Actualidad

Se acerca el fin de la dictadura en Cuba. Profecía claretiana

Escrito por Redacción R+F

La muerte del dictador cubano Fidel Castro, además de ser una buena noticia que comienza a cerrar definitivamente el ciclo de la violencia comunista en América Latina, es un signo de esperanza de una pronta liberación para el pueblo cubano, eso sí, al igual que en Venezuela, es liberación posiblemente tendrá su precio en sangre.

Este es el legado del dictador comunista cubano:

– Estudió en un colegio católico jesuíta pero persiguió a la Iglesia Católica y se declaró ateo y marxista-leninista.
– Se le vincula con el homicidio de Jorge Eliécer Gaitán y la planeación del “Bogotazo” como un intento de derrocar al gobierno conservador, y crear el ambiente para una toma comunista de nuestro país.
– Financió, asesoró y protegió a terroristas, guerrilleros y asesinos de izquierda de América Latina, con especial éxito en Colombia, donde el líder de uno de los grupos guerrilleros apadrinados por él, acaba de celebrar como un éxito el acuerdo logrado con el gobierno de Santos.
– Asesoró a pseudo dictadores de izquierda como Hugo Chávez en Venezuela o Salvador Allende en Chile.
– 7.634 asesinatos por motivos políticos o por intentar escapar de la isla prisión. Mandó fusilar a quienes resistían su abuso de poder o sus ideas, incluso a sus propios “camaradas” (ver). Los asesinatos políticos se siguen ejecutando bajo órdenes de su hermano Raúl Castro.
– Encarceló a miles de disidentes políticos, quienes inclusive hoy en día siguen tras las rejas por defender su libertad de expresión, conciencia e ideas.
– Un país arruinado y desmoralizado, mientras él, en nombre del comunismo amasó una fortuna personal de más de 800 millones de euros, en buena medida gracias a su involucramiento con el narcotráfico de las FARC y Chávez (ver).
– Mandó a tropas del ejército cubano a luchar a Angola para apoyar a la guerrilla de ideología marxista.
– Puso en vilo al mundo cuando en Octubre de 1962 permitió la instalación de misiles con ojivas nucleares por parte de la URSS en Cuba
– El supuesto avance en medicina solo es para los extranjeros o la gente del partido comunista porque para el pueblo común no tienen ningún beneficio.

Este es un testimonio sobrecogedor (parcialmente en inglés) de una de las víctimas de la dictadura de Fidel Castro, que logró vencer gracias a sus principios religiosos y su fortaleza espiritual, los intentos del régimen de someter su libertad interior:

Tanta injusticia y dolor sufridos por muchas generaciones de cubanos, explican la natural alegría que los exiliados de todos los rincones del mundo expresaron ante la noticia de la muerte de su verdugo.

En especial, en el sector de Miami (EEUU) denominado “Pequeña Habana”, donde la Policía cerró las calles cercanas al Restaurante Versailles de la Calle Ocho, para que cientos de personas con cacerolas y tambores celebraran al grito de: “Libertad para Cuba” y “Fidel, tirano, llévate a tu hermano“, en referencia al actual presidente cubano Raúl Castro.

Reacciones contradictorias de los gobiernos latinoamericanos:

Semejante historial debería ser suficiente como para que los principales líderes de las naciones democráticas, si no celebraran el fin del tirano, al menos desearan un mejor futuro para el pueblo de Cuba (y de América Latina), ahora que su principal enemigo ha dejado de existir.

Sin embargo, es sorprendente la forma como las ideas marxistas han permeado nuestra cultura, hasta el punto de que se admira la obra de este sanguinario dictador, y se olvidan o menosprecian sus víctimas. En gran parte gracias a esa mentalidad de la izquierda según la cual luchar por la utopía comunista, es un ideal “altruista” (supuestamente a favor de los débiles, pobres y desamparados) que justifica los medios más perversos. Al final, los débiles y los pobres son los que más sufren en ese tipo de regímenes que matan las libertades y oprimen el alma, y terminan siendo ante todo explotados para justificar atrocidades y sostener gobiernos insostenibles.

