Actualidad Vida

“La presencia y la oración tienen poder frente al aborto”: 40 Días por la Vida

Escrito por Alexandra Serna

Orantes en Tunja frente a Profamilia / Tomada del perfil de FB de 40 Días por la Vida Colombia.

En entrevista con Razón+Fe, Pamela Delgado, Directora nacional de las campañas de oración frente a los centros abortistas como Oriéntame y Profamilia, destacó que en la sexta jornada realizada del 14 de febrero al 25 de marzo se haya salvado la vida de 41 bebés en gestación. Se pasó de 17 a 19 ciudades participantes, dos psicólogas renunciaron a sus trabajos y la organización está extendiendo la cultura de la vida a través de charlas en empresas y colegios.

Razón+Fe (R+F): ¿Cuál fue la mayor satisfacción de esta sexta campaña en comparación con las anteriores, y las mayores sorpresas o regalos de Dios?

Pamela Delgado (PD): Indudablemente, la mayor satisfacción es y seguirá siendo la vida de los bebés que dejan de ser abortados y la paz de sus madres, quienes contemplan otra opción distinta al aborto frente a su embarazo inesperado. En esta vigilia 41 bebés dejaron de ser abortados. Dos de ellos, de Bogotá, están en proceso de adopción, sus madres decidieron darle el sí a la vida de sus hijos y al término de su embarazo los entregarán en adopción. Me emociona pensar en las miles de parejas que, sin poder concebir de manera biológica, esperan hacerlo a través de la adopción. Es paradójico ver que aquellas que quieren concebir no pueden, y aquellos que no quieren buscan el aborto para deshacerse de la vida del bebé inesperado.

R+F: ¿Cuáles fueron las principales dificultades, tropiezos o ataques y qué aprendieron de esto?

PD: Las dificultades son pocas frente a la victoria de ver vidas de bebés y madres salvadas del aborto. Vemos cómo el poder de la oración sacude a la sociedad. En Pereira el Alcalde se negó a darnos el permiso de hacer la vigilia, pero cedió después de un proceso de diálogo con el coordinador de la campaña en esa ciudad y de recoger más de 10 mil firmas, dándose cuenta de que es una manifestación pacífica que reúne la opinión de miles de personas en Colombia frente al aborto.

En Bogotá, en Teusaquillo, resultó muy divertido ver un sábado en la mañana que llegaron los policías del Esmad, súper armados con máscaras de gas y demás elementos, para proteger el barrio, porque en uno de los centros de aborto de la zona les dijeron que iban a ir unos médicos provida. La escena, al final, fue cómica: los médicos de rodillas rezando frente al centro abortista de manera pacífica y los policías del Esmad aburridos viendo que no había nada más inofensivo que esto. Allí mismo y en Tunja tampoco faltaron las manifestaciones de mujeres escandalosas, gritando arengas en contra de Dios, de nuestra oración y de nuestra opinión.

Aprendemos con esto que la presencia y la oración tienen poder y están logrando que la sociedad se cuestione frente a la realidad del aborto, viendo así la otra cara de la moneda, que nada tiene que ver con derechos, salud o bienestar, sino por el contrario, con sentimientos de arrepentimiento, depresión y tristeza.

R+F: ¿Y cómo asumieron finalmente la columna en contra de la campaña que escribió la feminista Florence Thomas?

PD: Sí, en su columna de El Tiempo en la que se refiere al movimiento provida como un movimiento violento que va en contra de la vida, ¡qué paradoja! Nos encantaría que con esa ligereza con la cual nos describe como violentos, nos mostrara las pruebas de nuestras supuestas acciones que atentan contra la vida de las mujeres, pues parece hacer referencia más a una manifestación de las que usualmente hacen las mujeres del grupo de feministas que ella coordina, en la que se desnudan y gritan desesperadamente arengas ofensivas frente a nuestras vigilias.

