Actualidad Cultura

Alerta – “Elite”: reseñamos la última serie de Netflix para adolescentes

Analizamos la última producción de Netflix para jóvenes. Todo lo que padres y educadores necesitan saber (y ver) sobre “Élite”.

Élite es la última gran apuesta de Netflix para el público adolescente, que tiene una mezcla de varias producciones exitosas para esa audiencia. Como lo apunta una aficionada a la serie, Élite utiliza “Los uniformes y ciertos personajes de Rebelde, la trama de Gossip Girl, y el final de 13 Reasons Why”. De acuerdo con la aplicación TV Time, Élite es la serie más seguida a nivel mundial.

De qué trata

Es un melodrama con diálogos forzados, que gira alrededor del homicidio de Marina, una de las estudiantes de la escuela Las Encinas, recurriendo a flashbacks a través de los cuales se va narrando la historia de tres muchachos de bajos recursos que llegan a la escuela más exclusiva del país, gracias a unas becas que ha ofrecido la empresa constructora responsable del derrumbe del colegio público en el que estudiaban.

El choque entre las dos clases sociales da inicio a un vértigo de sexualidad, resentimiento social, traiciones entre familiares y amigos, lenguaje soez, drogas y crimen; en el que además brillan jóvenes atractivos, padres desconectados de sus hijos, un colegio con locaciones de lujo,  personal incompetente y aparentemente sólo dos asignaturas (redes sociales y natación).

A medida que se desenvuelve la historia queda en evidencia la ambigüedad moral de los protagonistas: los que inician como malos muestran luego sus facetas más nobles, mientras que los que al principio parecen buenos terminan realizando conductas perversas. Al final no existe ningún personaje realmente bueno y todos terminan siendo bastante infelices.

Personajes

Los alumnos pobres son Samuel (Itzan Escamilla), quien vive con su madre y Nano (Jaime Lorente), su hermano que acaba de salir de la cárcel y debe pagar una gran deuda a un grupo mafioso, Christian (Miguel Herrán), dispuesto a lo que sea para subir en la escala social y quien sueña con ser famoso gracias a su apariencia física, y Nadia (Mina El Hammani), de origen musulmán, discreta y estudiosa, quien aspira ganar la beca de mejor estudiante de Las Encinas, lo que le garantizaría el ingreso a una de las mejores universidades de EE.UU.

Los alumnos ricos son Guzmán (Miguel Bernardeau) y Marina (María Pedraza), hijos de padres constructores y quienes han forjado su riqueza gracias a negocios corruptos con políticos, Lu (Danna Paola, hija de diplomáticos mexicanos), pareja de Guzmán y dispuesta a usar su influencia para ganar la beca de mejor estudiante, Ander (Arón Piper), tenista de alto rendimiento y quien recurre a las drogas para evadir el odio que tiene por ese deporte y por no poder vivir plenamente su homosexualidad, y la pareja de novios Carla (Ester Expósito), hija de una Marquesa dueña de unas bodegas de vinos y del socio en negocios turbios de los constructores, y por Polo (Álvaro Rico), bisexual acomplejado hijo de dos lesbianas. El reparto lo completa Omar (Omar Ayuso), hermano de Nadia quien aspira hacer dinero con la venta de drogas para abandonar a su familia musulmana, que no puede enterarse de su homosexualidad.

Calidad del guión

Las situaciones son inverosímiles, los diálogos rebuscados y los personajes no son capaces de generar empatía con el televidente. Alguien ha dicho en redes que antes que ser una serie sobre adolescentes, trata de las fantasías de un adulto sobre la adolescencia. En todo caso, la narración tiene un ritmo trepidante y llena de giros sorprendentes, que resulta muy efectiva para enganchar hasta el final. Es una típica serie basura que sirve para generar polémica, ser consumida de forma masiva y pasar de inmediato al olvido. Con seguridad marcará un hito, pero no precisamente por su calidad dramática o argumentativa, sino por sus excesos en contenidos sexuales, así como por sus problemáticos mensajes morales dirigidos a adolescentes.

Apoya el periodismo católico con un “like”:

Violencia

Hay un disparo a un hombre amarrado dentro del baúl de un carro, actos de vandalismo en propiedad privada y peleas violentas entre estudiantes. Sin embargo, lo más violento es la forma en la que los estudiantes se tratan entre ellos y a los adultos (padres y maestros). El engaño, el chantaje y la manipulación son moneda corriente, mientras que la incomprensión, la arrogancia y el desprecio son las actitudes que marcan la personalidad de los protagonistas. La perspectiva desde la que se cuenta la historia es la de la guerra de clases sociales, planteada de modo que reafirma el resentimiento frente a las clases altas, representadas como corruptas, hipócritas y desalmadas.

Lenguaje vulgar y soez

En general el trato entre todos los personajes, estudiantes, hermanos, padres, está marcado por la agresividad, y eso se refleja en el vocabulario. Utilizan palabras de grueso calibre con frecuencia, tanto con la intención de ofender, así como parte natural de los diálogos.

Contenido sexual

De principio a fin la serie tiene escenas sexuales, algunas incluso podrían clasificar como pornografía “suave”, involucrando a todos los protagonistas, menos a Nadia, la estudiante musulmana. Varias escenas de sexo ocurren dentro del colegio. Se muestran parejas homosexuales, tríos, masturbación, así como actitudes promiscuas de una estudiante con VIH que tiene relaciones con dos hermanos de forma sucesiva. También hay una escena de exhibicionismo en la que los estudiantes celebran que un compañero se muestre desnudo delante de todo el plantel. En otra escena los adolescentes juegan con una botella a darse besos hetero y homosexuales y a quitarse la ropa.

Conductas de riesgo y autodestructivas

Los estudiantes consumen drogas y alcohol con naturalidad, lo cual la serie presenta como algo positivo y divertido. El tráfico de drogas al que se dedica uno de los protagonistas, se justifica como un medio para liberarse de la “opresión” de la familia, algo que nadie controvierte. Se afirma que las enfermedades de transmisión sexual son accidentes que pasan a cualquiera, en lugar de ser riesgos prevenibles a través de conductas responsables. Una subtrama en la que dos hermanos se acuestan en diversas ocasiones con una estudiante portadora de VIH, se aprovecha para mostrar como ignorancia e inmadurez el miedo a tener relaciones sexuales con personas que porten este virus. Se deja sugerido para la segunda temporada de la serie, que la única estudiante que vive la castidad y quien cuestiona la promiscuidad de la sociedad occidental, se contagia del VIH por un accidente de clase. Varios protagonistas se embarcan en conductas delictivas, ya sea porque son la única forma de resolver problemas económicos o porque las víctimas “lo merecen”.

Representación de la fe

La fe religiosa está representada por la familia musulmana, la cual lucha para mantener vivas sus tradiciones en sus hijos, en medio de una cultura que va a contracorriente. Sin embargo, el resultado de esta influencia se muestra como opresora de la libertad de los jóvenes. El padre, quien de forma genuina ama a sus hijos y se esfuerza por acercarse a ellos, comprenderlos y ayudarlos, se transforma en una persona autoritaria, irracional y déspota al tratar de imponer las exigencias de su fe en sus hijos. Otros personajes califican al padre religioso de “cavernícola” o de hacer un “infierno” de la vida de sus hijos. También se muestra una observancia “pragmática” de las normas religiosas, las cuales está bien hacer a un lado cuando es necesario para alcanzar el éxito profesional, y un valor de la religión desde un punto de vista individualista, como un medio “para encontrarse a uno mismo”. Se encuentran expresiones blasfemas como “de mí no se aprovecha ni Dios”. Ningún personaje muestra tener relación alguna con la fe cristiana, lo que en este caso particular es algo que se agradece.  De forma muy incidental se presenta el Tarot como un medio para saber el futuro, mientras al fondo suenan las campanas de una iglesia, un gesto de producción que parece intencional. Intentar disuadir a alguien del aborto se presenta como una traición.

Representación de las relaciones familiares

Los padres de familia se representan como egoístas, ausentes, frívolos y desentendidos de sus hijos. Ningún adulto ni figura de autoridad (padres, educadores) se muestra como elemento de apoyo para la vida de sus hijos, ni tampoco inspiran admiración, respeto o afecto. Los adolescentes en general son desafiantes en su trato con los adultos. La relación entre los hermanos también están marcadas por la mentira y la deslealtad, aunque también se muestran gestos sinceros de afecto y solidaridad.

Valor pedagógico de la serie

La calificación moral es negativa. Poco o nada para rescatar como mensajes positivos o ejemplarizantes, tal vez, el de aceptar a personas provenientes de contextos culturales y socioeconómicos distintos, o el tratar de comprender la complejidad del contexto social que puede impulsar a las personas a cometer delitos o a consumir drogas. Sin embargo, en el afán de la serie de sorprender al televidente, termina reafirmando los prejuicios que pretende combatir: los estudiantes pobres terminan actuando como trepadores sin escrúpulos, que instrumentalizan la amistad para avanzar socialmente, o que están dispuestos a aprovechar la confianza de sus amigos ricos para resolver sus problemas a través del robo y la extorsión, y los musulmanes son efectivamente fanáticos e intolerantes.

La amistad consiste en aceptar a los amigos sin juzgar sus actos, sus conductas sexuales o su vida delictiva (tráfico de drogas). La representación de la familia y la religión es negativa, afianzando actitudes desafiantes hacia las figuras de autoridad. Normaliza el consumo de drogas y alcohol, las conductas promiscuas, el lenguaje vulgar y las conductas vandálicas y criminales. Las imágenes fuertes de conductas sexuales pueden inclinar a jóvenes que no estén acostumbrados a este tipo de contenidos al consumo de pornografía.

Recomendación a padres de familia y educadores

Tomar medidas para evitar que menores de edad tengan acceso a esta serie. Al final de este artículo se indican los pasos para bloquear la serie con contraseña desde el perfil de Netflix, de modo que ningún residente en el hogar pueda acceder a esta desde la cuenta familiar.

Los colegios deberían advertir a los padres de familia de los contenidos inapropiados que tiene esta producción, así como animarlos a plantear un debate social sobre la afectación que estos mensajes pueden tener en la mente y el comportamiento de los jóvenes, así como sobre la “huella cultural” que dejan en la sociedad.

Finalmente, es importante contrastar este tipo de amenazas fomentando la reflexión y el auto control en los jóvenes, debido a que la facilidad de acceso a este tipo contenidos digitales es tan grande, que la única medida efectiva para prevenirlos es la conciencia en los jóvenes de los grandes daños que en su imaginación, en su discernimiento moral, en la percepción de la realidad y proyecto de vida pueden generar este tipo de productos, sin duda altamente tóxicos desde el punto de vista ético.

Spoiler – Sinopsis de cada capítulo 

Capítulo 1

Llegan a un colegio de élite 3 estudiantes de un colegio público que colapsó, becados por la empresa constructora responsable del derrumbe. Son humillados y despreciados por los compañeros de su grupo por el solo hecho de ser pobres, y cargar con ellos todos los estigmas de ser peligrosos y quererse aprovechar de los ricos. Planean hacerles la vida imposible para que se vayan. Cuando a Christian le esconden la ropa en el baño, aprovecha para exhibirse desnudo por los pasillos del colegio frente al pleno del colegio, lo que le gana el respeto y la admiración de sus compañeros, mientras que la dirección del colegio ni se entera. Nadia, la estudiante musulmana descubre a Guzmán y Lu teniendo relaciones sexuales dentro del colegio, lo que les lleva a hacer un plan para chantajearla y lograr su silencio. Marina cuenta que tiene VIH producto de una violación en que la drogan. Ander, tenista de alto rendimiento e hijo de la directora del colegio, consume drogas y busca sexo homosexual en las redes sociales. Polo y Carla, la pareja más antigua del grupo hacen un plan para usar a Christian sexualmente, y así darle nuevas emociones a su relación.  La directora del colegio amenaza a Nadia con expulsarla si sigue usando el pañuelo musulmán en su cabeza, frente a lo que ella cede con el fin de ganarse la beca y tener mejores oportunidades en la vida. En una fiesta en la casa de los padres de Guzmán y Marina, Carla tiene relaciones sexuales con Christian, para que Polo los observe.

