Actualidad Vida

“Católicas” feministas tergiversan al Papa para promover el aborto en Colombia

Escrito por Alexandra Serna

Tomada del FB de CDD, publicada un día antes de la llegada del Papa.  

El grupo “Católicas por el Derecho a Decidir” utilizó frases que el Papa dijo durante su visita a Colombia en piezas promocionales sobre la despenalización del aborto. “El Papa Francisco nunca ha dicho, en ninguna parte, que está apoyando el aborto”, asevera Monseñor Juan Vicente Córdoba, Presidente de la Comisión de Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia, quien expondrá este delicado tema en la próxima Asamblea Ordinaria del Episcopado (5 al 9 de febrero) para lograr un pronunciamiento público al respecto.

“Confunde y reinarás”. Esta ha sido la máxima del grupo de mujeres feministas Católicas por el Derecho a Decidir que desde hace más de 15 años ha venido ganando terreno en Colombia a favor del aborto, en un estratégico trabajo en red como La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres y con la amplia difusión de diversos medios tradicionales de comunicación. Su “pecado” ha sido, sin embargo, quererse posicionar como auténticas “católicas”, cuando su evidente incoherencia salta a la vista al pretender justificar y normalizar el delito del aborto.

Peor aún: llegaron al extremo de utilizar frases de los discursos del Papa Francisco durante su visita a Colombia dentro de piezas promocionales difundidas en redes sociales el 28 de septiembre de 2017, “Día mundial por la despenalización del aborto”, es decir, a menos de un mes de que el Sumo Pontífice hubiera dejado nuestro país. Además, estas piezas, ya impresas, se distribuyeron en centros abortistas como Oriéntame.

De entrada, el Padre Daniel Bustamante, Director del Departamento de Vida y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), es categórico cuando explica que ninguna institución, organización o movimiento puede ponerse el título de ‘católico’ si la Conferencia Episcopal no le otorga tal nombre.

Así como “nadie puede llamarse católico cuando no defiende la vida ni los valores de la Iglesia Católica. Estas personas claramente van en contra de la vida y apoyan el aborto, llevando a una gran confusión y ocultando la verdad de una manera soslayada, mentirosa y engañosa. Inducen a otras personas que, quizás, con recto corazón y conciencia, buscando una ayuda lo que encuentran es la muerte, el aborto. Esto es incoherencia: querer una Fe a mi acomodo y mis criterios”, sostiene el presbítero.

Lo que NO y lo que SÍ dijo el Papa

Razón+Fe detectó por lo menos tres piezas promocionales o publicitarias en las que el grupo Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) incluye frases del máximo representante de la Iglesia Católica, totalmente descontextualizadas de su sentido original, asociadas a mensajes de “aborto legal y seguro”, “la esperanza no se puede marchitar” y “la Iglesia debe ser un apoyo”.

Las frases tergiversadas son:

– “No olvidemos que la inequidad es la raíz de los males sociales”.

El Papa retomó esta idea de su primera exhortación apostólica Evangelii gaudium en su primer discurso del viaje apostólico, dirigido a las autoridades (como el Presidente Juan Manuel Santos), cuerpo diplomático y representantes de la sociedad civil, y lo hizo en referencia a la necesidad de afrontar la pobreza como clave para construir una verdadera paz. En la misma intervención, Francisco también afirmó: “en especial, el respeto sagrado a la vida humana, sobre todo la más débil e indefensa, es una piedra angular en la construcción de una sociedad libre de violencia”.

– “La esperanza en América Latina tiene un rostro femenino”.

Monseñor Juan Vicente Córdoba, Presidente de la Comisión Episcopal de Vida de la CEC (de la cual depende el Departamento de Vida y Familia), señala tajantemente dos contradicciones: “el Papa Francisco nunca ha dicho, en ninguna parte, que está apoyando el aborto. Esta frase la dijo en otro contexto, destacando el importante papel de la mujer, en su libertad y protagonismo, e invitando a que participe más en la Iglesia, teniendo en cuenta si igual dignidad a la del hombre. En cambio, las personas de ese grupo utilizan de manera abusiva las palabras del Papa, es un irrespeto con el Vicario de Cristo en la Tierra y rechazamos esto”.

– “Si queremos una nueva y vivaz etapa de la fe en este continente, no la vamos a obtener sin las mujeres”.

Esta frase hace parte del discurso que Francisco dirigió el 7 de septiembre a los Obispos en Bogotá, específicamente del apartado dedicado a rescatar el valor y aporte de las mujeres a la sociedad y a la Iglesia, como la anterior frase. A renglón seguido, el Sumo Pontífice también dijo: “ellas son, en cambio, protagonistas en la Iglesia latinoamericana; en su salir con Jesús; en su perseverar, incluso en el sufrimiento de su Pueblo; en su aferrarse a la esperanza que vence a la muerte”. ¿Alguna duda con la posición del Papa frente al aborto?

Al revisar la compilación de los discursos, las homilías y demás intervenciones de Francisco en Colombia, en septiembre pasado, aparece 109 veces la palabra “vida”. Su mensaje a favor de la vida fue contundente, por ejemplo, en la homilía de la misa campal a más de un millón de personas en el Parque Simón Bolívar: “en Bogotá y en Colombia peregrina una inmensa comunidad, que está llamada a convertirse en una red vigorosa que congregue a todos en la unidad, trabajando en la defensa y en el cuidado de la vida humana, particularmente cuando es más frágil y vulnerable: en el seno materno, en la infancia, en la vejez, en las condiciones de discapacidad y en las situaciones de marginación social”.

