Fe Testimonios

Shakira se “acordó de rezar” gracias a su enfermedad. ¿Dios “bombero” o conversión?

Escrito por Redacción R+F

La cantante que sufría de una lesión vascular en las cuerdas vocales, que pudo alejarla para siempre de los escenarios, se habría curado “milagrosamente” gracias a las oraciones de sacerdotes y religiosas cercanos a ella, y en contra de lo que esperaban los médicos, quienes recomendaban una cirugía que implicaba grandes riesgos para el futuro artístico de la colombiana.

En una entrevista a la cadena británica BBC la barranquillera contó que: “Milagrosamente, y al contrario de lo que los doctores predijeron, me recuperé de forma natural. Todos preveían cirugía, pero la lesión desapareció completamente de mis cuerdas vocales”.

Me recuerdo rezando. Durante un tiempo había olvidado cómo rezar, pero cuando lo pasas tan mal recuperas instantáneamente tu fe. Le prometí a Dios que si podía volver a cantar lo celebraría cada noche, así que eso es lo que estoy haciendo… Rezaban por mí todos los días en Colombia. Dieron una misa por mí. Tuve un grupo de monjas y sacerdotes y todo tipo de personas rezando por mi voz todos los días. No sabía que me amaban así”, dijo Shakira a la cadena británica.

El testimonio de la cantante ilustra una visión errónea de la fe católica, pero que lamentablemente se ha venido extendiendo en nuestra cultura, en parte incluso animada desde los púlpitos, desde los cuales se presenta a Dios como un ser que invocamos para solucionar nuestros problemas, sin exigir ninguna conversión de nuestra parte.

Esta imagen de un Dios “bombero”, a quien acudimos sólo en caso de incendio, se complementa con una visión según la cual lo que importa realmente es lo que pasa en este mundo, mientras que la salvación del alma es algo que se da por descontado y no merece ninguna atención.

Si Shakira volvió a la fe o solo la utilizó para intentar salvar su “proyecto de vida”, es algo que no queda claro en la entrevista. No se evidencia ninguna muestra de conversión, como suele suceder con quienes dan un testimonio de una experiencia sobrenatural. Y es más, si se juzga por la “promesa” hecha a Dios si lograba su “milagrosa” curación, que en palabras de la artista consistía en “celebrar cada noche”, por el contexto de la entrevista no parece que se refiera a alguna de las celebraciones que más agradan a Dios: la conversión de vida, los sacramentos, en especial la confesión y la eucaristía, o inclusive la oración, que en su caso bien podría ser cantada.

Si la promesa de “celebrar cada noche” que Shakira pagará por lo que considera una extraordinaria acción de Dios en su vida consiste simplemente en “gozar la vida”, más vale que los sacerdotes y monjitas amigos de la barranquillera sigan rezando por ella, incluso más que antes, pero esta vez por su verdadera conversión.

Fuente: ABC.es, Infobae.

Dona ♥

Sobre el Autor

Redacción R+F