Cultura Vida

“En el Principio”: la sorpresa de la vida ante el drama del aborto (teatro)

Escrito por Alexandra Serna

La compañía artística “Tree Clown” vuelve al escenario con un espectáculo que destaca el valor existencial de la vida humana, especialmente cuando se está gestando y frente a la realidad de la muerte. Jorge Giraldo y Natalia Ariza, católicos, protagonizan esta historia en la que el amor vence el miedo, abriendo un camino de esperanza ante el sufrimiento y la incertidumbre. Funciones el 13, 14, 20 y 21 de abril en Bogotá.

“Tengo un amigo absolutamente ateo que fue a ver la obra. Al final me dijo: ‘cuando fui a verla lo hice con el deseo de destrozarla, pero cuando me encontré con una obra cuya posición no juzga, sino que revela, me atrevo incluso a decirte que la llevemos al colegio de mis hijos, porque les habla de la búsqueda desordenada del afecto que lleva a la muerte’”.

Así narra Jorge Giraldo, actor de profesión, una conversación que tuvo el año pasado cuando se presentó en su primera temporada la obra de teatro “En el Principio” en Bogotá, la tercera producción escenográfica de su compañía, “Tree Clown”, la cual nació en 2012 para evangelizar a través del arte, específicamente con la técnica de actuación del clown o payaso. Este 13 de abril comienza la segunda temporada, en el Teatro Charlot.

“La vida explota en el encuentro”

Entre los espectadores que asistieron el año pasado también había creyentes del movimiento provida, quienes interpretaron la obra como una interesante apuesta por la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Jorge, quien tuvo su conversión definitiva al catolicismo a los 28 años de edad, afirma que realmente nunca se plantearon como objetivo denunciar el aborto, sino que en la construcción de la historia apareció como un elemento propio de los dramas humanos que se afrontan hoy en día.

“Buscábamos responder tres preguntas: ¿qué es la vida?, ¿de dónde viene la vida?, ¿qué cuida la vida? Hablamos entonces de lo que es fundamental para los seres humanos, claro, desde nuestro carácter de personas creyentes, pero en diálogo con personas que no creen, a quienes hay que suscitarles la pregunta por lo fundamental, lo verdadero. Luego, la muerte aparece en el hecho del aborto y los conflictos que este conlleva empiezan a generar un drama, y al final el ser humano descubre que no puede atentar contra sí mismo”, explica Jorge.

Él protagoniza la historia con Natalia Ariza, terapeuta ocupacional de profesión y clown de corazón, para quien ponerse la nariz roja le permite aflorar su creatividad, ponerla al servicio de la belleza y la verdad y esto la hace “completamente feliz”.

Cortesía: Tree Clown.

Cortesía: Tree Clown.

“La pareja de esta obra afronta los dramas de una enfermedad y un embarazo en el cual él sí desea tener al bebé y ella no, quien en medio de su egoísmo lo ve como un obstáculo para sus proyectos profesionales, su futuro. No obstante, el amor y el reconocimiento de ella misma frente a ese ser que lleva dentro le permiten ver el mundo de otra manera. En camino viene una creación de Dios”, expresa Natalia.

De ahí que el eslogan de esta obra: “la vida explota en el encuentro” no solo se refiere al origen biológico de todo ser humano, sino al encuentro de los espectadores con la verdad de su propia existencia. “La vida sorprende, lo que es verdadero te sorprende y las sorpresas son de las cosas que te hacen sentir vivo”, concluye Jorge, quien ha encontrado en las tablas y detrás de la nariz roja una manera única de relacionarse con Dios.

¿Quieres ir a la obra?

Tríos: $30.000 cada uno

Grupos de cinco personas en adelante: $25.000

*Foto principal: cortesía Tree Clown.