Actualidad Fe

Controversia por la cruz de la pastoral juvenil

Escrito por Redacción R+F

El pasado 17 de octubre una delegación de la Pastoral Juvenil Latinoamericana regaló al Papa Francisco, dentro del marco del Sínodo de los Jóvenes, la colorida cruz que al menos desde 2015 identifica a esa iniciativa perteneciente al CELAM.

De acuerdo con la página oficial de la pastoral juvenil,  sus símbolos utilizan diversos tonos de azul, rojo, amarillo y verde, representando las 4 zonas pastorales de Latinoamérica, así como los ecosistemas correspondientes a selva, volcanes, playas y mar. De igual forma, la notoria inclinación hacia la izquierda del crucifijo, según sus creadores, está inspirada en la “orientación de nuestro continente”.

Lo colorido del símbolo y su particular orientación llamó la atención de varios católicos alrededor del mundo, quienes incluso llegaron a pensar en un momento inicial que se trataba de un montaje. La coincidencia de los colores de la cruz con los de la bandera que identifica al movimiento gay, se ha interpretado en línea con la decisión del Vaticano en el Sínodo de los Jóvenes de adoptar por primera vez en los documentos oficiales de la Iglesia terminología LGTBI, en contra de lo aconsejado desde la Congregación para la Doctrina de la Fe desde Ratzinger, y frente a lo cual se han pronunciado de forma crítica destacados pastores y laicos.

Apoya el periodismo católico con un “like”:

En redes sociales varios jóvenes católicos expresaron su disgusto frente a la cruz de la PJLA:

[Si ves que tienen que explicar que la cruz de la Jornada Mundial de la Juventud no es LGTB es porque a todos les da la impresión de que lo es. No tendrían que dar explicaciones si no fuera obvio. Los que diseñaron lo cruz lo saben – Traducción R+F]

Si bien no parece que la cruz y los demás símbolos diseñados por la colombiana Natalia Herrera y el venezolano César Torres para la Pastoral Juvenil Latinoamericana tuvieran la intención de hacer un guiño a la comunidad LGTBI, el estilo del diseño y los colores es bastante consistente con otros trabajos de mercadeo que ha hecho el venezolano (ver aquí). Esta controversia, de hecho, es muy oportuna para reflexionar sobre la situación actual de la pastoral de la Iglesia católica dirigida a los jóvenes.

Mercadeo o símbolos religiosos

Tomado de https://www.behance.net/cyeimac

Al leer en la página oficial de la Pastoral Juvenil la historia sobre el súbito éxito que tuvo la cruz en redes sociales y en sus delegaciones latinoamericanas, queda claro que fue el resultado de una estrategia de mercadeo diseñada por los encargados para hacer la página web, los logos y demás material gráfico impreso y digital del portal para la PJLA, la cual “pegó” casi que por accidente y se transformó en algo más, cuando al P. Augusto Arocha, en ese momento Secretario General del Departamento de Familia, Vida y Juventud del CELAM, se le ocurrió ponerle un cordón a un modelo en acrílico de la cruz, para luego mandar a hacer 4, luego 100 y luego 500, convirtiéndose en un instantáneo best seller.

Esa mentalidad de mercadotecnia aplicada a la evangelización parece ser predominante en la pastoral católica dirigida a los jóvenes, en la que un buen número de pastores, antes que plantearles a los jóvenes lo que el Señor y la Iglesia esperan de ellos, se muestran muy afanados por descubrir lo que los jóvenes esperan de la Iglesia, al tiempo que parecen dispuestos a hacer las concesiones necesarias para ganarse su aprecio.

Fruto de una visión mundana y superficial, antes que de una trascendente y sobrenatural, muchos pastores hoy en día terminan adoptando una estrategia comercial, en vez de asumir su responsabilidad evangelizadora, la cual se advierte destinada a un fracaso que por supuesto merece.

Desde ese punto de vista la torcida y multicolor cruz de la PJLA, antes que marcar un éxito publicitario para esa iniciativa pastoral, se ha convertido en una excelente síntesis de lo que está fallando en los esfuerzos evangelizadores dirigidos a los jóvenes, y en general, al mundo contemporáneo.


Apreciado amigo de Razón+Fe:

¿Te parece que los creyentes católicos estamos bien representados en los grandes medios? Consideramos que no. Y por eso emprendimos desde 2014 una nueva forma de hacer periodismo que ya ha impactado a, por lo menos, 600 mil lectores (de la edición impresa), y a más de 260 mil visitantes en nuestra edición digital, que nació en 2016.

En Razón+Fe queremos que tus convicciones, enraizadas en verdaderos argumentos racionales, sean escuchadas, conocidas y defendidas, no precisamente para imponer un determinado punto de vista (porque la verdad nunca se impone, sino que atrae), al contrario: para mostrar la belleza y la autenticidad de la naturaleza humana, cuya comprensión, iluminada desde la Fe, permita el diálogo con quienes incluso no creen.

Y para lograr esto necesitamos de tu ayuda, primero en oración y luego en donación, sea con tu tiempo o tu aporte económico. ¡Porque ya nos leen miles de lectores, como tú, quienes merecen continuidad de un servicio profesional cada vez más cualificado y diversificado!

Comprometida con este desafío,
Alexandra Serna, directora de Razón+Fe (razonmasfe@gmail.com)

Haciendo clic aquí puedes donar en línea de forma segura:Apoya a R+F haciendo una donación con Tarjeta Débito

*Recibe el boletín semanal de Razón+Fe:

Sobre el Autor

Redacción R+F

Qué opinas: