Cultura Testimonios

“Antes que el dinero y la fama, quiero formar una familia cristiana”: cantante Athenas

Athenas Venica estuvo de gira en Colombia entre el 22 de junio y el 4 de julio, visitando Manizales, Barranquilla, Cartagena y Popayán. Foto cortesía: Arquidiócesis de Manizales.
Escrito por Alexandra Serna

Athenas estuvo de gira en Colombia entre el 22 de junio y el 4 de julio, visitando Manizales, Barranquilla, Cartagena y Popayán. Foto: Arquidiócesis de Manizales.

 

La bonaerense de 24 años, recientemente de gira por Colombia, es de esas almas sencillas que sabe creer sin complicaciones y transmite la frescura de su fe a través de sus canciones.

Menuda y sonriente, espontánea y apasionada. La grandeza de Athenas Venica no radica tanto en ser ya reconocida como una cantante católica talentosa en América (sí, incluyendo Estados Unidos), sino en su humildad para ver en cada paso el impulso amoroso de Dios.

Nacida hace 24 años en Buenos Aires (Argentina), creció en un hogar católico y su fe se ha fortalecido en comunidad -pertenece como laica a la Sociedad San Juan Apóstol-. El primer disco que escuchó del cantante protestante Jesús Adrián Romero, que le regalaron en su Confirmación, fue el medio que usó Dios para que ella se propusiera hacer música católica de calidad. Hoy combina su ministerio de adoración y alabanza con los estudios en Ciencias Sagradas.

Razón + Fe: Si bien en tu vida no hubo un momento radical de conversión, sino que siempre has recibido la formación católica y has creído, se puede caer en la tentación de acostumbrarse a la fe. ¿Cómo la has renovado?

Athenas Venica: tuvo mucho que ver la educación de mis papás en los valores cristianos, pues me mostraron que vivir esos valores es lo que te lleva a una vida ordenada, alcanzando los sueños. Esto me ha llevado a elegir siempre por Cristo. Si bien estaba la opción del dinero y la fama, en mi corazón siempre he querido formar una familia cristiana. Sí reconozco momentos de tentación en la adolescencia, pero opté por Dios. Cuando uno vive la experiencia del Amor de Dios, después uno no puede hacerse el de la vista gorda, ¿cómo negarla? Dios te va enamorando, uno ve que sus planes son perfectos y cómo nunca te abandona. Es obvio, ¿no? ¡No sé cómo explicarlo!

R + F: Tuviste la opción de seguir tu carrera musical por el camino secular, ¿por qué escogiste la música católica?

AV: siempre hago la aclaración que como la Iglesia tiene que llegar a todos los lugares, yo alcanzo a algunas personas, pero tal vez hay cantantes seculares que alcanzan otros ambientes de misión donde yo no llego, por lo que, si hay cantantes seculares que conservan su dignidad de cristianos y transmiten un mensaje coherente, no me parece un camino errado. ¡Qué bueno que haya personas que puedan dar testimonio allí! Yo no puedo, no por hoy. Dios tiene un plan para cada uno, y sí me pasó que cuando empecé con esto -estudié música, soy coach vocal- hubo algunas oportunidades (como cantante secular) y renuncié a ellas para optar por Cristo. Sí me dolía mucho, pues en ese momento me quedaba sin nada, pues no existía como tal la música católica contemporánea, no eran conocidos Celinés (República Dominicana) ni Jon Carlos (Estados Unidos), hablo de hace ocho o nueve años. Y como el Señor dice en el Evangelio que quien es fiel en lo poco le confía mucho más, veo que en esas renuncias el Señor me confió este ministerio, y después se dio todo, en un abrir y cerrar de ojos: grabamos un par de videos y al año y medio ya estaba cantando en la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Francisco en Brasil (2013).

Razón + Fe: Quizás una tentación que puede ocurrir cuando dedicamos nuestra profesión a Dios es preguntarse si será posible vivir de esto. ¿Cómo ha sido tu experiencia?

AV: gracias a que el Señor sabe que soy muy desconfiada, me fue soltando poco a poco. Todo este tema de la economía de los cantantes católicos sigue siendo muy complejo, hay distintas corrientes de pensamiento, pero yo fui de a poquito tomándomelo más en serio, como un trabajo; hoy por hoy ya me independicé de mis papás. Sí tuve que dejar un trabajo, era profesora de canto, y lo tuve que dejar, porque si no, no podía viajar. A veces la gente no comprende los gastos que implica esto, como los equipos, que en Argentina son costosos. Paso a paso me fui animando a mostrarles a las personas que esto era también un trabajo, pues soy laica, me quiero casar y tener hijos, ¡no puedo vivir como un Franciscano! (risas). Tengo una vocación y aunque no hago un voto de pobreza, sí uso mis talentos para Dios. Si no hubiese dado ese paso, no estaría viajando con Tobías Buteler (piano) y Francesco Mazza (guitarra y productor), que también hacen parte del ministerio. También sé que nuestra música no está al nivel de otro tipo de música, pero hay que educar a las comunidades para que nos apoyen. Es decir, que si quieren música católica de calidad es necesario comprar los discos y no descargarla pirata, y decirles a los párrocos que apoyen a las bandas de sus comunidades.

Razón + Fe: ¿Qué te hace orgullosa de ser cantante católica?

AV: la Eucaristía. Casi siempre tenemos al mejor invitado, que es Jesús Eucaristía.

Razón + Fe: ¿En qué te inspiras para componer?

AV: no he compuesto muchas canciones. No creo que haya algún criterio para componer, cualquiera puede hacer una canción. Solo podría decir que se trata de ser sinceros, no querer aparentar, sino poner lo que hay en el corazón. Lo otro que me ayuda es pensar qué les ayuda a las personas para encontrarse con Dios, por ejemplo, “Haz tu obra”, que la compuse, me ayuda porque es una oración frecuente que hago: “Señor, aquí estoy, úsame”.

Álbum: Cristo Reina

 

En redes sociales:

Facebook: Athenas Música

Twitter: @Athenasmusica