La clave: acompañar a las mujeres

R+F: ¿En esta ocasión también hubo personal de la salud que renunció a los centros abortistas?

PD: Sí, dos psicólogas renunciaron a sus trabajos en Cali. Este es un caso hermoso, porque es algo nuevo: en esta ciudad estamos haciendo la vigilia en la capilla de un hospital y esto ha hecho que la comunidad del hospital se cuestione. Y en Pereira celebramos porque, después de todo, cerraron Oriéntame, y creo que en algo tuvo que ver la vigilia (abrieron en Dosquebradas).

R+F: Aparte de Bogotá, se destacaron Tuluá y Medellín. ¿Cuál fue la clave?

PD: Efectivamente, según los bebés que conocemos que han sido salvados del aborto, pero sabemos que hay muchos casos que no conocemos. En todo caso, ayuda mucho que las personas en las vigilias desarrollen un acompañamiento a las mujeres, una consejería y que les muestren opciones reales a las cuales acudir en caso de decidirse por la vida. En estas tres ciudades tenemos centros de apoyo para la mujer, a través de los cuales brindamos apoyo psicosocial y espiritual, entre otros.

R+F: ¿Qué sigue o viene próximamente para 40 Días por la Vida?

PD: Nuestra misión se desarrolla durante todo el año a pesar de que las vigilias de 40 días sean dos veces al año, nosotros somos defensores de la vida los 365 días, no solo en las zonas de aborto, sino en nuestro diario vivir. Somos un equipo de personas conscientes de esta misión y dispuestos a hablar de ello. Necesitamos hablar de la otra cara de la moneda, que brindemos ayudas concretas, ofertas laborales, refugios, apoyos materiales, psicológicos y espirituales, y en esta red estamos unidos para ese fin, ayudándonos unos a otros. Para defender la vida no hay descanso.

Concretamente, seguiremos haciendo vigilias mensuales en los puntos de oración, unas jornadas cortas, y realizaremos un Baby Shower con las mamás que han dicho “sí” a la vida y con los voluntarios que hicieron posible la vigilia. Estamos dando charlas en empresas y colegios sobre la realidad del aborto, la sexualidad, la afectividad sana y otros temas que ayudan a elevar la conciencia frente al aborto y al embarazo inesperado. Seguimos trabajando para encontrar cada vez más y mejores formas de concientizar a la sociedad sobre la otra cara del aborto, porque el aborto no acabará ni con leyes ni con dinero, sino de corazón a corazón.

¡Esta es la victoria de 40 Días por la Vida!

En la sexta campaña, reporte hasta el 28 de marzo de bebés salvados:

Usaquén (Bogotá): 3 bebés

Teusaquillo (Bogotá): 4 bebés

Kennedy (Bogotá): 1 bebé

Suba (Bogotá): 1 bebé

Facatativá: 2 bebés

Chía: 1 bebé

Fusagasugá: 3 bebés

Dosquebradas: 2 bebés

Ibagué: 1 bebé

Cúcuta: 3 bebés

Cali: 1 bebé

Tuluá: 6 bebés

Bucaramanga: 1 bebé

Barranquilla: 1 bebé

Medellín: 5 bebés

Montería: 2 bebés

Popayán: 1 bebé

Santa Marta: 1 bebé

Tunja: 2 bebés

En el mundo:

25 países

579 bebés salvados

2 empleados renunciaron

2 centros de aborto cerrados

Sobre el Autor

Alexandra Serna

Comunicadora social y periodista. Especialista en desarrollo personal y familiar.

Sus primeros pasos de periodismo los dio en Semana.com, en Bogotá; caminó con más firmeza, desarrollando el "olfato periodístico", en el periódico La Patria, de Manizales (su ciudad de origen), y regresó a la capital del país para trabajar como periodista de investigación en RCN Radio. Su siguiente paso fue saltar de los medios tradicionales a los medios alternativos de evangelización. Es la directora de Razón+Fe.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com