fbpx
Actualidad Análisis Insólito

MSN despide a 50 periodistas y los reemplaza con algoritmos

Microsoft
Avatar
Escrito por Redacción R+F

¿Por qué? Es más barato. Es el “Nuevo Mundo” que nos espera (inmediatamente), y será una mezcla entre “1984” de Orwell y“Brave New World” (Un mundo feliz), del escritor británico Aldous Huxley.

MSN pertenece a Microsoft

Esta es una noticia cruda y escueta, que cae como un baldado de agua fría. Nadie lo imaginaba, pero se veía venir. Y aunque en este artículo, escrito de manera didáctica y crítica como una breve crónica, el autor deja la noticia para el final, lo hace para que el lector entienda cabalmente de qué se trata esto de reemplazar un profesional por un algoritmo.

Finalmente, la razón es la misma de siempre: porque sale más barato. Pero el trasfondo –además de los empleos que se pierden– es el de una sociedad –ya no futura, sino inmediata– en la que “un cerebro” piensa por nosotros y nos informa. ¿Cómodo, no? Sí, pero ese mismo “cerebro” está programado para elegir el menú y darnos el alimento informativo que su propietario, no la sociedad, necesitan. ese es ya el “Nuevo Mundo” feliz que se está inaugurando.

A continuación, el artículo completo.


NOTICIAS | La Nuova Bussola Quotidiana | 08-06-2020 Por Rino Cammilleri

Primero el preámbulo, luego las noticias, así que ten paciencia por un segundo. Todo lo que empieza con al- me pone en sospecha, incluso si es un albaricoque (nada contra Alberto o Alejandro). De hecho, es ciertamente de origen árabe, como de hecho los albaricoques que los cruzados importaron de Palestina. Y el árabe desde el siglo VII era equivalente al musulmán y tal ha permanecido hasta el día de hoy (el árabe clásico es el idioma sagrado del Corán, ya que el hebreo clásico es de la Biblia: los únicos tontos que han renunciado a su lengua sagrada, el latín, son católicos).

Y aquí nos acercamos a las noticias. Algoritmos. ¿Cuántas veces ahora, esta palabra suena en nuestros oídos (o barrunta ante nosotros cuando leemos? Pues bien, mucho más insidiosos que los coronavirus, gobiernan nuestras vidas cada vez más. Las bolsas de valores mundiales están prácticamente a su merced: un cambio infinitesimal en el precio, y un algoritmo que también tiene en cuenta las zonas horarias, mueve en tiempo real cantidades aterradoras de dinero. Casi lo hacen todo por nuestra cuenta, así que empecemos a olvidarnos de Gordon Gekko: una película no se puede hacer con entidades tan invisibles como algoritmos, así que ves gente real y crees que son responsables. Pero, cada vez más, la gente real está detrás, no es sorprendente que sean empleados anónimos: establecen el algoritmo, lo ponen en el sistema y luego, como Marco Antonio de Shakespeare, murmuran: “Malanno (Calamidad), estás desatado, toma el curso que quieras“.

Algoritmo, un término que lleva el nombre de al-Khuwarizm (también conocido así por logaritmos), un matemático musulmán del siglo IX llamado Muhammad (y te parecías…) ibn Musa, llamado al-Khuwarizm porque era originario de Khwarizm, un lugar de Asia central. No inventó los algoritmos, pero su autoridad fue conocida como la del Pisano Leonardo Fibonacci (1170-1242), el matemático que introdujo números “árabes” en el cristianismo. Fibonacci había estudiado en el norte de África como “filósofos” (era el nombre por el cual los árabes en ese momento se referían a los eruditos) musulmanes. Las matemáticas, al igual que otras ciencias, las habían aprendido loa árabes de los eruditos bizantinos a medida que sus conquistas progresaban. Y los números “árabes” los habían tomado de la India. Entonces, en el siglo XIII una corriente fundamentalista tomó el control y cualquier conocimiento que no fuera el Corán fue desterrado del mundo islámico. “Algoritmo” para medievales fue cualquier cálculo realizado usando números “árabes”.

Hoy en día, en el campo de la informática, dice Treccani que es un “conjunto de instrucciones que se deben aplicar para realizar el procesamiento o resolver un problema”. Nos estamos acercando al corazón de nuestra charla, espera. ¿Sabes sobre 1984 de Orwell? En la novela, el protagonista escucha a una mujer “prolet” tarareando una canción hecha por compositores de computadoras. Pero ni siquiera Orwell se atrevió a imaginar a los periodistas de computadora. Y aquí están las noticias del 30 de mayo. Título: “Microsoft despide a 50 periodistas, en su lugar trabajarán los algoritmos (ver professionereporter.eu, noticia tomada de la Agencia Ansa, que a su vez cita el Seattle Times.

El portal MSN de Microsoft reemplazará a 50 periodistas por algoritmos para “identificar noticias de tendencias entre docenas de socios editoriales y optimizar el contenido reescribiendo títulos, agregando fotografías o presentaciones de diapositivas”.

Aquí vamos. ¿Por qué? Por supuesto, cuesta menos, casi nada. Cada vez menos con el “moralismo”: muchos empresarios, si pudieran, harían lo mismo. “Brave nuevo mundo!” (todavía Shakespeare), lo que nos espera (desde el principio) y que será una mezcla entre 1984 de Orwell y Brave New World de Huxley. Elegir las mejores partes para aplicar (las que cuestan menos) de las dos novelas será, por supuesto, un algoritmo.


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.