Actualidad Vida

Pediatra colombiana declara superhéroe a Alfie Evans

Escrito por Invitado

La muerte a los 23 meses del bebé británico, que se convirtió en un símbolo mundial de la defensa de la vida y de lo que algunos califican la “tiranía de los jueces”, sigue despertando múltiples reacciones de indignación en redes sociales, pero también de esperanza, como lo escrito por la manizaleña Diana López, quien desde su vocación como médica y su fe católica compartió una peculiar visión de quién ganó realmente.

“Alfie Evans: ingresaste a mi lista de niños superhéroes. Hablaré a los míos de ti y les diré que una vez existió un niño que, sin tener los músculos de Superman, le regaló los más fuertes abrazos a su familia; sin poder caminar, recorrió el mundo con su historia para hablar de esa compasión que se nos olvida, y les diré además que te declararon la guerra por tu no encajar en esa definición de ser humano y vida de los ‘poderosos’ contra los que tuviste que luchar.

Les diré que les diste una gran batalla y que no te dejaste derrumbar fácil, que fuiste un gran guerrero… y es que ganar no dependía de la fuerza física, y tú lo sabias. Con cada respiración que diste de mas derribaste a los grandotes, y ganaste tú, porque ahora tú estás con Él, alcanzaste la meta, serás feliz eternamente; en cambio, ellos siguen acá sentados en su vanidad y soberbia, llenando el corazón de una falsa alegría, pues decidir cuándo alguien debe morir debe generar un fresquito pasajero que se acaba, ¡pobrecitos!

Ganaste Alfie Evans, tú ya estás en casa. Y fuiste a ella cuando Dios dijo: ‘es hora’, no seis horas después como pensaron… No, fue cuando Él dijo: ‘está todo listo, ven’. (Hoy es el día de Santa Gianna, defendió a los niños y la vida a capa y espada, estoy segura que ella lo acompañó en toda su lucha y no es casualidad que Alfie muriera el día de la fiesta de ella). Celebran juntos, lo sé.

Gracias Alfie, saluda a Cristo de mi parte”.

*Reproducimos el texto del perfil de FB de la autora, con su autorización.

En contexto: ¿qué pasó?

El bebé británico Alfie Evans padecía una enfermedad neurodegenerativa y estaba hospitalizado desde finales de 2016, pero el sistema judicial de su país, en contra de la voluntad de sus papás y de que Italia lo declaró ciudadano para recibirlo, ordenó que lo desconectaran del soporte vital. Milagrosamente y en contra del pronóstico médico estuvo respirando por sí solo, en algunos momentos con ayuda de sus padres, durante casi una semana, hasta que finalmente falleció el 28 de abril de 2018.

“Mi gladiador ha rendido su escudo y ha ganado sus alas… Con el corazón totalmente roto. Te quiero mi niño”, escribió su padre, Tom Evans, en su perfil de Facebook.

**Imagen principal: Tomada del perfil del Obispo José Ignacio Munilla (@ObispoMunilla).