Y el último día, en Cartagena, donde su mensaje se enfocó en la defensa de los derechos humanos, ratificó la Doctrina Social de la Iglesia Católica frente a estos asuntos: “la casa común de todos los hombres debe continuar levantándose sobre una recta comprensión de la fraternidad universal y sobre el respeto de la sacralidad de cada vida humana, de cada hombre y cada mujer; de los pobres, de los ancianos, de los niños, de los enfermos, de los no nacidos, de los desocupados, de los abandonados, de los que se juzgan descartables porque no se los considera más que números de una u otra estadística.”

¿Por qué no dicen las cosas como son?

Pamela Delgado, Directora nacional de 40 Días por la Vida – Oramos por el fin del aborto, va más allá de la inclusión de las frases del Papa en estas piezas promocionales, advirtiendo que “defender el asesinato de criaturas indefensas e inocentes bajo argumentos que aluden a los derechos humanos, la esperanza, la salud, la feminidad, la responsabilidad, la justicia social y la igualdad de género, entre otras, no tiene sentido, es un absurdo total y absoluto”.

Su experiencia en los últimos años conociendo a mujeres que ya han abortado le permite hablar claro al respecto, sin confusiones: “las cosas como son, más vale que quienes defienden el aborto, lo hagan con la verdad, utilizando las palabras que son, comunicando la realidad del procedimiento y las consecuencias emocionales, psicológicas y físicas que causa en las mujeres y en algunos hombres”. Y cita a Florence Thomas, promotora del aborto en Colombia, cuando narra: “no me acuerdo cuánto tiempo necesitó para insertar la sonda en lo más profundo de esta parte de mi cuerpo que no podía estar diseñada para semejante tortura… sabía que no volvería a abortar nunca más… no entiendo cómo una mujer puede abortar dos o más veces”.

La líder de estas campañas de oración frente a centros abortistas en Colombia, como Oriéntame y Profamilia, también llama la atención sobre los intereses económicos detrás de la industria del aborto; en efecto, a Planned Parenthood, la mayor organización abortiva en EE. UU., le llegaban a ingresar hasta 543 millones de dólares al año vía tasas o impuestos gubernamentales. Es más, la versión norteamericana de CDD, Catholics for Choice, ha sido financiada por fundaciones como la de Playboy, Ford y Rockefeller.

“Quien esté a favor del aborto y lo promueva cae bajo excomunión”

La Conferencia Episcopal de Colombia no se quedará más tiempo callada. “Llevan muchos años haciendo mucho daño”.
Monseñor Córdoba, el máximo vocero de la Iglesia Católica en Colombia en asuntos de defensa de la vida, asegura con vehemencia: “catolicismo y aborto se oponen. Respeto a estas señoras, no tengo nada contra ellas porque son hijas de Dios y hermanas mías, pero están fuera de la doctrina de la Iglesia Católica y el Magisterio”.

¿Entonces quienes hacen parte de Católicas por el Derecho a Decidir estarían excomulgadas? “Cualquier persona, no solo ellas, que permita, facilite o practique un aborto: la mamá, el papá, el médico, la enfermera, el amigo que aconseja o quien presta el dinero para hacerlo, ipso facto queda excomulgada en la Iglesia Católica, lo cual se llama latae sententiae en el Derecho Canónico. En este sentido, como ellas están a favor del aborto y lo promueven caen bajo excomunión ipso facto”. En efecto, el Opispo de Lincoln (Nebraska – EE.UU.) advirtió en 1996 que estaban excomulgados quienes participaban en las actividades de Catholics for Choice.

No obstante, el también Obispo de la Diócesis de Fontibón reafirma que como “madre” la Iglesia es misericordiosa y, por eso, quienes integran el grupo CDD pueden rectificar, arrepentirse y acudir al sacramento de la Confesión con el firme propósito de reconocer y promover el don sagrado de la vida desde la concepción. Además, a raíz del Año de la Misericordia (2016) los obispos ya no son los únicos habilitados para levantar la excomunión, sino que cualquier sacerdote lo puede hacer siempre y cuando se trate de una confesión bien hecha.

El punto es que mientras CDD siga ganando terreno, sobre todo en las conciencias de las mujeres que saben que abortar está mal, pero que en su vulnerabilidad por un embarazo en crisis caen presas de la confusión, se seguirán apagando miles de vidas inocentes. En 2016 Profamilia practicó 6.440 abortos (bajo el eufemismo de “Interrupción Voluntaria del Embarazo”) y Oriéntame, 10.754 (incluyendo 50 “incompletos”), es decir, más de 17 mil muertes en el vientre materno en un solo año, ¡47 por día!, sin contar los subregistros y demás cifras del Gobierno.

R+F contactó a la encargada de comunicaciones de Católicas por el Derecho a Decidir en Colombia con el fin de entrevistar a su directora, Sandra Mazo, sobre las piezas promocionales tergiversando al Papa, pero esta fue la respuesta: “en realidad, no nos interesa pronunciarnos sobre el tema. De todas maneras, gracias por tenernos en cuenta”.

La Conferencia Episcopal de Colombia no se quedará más tiempo callada. Así como en julio de 2017, previa a la visita del Papa Francisco, emitió un comunicado público a propósito de las declaraciones de José Galat en el canal Teleamiga que ponían en entredicho la legitimidad del Sumo Pontífice, Monseñor Córdoba expondrá este delicado tema en la próxima Asamblea Ordinaria del Episcopado (5 al 9 de febrero) para lograr un pronunciamiento público de la Conferencia frente al proceder de CDD: “llevan muchos años haciendo mucho daño”.

Artículo relacionado:

-Catolicadas, la serie web animada que defiende el aborto y el amor gay