Actualidad

¿Homofobia, terrorismo o nihilismo?

Escrito por Redacción R+F

Desde el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hasta los comentarios en redes sociales, la opinión pública ha condenado el múltiple homicidio de la discoteca The Pulse, en Orlando Florida, como un crimen de odio, en particular como un crimen homofóbico.

Y hay motivos para pensar que fue así: el padre del atacante, Omar Mateen, es un Musulmán observante, quien se autoproclamó candidato presidencial de Afganistán, Sediqque Mateen, quien descartó la motivación religiosa de la masacre. Explicó a NBC noticias que en una salida familiar, se había disgustado al ver a una pareja homosexual besarse al lado de un árbol, delante de su esposa y su hijo pequeño, y luego, al ir al baño, encontraron a otra pareja homosexual besándose.

Sin embargo, un análisis realizado por la BBC de los videos de Sediqque en youtube lo muestran como una persona errática, que expresa simpatías con una parte del movimiento Talibán e invita al ejército de su país a invadir Pakistán y tomar Islamabad, agregando frases como “Muerte a Pakistán, que respalda la muerte y el terrorismo”.

Uno de los clientes de la discoteca donde ocurrió la masacre, Ty Smith, calificó de la motivación “homofóbica” ofrecida por el padre de Omar Mateen como: “total y absoluta basura. Sin ofender a nadie, él ha estado con nosotros”.

Los excompañeros de trabajo de Omar, y su exesposa, lo califican como un hombre desequilibrado y violento, que se inyectaba esteroides, estaba disgustado con todo en su vida y le pegaba a su exmujer por cualquier motivo.

Via Facebook: pulseorlando

Su segunda esposa, Noor, por otra parte, ha revelado que en varias ocasiones le había comentado sobre su intención de cometer un atentado, y que había pensado en Disneylandia y en la Discoteca The Pulse, donde finalmente ocurrió la masacre. Aunque ella intentó convencerlo de que no lo hiciera, dice haberlo llevado a la discoteca para que analizara el terreno en el que realizaría la masacre. Y el día en que se cometió el ataque, decidió quedarse donde una amiga, sin advertir nunca a la policía.

¿Ataque de un homosexual frustrado?

En contraste con las declaraciones de la actual esposa de Omar Mateen, diversas fuentes de noticias muestran al atacante como un homosexual frustrado. En el Miami Herald, por ejemplo, han aparecido testimonios de empleados y clientes de la discoteca, quienes aseguran haber visto al atacante como un cliente más, que iba al sitio desde hace años y que usaba aplicaciones de celular para entrar en contacto con personas con inclinaciones homosexuales.

Uno de los artistas del sitio dice haber visto a Omar Mateen hasta dos veces al mes durante los últimos tres años.

En el Palm Beach Post, por otro lado, se reportan cinco testimonios de personas que dicen haber visto a Mateen en distintos bares gays, mientras que un excompañero de colegio que pidió reserva de su identidad, relató que iban a ese tipo de lugares con otros compañeros de colegio, y que una vez Mateen intentó seducirlo, pero que él lo rechazó porque en ese entonces no había asumido una identidad homosexual. Cuenta que Mateen le dijo que si fuera homosexual sería su tipo, y no pasó nada más. Otros clientes de The Pulse, como Jim Van Horn, de 71 años, cuentan que habían visto a Mateen en la discoteca desde hace años, tratando de atraer hombres.

Para completar esta escena, el actual novio de la exesposa de Mateen contó a la cadena SBT, que Omar Mateen era psicológicamente inestable, sin ningún vínculo con el terrorismo organizado y con inclinaciones homosexuales. Sin embargo, el FBI le pidió a la exesposa de Omar que no cuente a los medios de comunicación norteamericanos sobre la inclinaciones sexuales.

Uno de los compañeros con los que trabajaba en la empresa de seguridad GS4 renunció porque no soportó la presión de Omar. Cuando le dijo que no quería conversar más con él por sus comentarios excesivamente violentos, Daniel Gilroy comenzó a recibir mensajes insistentes de parte de Mateen, reclamándole porqué no lo llamaba y que lo estaba traicionando. La novia de Daniel comenzó a sospechar que existía una relación romántica entre los dos y que Omar era el amante despechado, lo cual le llevó finalmente a renunciar a la empresa.

Oportunismo del activismo homosexual

La tragedia y la confusión sobre las motivaciones del atacante para cometer el crimen, ha sido rápidamente capitalizado por algunos activistas homosexuales como una oportunidad para lograr el avance de su agenda.

El portal Las2Orillas, por ejemplo, publicó una nota en la que se utiliza la tragedia de Orlando, para promover odio e indignación contra el Procurador Alejandro Ordóñez y las personas que se identifican políticamente con Álvaro Uribe; y otra en la que la periodista María Clara Gracia culpa a la Iglesia católica de hacer daño a la sociedad al calificar los actos homosexuales de contrarios a la naturaleza, generando la “homofobia” que produce masacres como la de la discoteca The Pulse.

