fbpx
Actualidad Análisis Familia

Agotamiento por teletrabajo: esto revela un sondeo de El Colombiano

Avatar
Escrito por Redacción R+F

La sobrecarga de actividades, las preocupaciones, la incertidumbre y hasta el miedo, ayudan a que se genere más cansancio en esta época de aislamiento. Especialistas dan soluciones.

Estos son los resultados de un sondeo realizado por el diario El Colombiano de Medellín, que encontró una marcada y preocupante tendencia: la sobrecarga laboral y emocional que experimentan las personas por el “teletrabajo” que realizan desde sus casas.

En ello hay distintas variables involucradas: desde la disposición del lugar, la falta de pausas activas, la cantidad de tiempo dedicado a la actividad, el manejo de tiempos y horarios, el encerramiento obligado y sin salidas, el entretenimiento y “descanso” pasivo como la televisión e internet, y la mezcla de actividades como el cuidado de la casa y la preparación de alimentos, entre otras…


¿Se siente más cansado trabajando desde casa?

EL COLOMBIANO
POR CLAUDIA ARANGO HOLGUÍN | PUBLICADO EL 12 DE MAYO DE 2020

FOTO SSTOCK | EL COLOMBIANO

Sondeo El Colombiano Trabajo en casa y agotamiento
Sondeo El Colombiano Trabajo en casa y agotamiento
EN DEFINITIVA

Si evidencia más cansancio trabajando en casa, los psicólogos consultados señalan que es normal. Evitarlo implica cambiar de rutinas y generar otras actividades físicas y mentales.

Sume días. Quizá es de los que lleva 57 (a la fecha) trabajando en casa por cuenta de la covid-19. Si es su caso, la pregunta es: ¿se ha sentido más extenuado trabajando en casa? Las respuestas de los usuarios de EL COLOMBIANO son generalizadas y se van hacia el sí (Ver gráficos).

Las razones de ese agotamiento las explican psicólogos como Johnny Orejuela, docente y jefe del departamento de Psicología de la Universidad Eafit, al afirmar que esta situación implantó condiciones que a una persona inmersa en el mundo laboral le son involuntarias e improvisadas y “esto trae como efecto un mayor desgaste emocional, que deriva en agotamiento. El efecto es que muchas personas están resistiéndose emocionalmente ante algo que les tocó asumir y no eligieron”.

Unos se quejan de que se trabaja más, otros de que les duele la espalda, el cuello o no duermen. A algunos les han dado dolores de cabeza y en general el cansancio es tema de conversación.

Para Andrés Barreto, director del programa de Psicología de la Universidad San Martín, es una suma de muchas variables, “tiene que ver con la ansiedad, el estrés, hemos vivido cerca de dos meses en una situación de incertidumbre y un miedo relacionado con adquirir el virus y la posibilidad de morir. Todo eso influye”.

Algo claro para Andrea Liliana Ortiz, decana del Programa de Psicología de la Universidad Sergio Arboleda, es que en el trabajo existían unos parámetros muy claros en tiempos, espacios, movimientos y funciones, “estas cuatro variables se integran en el lugar que es casa, que únicamente se relacionaba con familia, hogar, descanso, reserva”.

Quienes tienen que hacer mucho a nivel laboral pueden estar trabajando de 10 a 12 horas al día. Si tiene hijos será además añadirle a esa carga las tareas y trabajos escolares con ellos, pensar en hacer la comida, en asear la casa.

Otro punto que influye es la intensificación de las interacciones. “Es que no hay límite ni ritmo en estas, todos interactuamos con todos simultáneamente –explica el psicólogo de Eafit– y esto es aumento indirecto de la carga de trabajo”. Y al final hay que añadir el tema social. Según el decano Barreto salir de rumba, a cine o con amigos ayudaba a esa descarga emocional. Hoy no son posibles esos momentos catalizadores.

¿Qué hacer?

La decana Ortiz recomienda actividades distractoras útiles, “y no es útil agarrar el celular o el computador para observar videos o más información televisiva porque no está permitiéndole una recuperación al cuerpo”. Lo que tendría que hacer son actividades físicas y manuales, “como el ejercicio, la pintura, ocuparse de las matas, leer un libro físico y tener momentos de contemplación para admirar el paisaje o escuchar buena música”.

Si los fisioterapeutas insisten en las pausas activas, los psicólogos las refuerzan. “Sí en su trabajo se levantaba, se tomaba un tinto, iba a una reunión, se desplazaba de una sala a otra, aquí también tiene que hacerlo porque hay disminución en el movimiento físico lo cual va a generarle mayor cortisol en su cuerpo, mayor tensión y por ende más estrés y entre más estrés va a sentir más agotamiento”, explica Ortiz.

Barreto prioriza aplicar más que nunca la consciencia del aquí y el ahora, “si yo me pongo a pensar qué va a pasar dentro de 15 días me lleno de angustia, emociones y elementos negativos, ni siquiera puedo hacer las cosas que tengo que hacer en este momento”.

Los especialistas insisten en llevar horarios, que no use el espacio de toda la casa para trabajar, agendar actividades, hacer ejercicio físico para estar más activos y tener más energía. Llevar una buena alimentación y pensar en usted mismo, “el mundo nos está llamando a que seamos mejores personas”, concluye Barreto.


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.