burrito, un vegetal o carne.

La dieta carnívora dejaría su impacto en una mayor «suciedad» en la sangre, según se observa a simple vista en los tubos de ensayo, y el impacto en el espectador es causado por las exclamaciones de los protagonistas sobre lo malo que sería este resultado.

Pantallazo de «Game Changers» de Netflix.

Pero como explica Jiménez en su blog, ese resultado no tiene en realidad nada de malo:

Cuando comemos, los nutrientes llegan a la sangre, y si comemos alimentos con grasa, los ácidos grasos también llegan a la sangre, desde donde se reparten por todo el cuerpo. Y se desplazan encapsulados dentro de las lipoproteínas, porque la grasa no es soluble en agua. El hecho de que haya turbidez no dice nada sobre la salud, simplemente indica que es menos transparente porque hay lipoproteínas, algo esperable ya que no dejan pasar la luz.

Luis Jiménez, químico español

El hallazgo más ridículo y pseudocientífico

Otra idea que el documental pretende «sembrar» en la mente de los televidentes, es que la dieta de carne es devastadora para el sistema reproductivo.

Relacionados  Un joven como tú. Santo Tomás de Aquino y las nuevas generaciones

Y se intenta probar a través de un experimento realizado por el urólogo Aaron Spitz,  el cual concluye que quienes comen carne por la noche terminan teniendo «erecciones menos firmes y durante menos tiempo».

Pantallazo de «Game Changers» de Netflix.

El estudio no tiene ninguna validez científica y tampoco está relacionado con la vida sexual de las personas, ya que hace referencia a las erecciones nocturnas mientras los sujetos están dormidos, nada que ver con la sexualidad consciente.

La única evidencia científica que se asemeja a lo que pretende presentar el documental, se encuentra en un estudio de 2004 que detectó una mejora de la función eréctil en personas obesas, luego de 24 meses de dieta hipocalórica, ejercicio y una pérdida de peso de 15 kilos. 

La valoración científica del documental deja la conclusión que se trata de pseudociencia pura, en la que se utilizan de forma distorsionada datos científicos para generar una idea que no se sustente en ninguno de los estudios citados.

Una práctica en la que progresistas anticristianos como Cameron tienen mucha experiencia,  comenzando por la leyenda negra contra la Iglesia católica, pasando por la histeria sobre el cambio climático y ahora con la promoción del veganismo como si fuera una especie de culto en lugar de una cuestión nutricional.

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments

  • Soy una persona vegana que cree en Dios, en su creación y la importancia de seguir el camino correcto.

    No entiendo cuál es el problema de ayudar a la gente a entender que los animales, están pasando por un momento devastador donde los 10 mandamientos son completamente ignorados.

    Todos esperando el juicio final donde vamos a vivir en una tierra de abundancia, abrazándonos con nuestros hermanos animales. Que ironía ver qué podemos hacer esto hoy mismo, pero decidimos dejarnos llevar por el placer de la carne.

    Esta testarudez es la que le hace mal al cristianismo.

    More than 200 million animals are killed for food around the world every day – just on land. That comes out to 72 billion land animals killed for food around the world every year. Including wild caught and farmed fishes, we get a daily total closer to 3 billion animals killed.

    Más de 200 millones de animales son asesinados por día alrededor del mundo – Solamente en tierra.

    72 billones de animales mueren por año.

    Si incluimos pescados, esa suma se transforma en 3 billones de animales por día.

    Para ponerlo en perspectiva la población del continente Americano es de 1 billón, llegando a la conclusión de que por día asesinamos 3 veces la población de nuestro continente.

    Ahora, como justificamos tremenda atrocidad?

    La tierra prometida sigue extendiendo su aparición, y quizá sea porque a quién se lo ocurriría invitar a vivir a tremenda monstruosidad en un lugar tan preciado y único.

    • ¿Cómo justificar semajente atrocidad? Pues si los animales no son personas, no hay ningún problema en matar para comerlos, como ellos mismos hacen. Es natural, y esa parte de animalidad la compartimos con ellos, aunque tenemos una dignidad, por personas, por ser imagen y semejanza de Dios, que nos hace infinitamente superiores a los animales.

      Que sea vegano y crea en Dios no dice mucho sobre su fe. Parece obvio que no pertenece a ninguna religión, así que lo mas seguro es que sus ideas religiosas sean resultado de sus propias elucubraciones, inspiraciones y desvaríos (como el de tratar de meter los 10 Mandamientos en la cuestión de comer carne animal). De modo que su mentalidad está más cerca de los que actúan como si Dios no existiera, que de quienes viven seriamente la fe dentro del camino de la religión. En especial de la religión verdadera…

  • Pero qué mal artículo, podría dejar en ridículo cada una de las afirmaciones que haces en el. Solo señalaré una…no es acaso mejor que no haya lipoproteínas (grasa) en tu sangre, desmostradisimo está que estás se van adhiriendo en las paredes de los vasos con lo que vienen muchas de las enfermedades que tiene devastado el sistema de salud y cobra miles de vidas, arterioesclerosis, hipertensión, te invito a que leas sobre el cardiólogo que revierte enfermedades coronarias con la dieta basada en plantas, es real y hay estudios médicos serios sobre sus pacientes curados totalmente.