La Alcaldía de Bogotá por su parte, a través de la Secretaría Distrital de la Mujer, aprovechó para sacar un comunicado atribuyendo a quienes se oponen a la adopción por parte de parejas homosexuales, como promotores de la violencia que se presentó en la ciudad de Orlando E.E.U.U.

Dice el comunicado de la Alcaldía de Bogotá:

Los discursos de odio, las afirmaciones infundadas que ponen en tela de juicio la capacidad de las personas homosexuales por ejemplo para cuidar o tener a sus hijas e hijos, y las afirmaciones temerarias constituyen el caldo de cultivo que alimenta la concreción de actos violentos como el que hoy lamentamos.

La Secretaría Distrital de la Mujer -SD Mujer-, está encabezada por Cristina Vélez (cuota de Martha Lucía Ramírez en la alcaldía de Peñalosa), una historiadora de la Universidad de Los Andes y miembro de la Asamblea de Profamilia.

Otros grupos de activistas han aprovechado el amplio despliegue que los medios de comunicación están dando a la noticia, para hacer un llamado al adoctrinamiento de los niños en la ideología de género, como la mejor forma de prevenir este tipo de violencia en el futuro.

¿Cómo afrontar desde una perspectiva católica esta situación?

Este tipo de tragedias deben ser siempre una oportunidad para buscar la unión y no para dividir ni fomentar odios, es un momento en el que debemos demostrar nuestro dolor y solidaridad, cómo nuestra fe puede guiarnos a sacar bien del mal, no permitiendo que este tipo de situaciones sirvan para sembrar resentimiento.

Como creyentes lo primero que debemos hacer es recurrir a la oración, pedir que Dios ilumine nuestra sociedad, nuestros corazones y nos guíe en estos momentos difíciles. Es una oportunidad para pedir por el alma de las víctimas de esta masacre y por el dolor de sus familiares, así como por la pronta recuperación de los heridos. También por supuesto, para pedir por la conversión de quienes llevan un estilo de vida alejado de Dios, y por nosotros, para que estos conflictos no nos hagan perder nunca la caridad, que es la señal de los verdaderos discípulos de Cristo.

Y lejos de sentirnos avergonzados o intimidados por quienes aprovechan estas situaciones para atacarnos, debemos afianzarnos en la difusión del mensaje cristiano que es siempre de perdón, arrepentimiento y amor incondicional, inclusive frente a quienes nos odian y persiguen.

Pero eso no quiere decir ser pasivos, ni aceptar las injusticias a través de las cuales tergiversan y desfiguran nuestra fe.

Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos en la difusión de la ética cristiana de la sexualidad, de modo que sea bien entendida en especial por las generaciones más jóvenes, que son las más susceptibles a la manipulación ideológica de los medios de comunicación liberales en nuestro país.

Promovamos una discusión serena sobre los efectos psicológicos del estilo de vida gay, de la promoción de conductas saludables para la construcción de familias fuertes y unidas, que perseveren en el tiempo, y que no promuevan riesgos para la salud pública. Hablemos sobre la visión ética nihilista que se está imponiendo en la sociedad, cuyos frutos son la desintegración de la familia, la pérdida de referentes morales en los proyectos de vida de los jóvenes, quienes terminan reduciendo sus expectativas a un búsqueda de dinero, poder y placer, a través en gran medida de una sexualidad sin donación, que denigra nuestra naturaleza humana, un narcisismo que marchita la solidaridad social y una necesidad de evadir la realidad a través del consumo de drogas, elementos que terminan alimentando una sociedad salvaje y violenta.

Foto: El Tiempo

Denunciemos actitudes como las de la Secretaria Distrital de la Mujer, quien al relacionar la promoción del modelo natural de papá y mamá para la adopción con el uso de rifles para masacrar selectivamente homosexuales, está demostrando la peor clase de oportunismo político pro gay, en el mejor de los casos, y en el mejor, una muestra de prejuicio anti cristiano y falta de criterio que debería inhabilitarla para ejercer funciones públicas.

Es necesario abrir los ojos, más que nunca, frente a la forma como son elegidos nuestros funcionarios públicos, pues Cristina Vélez llegó a la posición en la que se encuentra, de la mano de Martha Lucía Ramírez, quien se presenta como una líder conservadora, defensora de la vida y la familia. Sin embargo, es paradójico que la primera oportunidad de la líder conservadora para acceder a la administración de una ciudad tan importante como Bogotá, la aproveche para promover activistas que utilizan su autoridad para impulsar la visión nihilista, vacía de referentes morales en materia de vida, familia y sexualidad.