fbpx
Análisis Fe

Garabandal y lo razonable: crisis de la Iglesia, el Aviso, el Milagro y el Castigo…

Garabandal no desestimada
Edwin Botero Correa
Escrito por Edwin Botero Correa
¡Difunde la cultura de la Vida!

Excelente reflexión del P. Raúl Sánchez a la que titula “Garabandal y lo Razonable”.

¿Qué pasa con respecto a lo anunciado en Garabandal, los Signos de los Tiempos, el Fin de los Tiempos, las Profecías o el inminente y “pronto” regreso de Cristo?

¿Qué pensar y cómo abordar, desde la Fe y la Iglesia, la expectativa e inquietudes ante la confluencia de todas estos acontecimientos y advertencias?

¡Difunde la cultura de la Vida!
Garabandal y lo razonable. Del Programa “Dialogando con el Padre Raúl Sánchez”.

Comentario previo del Director de Razón Más Fe:

Sabemos que ninguna revelación privada o mensajes son materia de fe ni ofrecen algún tipo de información complementaria a la Sagrada Revelación, por lo cual no es necesario ni obligatorio conocerlos para alcanzar nuestra salvación.

A lo que deben remitirnos es a la Sagrada Escritura, al Magisterio Eclesial, a la Vida Sacramental (particularmente a los sacramentos de la Reconciliación y de la Comunión), y a la Sagrada Eucaristía, como centro y culmen de la vida cristiana y de la práctica de nuestra fe.

No obstante, San Pablo –y siempre la Iglesia en el ejercicio de Su Sabiduría, de Su Magisterio y de Su Maternal Solicitud–, han enseñado a “no apagar el Espíritu”, es decir, a no desechar el don de Profecía y a no apagar la Fe; pero al mismo tiempo advierten sobre la necesidad de poner a prueba todo mensaje, a pasarlo por el tamiz de un sano discernimiento, y a quedarse con lo bueno. Por lo tanto, lo temerario sería despreciar el Espíritu.

El 29 de marzo de 1967 entró en vigor un decreto de la Santa Sede, a partir del cual no es necesario ningún permiso eclesiástico para publicar revelaciones, visiones, milagros o para ir a los lugares de apariciones no reconocidas aún. En consecuencia, dichas revelaciones no requieren de permiso especial para ser difundidas.

Aún así, en todas las situaciones deben observarse la prudencia, la rectitud de intención y los procedimientos estipulados por la Santa Sede para su aprobación. Mientras tanto, acogemos e invitamos a seguir el criterio de San Pablo, cuando exhorta: “No apaguéis el Espíritu; más bien, probadlo todo y quedaos con lo bueno” (1 Tes 5, 19).

La lectura y consideración de estos mensajes –en lo bueno– traen un vivo deseo de conversión y, con ella, la necesidad de orar y de permanecer vigilantes, pues “el espíritu está pronto, pero la carne es débil” y, además, porque “nadie sabe el día ni la hora”. Una verdad que aplica para todos, creyentes o no.

De modo, pues, que si una persona sensata vive preparada, es decir, de manera previsiva, con mayor razón debe hacerlo todo buen cristiano que se preocupa de su salvación, procurando vivir en estado de gracia, según los mandamientos y la ley del Amor.

Un cristiano debidamente advertido y preparado, comprende que “a cada día le basta su propio afán”, y por ello los vive en orden y en paz: cumpliendo los deberes propios de su estado, y asumiendo su responsabilidad personal y social en los asuntos de su competencia. Un buen cristiano sabe que de todo ello habrá de dar cuenta a Dios, pues esa es su parte, la parcela de la viña que se le confió.

Este justo modo de vivir, es el fundamento para la transformación de la sociedad. Y, en la nuestra, en la que los valores cristianos han sido relegados, constituye la base para su reconstrucción, según el Amor y el Plan de Dios. Por ello invitamos a discernir y a acoger estos mensajes en tal sentido, para que así sea.


NOTA: Luego del interesante video anterior, el P. Raúl Sánchez ha subido este otro, para aclarar que lo que Conchita va a anunciar previamente, es lo que en tal profecía se llama “El Milagro”, y no “El Aviso”. Eso sí, reitera y deja constancia de que en caso de que Conchita falleciera sin hacerlo, tal profecía deberá considerarse FALSA.

Al respecto, también puede leer:

¿Hacia un «adventismo» católico? | Razon+Fe (razonmasfe.com)


Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:



Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.