Actualidad Fe

Duque se consagra al Sagrado Corazón y ratifica su fe católica ante la bancada liberal

El pasado 23 de junio el presidente electo cumplió la promesa de visitar Gómez Plata, el pueblo de su padre, si ganaba la presidencia. En compañía de varios ministrables hizo una ofrenda floral frente al busto de su padre, pero antes participó de la eucaristía en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, la cual fue presidida por monseñor Jorge Alberto Ossa, Obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Osos, quien leyó al final de la misa la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús, de la cual participó el próximo presidente de Colombia. Fuentes cercanas a Duque que lo acompañaron en esa ceremonia confirmaron a R+F que, efectivamente, el presidente electo se consagró a título personal al Sagrado Corazón de Jesús.

A propósito de la fe de Duque, en relación con la reunión sostenida con la bancada liberal del Congreso, que tuvo lugar a instancias de César Gaviria el pasado 26 de junio, El Espectador narra que al tocar el tema de la adopción por parte de parejas del mismo sexo “Duque se habría ratificado en su fe católica, al tiempo que habría advertido que cree plenamente en el modelo original del hogar, conformado por un hombre y una mujer”.

En el audio que acompaña el video, se escucha a Duque haciendo una oración que le enseñó el actual Obispo Auxiliar de Washington, Mario Eduardo Dorsonville-Rodríguez, cuando era capellán de la capilla católica del Banco Mundial, y que Duque hace para pedirle a Dios templanza y sabiduría, virtudes esenciales para cualquier político. Además, Duque también pide vida para disfrutar a sus hijos, siendo el amor por su familia un aspecto muy marcado en el joven presidente.

La oración, según la traducción del inglés de Duque, dice así:

“Espíritu de la sabiduría y el entendimiento, ilumina nuestras mentes, percibe los misterios del Universo con relación a la eternidad,

Espíritu del juicio y el coraje, guíanos en tener firmeza bautismal y en la decisión de seguir a Jesús,

En el camino del amor, Espíritu de conocimiento y de reverencia, ayúdanos a mantener el valor permanente de la justicia y la misericordia en cada día en lo que tiene que ver con las relaciones del uno con el otro.

Haznos respetar la vida y resolver los problemas de familia y Nación, economía y ecología.

Espíritu de Dios, esparce nuestra fe, amor y esperanza en las labores de cada día. Llena nuestras vidas de alegría y de aprecio, en tu presencia permanente para penetrar toda la Creación”.

Sobre el Autor

Redacción R+F