Actualidad

Conferencia Episcopal resalta líneas rojas para Acuerdos de La Habana

Escrito por Redacción R+F

La Presidencia de la Conferencia Episcopal (Mons. Augusto Castro y el Card. Rubén Salazar), se reunieron la semana pasada con una delegación la guerrilla de las FARC-EP en La Habana Cuba y luego con una delegación del Gobierno en el Ministerio del Interior, para dialogar sobre las preocupaciones que los líderes del NO al Plebiscito le transmitieron a la Iglesia católica, en cuanto a las modificaciones necesarias para lograr un acuerdo definitivo que le ponga fin a 50 años de violencia subversiva.

El viernes 4 de noviembre la Conferencia Episcopal presentó un comunicado de prensa con una reseña de lo dialogado, que demuestra la comprensión de la Iglesia sobre las líneas rojas que los negociadores deberán reconocer en los nuevos acuerdos, si quieren que haya respaldo ciudadano para su implementación.

El primer punto que destacan los obispos es la necesidad de eliminar el rango constitucional que se pretendió dar a los acuerdos. Los obispos explican que “el único verdadero blindaje sería un mayoritario respaldo popular”.

Este punto plantea el interrogante de si la Iglesia estaría tomando partido en cuanto a que sería necesario un nuevo mecanismo de refrendación, lo cual parecería ir en contra de la posición del gobierno justo cuando anunció desde el Reino Unido que sería el Congreso quien implementaría el nuevo acuerdo, y cuando la oposición comienza a sospechar de que las reformas a los acuerdos serían apenas cosméticas, y que se avecina un “conejazo” a los resultados del Plebiscito que dejaron si piso lo acordado con las FARC-EP.

En esa misma línea de respeto institucional, la Iglesia resaltó la necesidad de que la justicia transicional no se desconecte de forma absoluta de la rama judicial colombiana.

Finalmente, lo más importante fue el llamado que hizo en respaldo de los temas que más han preocupado a padres de familia y comunidades religiosas: la libertad de conciencia, la libertad religiosa y el Enfoque de Familia.

Esta declaración de la Iglesia aparece como un gran triunfo para la movilización de los católicos y protestantes en contra de los acuerdos de La Habana, en defensa de estos bienes y libertades fundamentales (familia, conciencia y religión y familia), frente al ambiente pre plebiscito en el que hubo una división entre las comunidades protestantes alrededor del Sí y el No a los acuerdos, y una desconexión de los fieles católicos con la jerarquía, la cual mayoritariamente movilizó a los fieles a favor del voto a conciencia y “por la paz”, sin advertir los riesgos que para representaba lo acordado entre el gobierno Santos y la guerrilla comunista.

La inclusión del Enfoque de Familia ha sido abanderado por las comunidades protestantes, pero ha tenido su mejor desarrollo por el ex procurador Alejandro Ordóñez quien entregó un documento dedicado a la revisión del Enfoque de Género, en el cual se precisan sus alcances y se pide reconocimiento expreso a la familia natural, monogámica y heterosexual, a sus derechos, así como se pide el fin de la violencia en el vientre materno.

Esta declaración coincide con la que, en sentido opuesto, acaban de difundir de manera conjunta el colectivo LGTBI y las FARC, según el cual no se podrá incluir en las discusiones de renegociación temas como “la definición de familia, matrimonio o adopción”, ni tampoco derechos LGTBI reconocidos por la jurisprudencia constitucional.

Documentos:

Comunicado Conferencia Episcopal – 4 de nov. de 2016
Propuesta de Enfoque de Familia para el Acuerdo Final.
Comunicado conjunto FARC – LGTBI 3 de nov.de 2016

Foto: Vanguardia.com