Actualidad

¿Es hora de que La W Radio rectifique por el caso del padre Yepes?

En el programa “Nos cogió la noche” del canal antioqueño Cosmovisión emitido el 28 de marzo, el panel de periodistas diseccionó la nota periodística que el periodista Juan Pablo Barrientos hizo sobre el padre Yepes en La W, con ayuda de la investigación realizada por Frank Zapata.

Uno de los datos interesantes presentados en el programa es que, según la Fiscalía General de la Nación, entre 2014 y 2015 se denunciaron 8.506 casos de abuso sexual contra menores, de esos solo 1 involucra a un sacerdote católico, lo cual permitió a Frank señalar que se está “desviando la mirada, porque el problema del abuso sexual no es por los sacerdotes, sino por otras personas cercanas al núcleo familiar, como amigos, padrastros”.

La conclusión de la mesa es que queda muy mal parado el periodista Juan Pablo Barrientos, por la falta de contraste de sus acusaciones, lo cual sugiere que detrás existe una motivación más personal que profesional, pues tantas inconsistencias en su nota sobre el padre Yepes, las cuales fueron muy fáciles de desvirtuar, dejaron en evidencia una especial animadversión contra la Iglesia Católica.

En razón al gran impacto que ha tenido la nota periodística de Frank Zapata, el periodista de La W Juan Pablo Barrientos se habría visto obligado a publicar un comunicado de prensa, a modo de columna de opinión, tratando de responder a las críticas a su trabajo periodístico, pero en lugar de rectificar sus equivocaciones reclama a la opinión pública la falta de indignación con los demás casos denunciados, y se presenta como una víctima que ha sufrido mucho por la reacción pública contra su nota sobre el padre Yepes.

El conductor del programa Nacho López afirmó al final: “Julio Sánchez Cristo no debió quedar muy contento, porque sabemos que es una persona muy estricta y por el nombre de su emisora. Vamos a investigar y les contaremos”.

Sin embargo, la primera obligación del medio de comunicación que hizo un escándalo infundado no solo contra una persona inocente y querida por la sociedad, sino también contra la Iglesia Católica, sobre la cual se reafirma en el imaginario popular una idea injusta, debería ser el de rectificar su información y pedir disculpas claras y públicas a los afectados.

Si La W no tomara ninguna medida al respecto, significaría una aceptación tácita por parte de esa emisora de prácticas difamatorias, lejanas de los estándares éticos de la práctica periodística, con el fin de generar audiencia, prestándose además para la difusión de “propaganda” ideológica en desmedro de la importante función social que deben cumplir las empresas informativas.

Petición ciudadana relacionada:

#YoApoyoAlPadreYepes QUE SE RETRACTE LA EMISORA W

Notas relacionadas:

Los “precios que se pagan” por el escándalo de pederastia en la Arquidiócesis de Medellín

Las inconsistencias de quien acusa al padre Carlos Yepes por abuso sexual

Sobre el Autor

Redacción R+F

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com