Actualidad Vida

Conferencia Episcopal de Colombia exige un mínimo de coherencia con la “Paz” al Gobierno Santos

Con ocasión del borrador de reglamentación de la Eutanasia para menores de edad, que el Ministro de Salud, Alejandro Gaviria acaba de presentar en días pasados para el debate público, la Conferencia Episcopal Colombiana emitió un comunicado en el que lo calificó como “una manifestación más del debilitamiento espiritual y moral de nuestra sociedad con respecto a la dignidad de la persona enferma”.

En un mensaje que podría interpretarse como un reclamo al Presidente Santos, quien el día de ayer declaró que seguiría adelante en su negociación con el ELN para salvar las vidas, con el fin de que actúe de igual manera en esta materia.

La Iglesia católica ha sido incondicional aliada del Gobierno Santos en sus procesos de negociación tanto con las FARC como con el actual del ELN, asumiendo en distintas ocasiones el peso de mantener los diálogos abiertos, cuando a raíz de actos violentos de ambos grupos guerrilleros la opinión pública se ha inclinado por levantar la mesa, la Iglesia ha sido siempre la primera en llamar  la perseverancia en la vía negociada.

Justo un día después de que el Presidente Santos, en un evento frente a líderes cristianos, le exigiera al ELN “un mínimo de coherencia” con el proceso de negociación,  parecería que la Iglesia católica le exige al presidente Santos “un mínimo de coherencia” con su política de buscar la paz y de salvar vidas.

Luego de las multitudinarias marchas del 10 de agosto de 2015 contra las cartillas de la Ideología de Género, la Iglesia católica representada por el Card. Primado Mons. Rubén Salazar, le pidió al gobierno que parara la implementación de una orden de la Corte Constitucional para modificar los manuales de convivencia en todos los colegios del país.

La situación de hoy con la eutanasia para niños es muy similar. Incluso el Ministro Gaviria, ateo y entusiasta promotor del aborto y la eutanasia ha manifestado su disgusto con la orden de la Corte, por considerar que está haciendo avanzar al país “demasiado rápido”.

El Comunicado de la Conferencia Episcopal tiene en todo caso algunos puntos débiles. Frente a las instituciones católicas los obispos reivindican el “derecho” a presentar la objeción de conciencia, pero en ningún momento le recuerdan “su obligación” de abstenerse de participar en esos procedimientos. En un momento de confusión como el actual, en el que por ejemplo un hospital de religiosos en Bélgica desatendió el llamado del Papa Francisco en un caso similar, el que sólo se mencione el derecho da la impresión al creciente número de católicos perplejos de que esa se simplmente una “opción”.

En segundo lugar, Mons. Urbina y el gobierno episcopal, hacen un llamado “categórico” a los fieles para que se manifiesten contra el borrador, pero aclaran que lo hagan por escrito y por teléfono según las indicaciones dadas por el Ministerio de Salud. Pero si algo sabemos los colombianos luego de 7 años de Gobierno Santos es que el presidente sólo le para bolas a lo que pasa en la calle.

Si la Iglesia quisiera podría convocar, junto a las principales comunidades protestantes, una marcha masiva exigiendo al Ministro de Salud que pare la implementación de la Eutansia, o incluso, que cambien de Ministro. Pero si no se piensa en hacer algo más categórico que escribir miles de cartas al Ministerio, lo más seguro es que al final el Gobierno diga: “muchas gracias por sus sugerencias, aquí tienen la nueva regulación para la eutanasia infantil, en la que tuvimos en cuenta todas sus inquietudes – como hicimos con el Plebiscito -“.

¿Funcionará esta vez el llamado de la Iglesia al Gobierno Santos?

El comunicado completo se encuentra aquí

Puedes firmar una carta dirigida al Ministerio para dejar constancia de tu rechazo a la Eutanasia infantil haciendo clic aquí.

Sobre el Autor

Redacción R+F