Afortundamente, la gran mayoría de estos líderes filo castristas están de salida, y ojalá para siempre, del escenario político latinoamericano:

bachelet

mujica

Por otra parte, el presidente electo de Estados Unidos, fue contundente en su mensaje sobre el significado de Castro para su pueblo, a quien calificó de “brutal dictador” en un comunicado en el que recuerda a los veteranos de Bahía de Cochinos y espera “ver pronto algún día” una “Cuba libre”.

“Hoy el mundo marca el fallecimiento de un dictador brutal que oprimió a su propio pueblo durante casi seis décadas. El legado de Fidel Castro es uno marcado por los pelotones de fusilamiento, el robo, el sufrimiento inimaginable, la pobreza y la negación de los derechos humanos fundamentales“, agregó en un comunicado.

“Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, espero que el día de hoy sea un paso para alejarse de los horrores que se han soportado durante demasiado tiempo, y hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano viva por fin con la libertad que tanto se merecen”, dice la nota.

“Aunque no podemos borrar las tragedias, la muertes y el dolor causados por Fidel Castro, nuestra administración hará todo lo posible para garantizar que el pueblo cubano pueda, finalmente, comenzar un viaje hacia la prosperidad y la libertad“, prosigue el presidente electo.

“Me uno a los muchos cubano-estadounidenses que me apoyaron tanto durante la campaña, incluyendo a los veterano de la brigada 2506”, finaliza, en referencia de los destacados en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, en 1961, “con la esperanza de ver pronto algún día una Cuba libre”.

Mientras tanto, el Papa Francisco fue prudente en sus declaraciones al respecto:

franciscofidel_alexcastro_261116 “Expreso mis sentimientos de pesar a vuestra excelencia y a los demás familiares del difunto dignatario, así como al Gobierno y al pueblo de esa amada nación”, señala el Santo Padre en el telegrama difundido por la Sala de Prensa de la Santa Sede.

“Al mismo tiempo, ofrezco plegarias al Señor por su descanso y confío a todo el pueblo cubano a la materna intercesión de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de ese país”, concluyó el Pontífice.

El futuro de Cuba después de Fidel según san Antonio María Claret:

 San Antonio María Claret nació en 1807, en Cataluña. En 1851, partió rumbo a Cuba con el encargo de ser Arzobispo de Santiago. Llegó el 18 de febrero de ese año y consagró su actividad pastoral a la protección de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de todos los cubanos, de quien también fue un entusiasta devoto.

Según la tradición, el Padre Claret estaba recorriendo las zonas montañosas de Santiago cuando se le presentó la Virgen de la Caridad para predecirle el futuro de Cuba, profecía que luego el sacerdote transmitió a sus feligreses y miembros de su congregación.

La revelación de la Virgen “hablaba de un joven muy osado (NDR, Castro) que subiría por esas mismas montañas con las armas en la mano, y después de unos años bajaría triunfante con una espesa barba, acompañado de otros hombres también barbudos y con largos cabellos”.

“Esos jóvenes traerían, colgando de sus cuellos, medallas de la Caridad del Cobre y crucifijos que en poco tiempo dejarían de usar, para luego negar con vergüenza sus creencias”.

La profecía agrega que el joven líder “sería aclamado por todos a causa de numerosas reformas de beneficio popular, se iría apoderando poco a poco de todo el poder, sumiendo al pueblo cubano bajo una férrea dictadura que duraría 40 años, en los cuales Cuba sufriría numerosas calamidades y penurias. Finalmente, ese hombre moriría en la cama”.

Tras su fallecimiento, continúa la profecía, “se produciría un corto período de inestabilidad y enfrentamientos, en los que incluso llegarían a producirse algunos derramamientos de sangre, aunque luego la nación cubana volvería a levantarse poco a poco hasta llegar a ocupar un destacado lugar en el ámbito internacional”.

El 22 febrero de 1857, San Antonio María Claret partió de regreso a España al ser nombrado confesor de la Reina. Fue despedido por una multitud en el puerto de Santiago de Cuba.

Si bien Fidel Castro logró escapar la justicia humana, ya Dios se ha encargado de juzgarlo. Oremos porque tenga misericordia de él.

Fuentes e imágenes: Aciprensa, Libertad Digital.

  • Drope Mejias

    Si hay grupo dentro el ejército de Cuba que espera la orden de asamiento