Capítulo 2
Ander se encuentra con un proveedor de drogas, Omar, y no pueden evitar la atracción sexual que se despierta entre ellos. Se besan apasionadamente y se tocan, pero Ander no termina de sentirse cómodo y deja a Omar confundido. Guzmán, el mejor amigo de Ander los observa y se entera de todo. Samuel y Marina hacen un trabajo de redes sociales juntos y descubren que hay una buena conexión entre ellos. Marina no cae ante los intentos de Guzmán de seducirla, lo que produce las burlas de Lu, su novia. Marina le da a Samuel la combinación de la caja fuerte donde están las pruebas de los negocios corruptos de su padre, entre los que se encuentra la razón por la que se construyó con malos materiales el colegio público donde antes estudiaba Samuel. Esta confesión queda grabada y Nano la descubre. Carla, Polo y Christian tienen sexo por internet. Samuel descubre que su hermano adquirió muchas deudas en la cárcel y ahora la mafia amenaza con matarlos a todos. Acuerdan robar los documentos de la casa de Marina y utilizarlos para hacer dinero con ellos. Los padres de Ander descubren a través de Guzmán que consume drogas. Samuel intenta robar los documentos en casa de su amiga pero se arrepiente en el último segundo. Polo habla con Carla para detener el experimento con Christian pero ella le insiste. Polo le cuenta a Christian delante de Carla que los estaban usando sexualmente. Ander intenta un nuevo contacto con Omar.
Capítulo 3
Guzmán le cuenta a Ander que odia las drogas porque sus padres adoptivos murieron de sobredosis. Se descubre que hace años Marina fue contagiada de VIH por su novio. La relación entre Guzmán y Lu se agrieta. Nano decide enamorar a Marina para poder hacer el robo de los documentos de su padre. Guzmán y Nadie comienzan a conocerse mejor. Samuel y Nano organizan una fiesta donde envenenan con licor y drogas los refrescos para que todos se emborrachen sin saberlo. Los asistentes juegan a la botella dándose besos homosexuales y heterosexuales, y quitándose prendas de ropa. Marina, ebria, tiene sexo con Nano. Nadia termina drogada por las bebidas de la fiesta e invita a Guzmán a bañarse juntos en su piscina. El robo a la casa de Marina sale mal porque ya no están los documentos en la caja fuerte. Nadia cuenta a Marina de la tristeza de su familia por la fuga de su hermana del hogar, y ella le responde que está bien, “si no nos perdemos a los 16 años (en sentido moral), ¿cuando? Tenemos toda la vida para encontrarnos”. Nano descubre que Marina tiene VIH y Polo, Christian y Carla hacen un trío sexual.
Capítulo 4
Lu ofrece a su profesor conseguirle un niño en adopción de forma irregular, a cambio de garantizarle las mejores notas de su clase para ganar la beca. Samuel le dice a Marina que el que tenga VIH no le importa, incluso hace que la admire y sienta más interés en conocerla. Las familias de Marina y Carla hacen una comida de beneficencia, pero en realidad es una operación de relaciones públicas que se aprovecha de las necesidades de los pobres y no va a darles ninguna ayuda. En esa fiesta el padre adoptivo de Guzmán se droga en esa reunión social, y su hijo lo ve, Marina se besa con Samuel, Ander y Omar tienen relaciones sexuales y el trío se besa de forma desafiante delante de la madre de Carla. Nadia y Guzmán afianzan su relación. El profesor acepta el chantaje de Lu. Mafia apuñala a Nano y le dan ultimátum. Ander miente a las autoridades sobre lo que sucedió en una pelea escolar que involucró a su amigo Guzmán y el novio de Marina.
Capítulo 5
Polo, Christian y Carla hacen un trío sexual. Marina ofrece a Nano ayudar a conseguir el dinero que necesita participando organizando el robo de una colección de relojes al padre de una amiga del colegio. El maestro corrige de manera humillante a Samuel por usar el celular en clase, y termina revelando ante el grupo que Marina tiene VIH. Marina invita a Samuel, quien es virgen a tener relaciones sexuales, a pesar de que en realidad enamorada de su hermano Nano. Polo ofrece a Christian participar como modelo en una revista que dirige su madre. Nadia echa en cara de Guzmán el haber hecho una apuesta con su novia para acostarse con ella, que su papá consuma cocaína y que su hermana tenga VIH, y luego criticar a su cultura musulmana por ser “arcaica”. Lu se acuesta con Guzmán para reconciliarse. Nano roba la colección de relojes del padre de Carla, entre los que está uno con memoria USB donde están los documentos de los negocios turbios de él y el padre de Guzmán. Nadia le pide a su hermano que esconda su homosexualidad unos años para no tener problemas con sus padres. Se pone como ejemplo por su abstinencia sexual, pero Omar la desprecia llamándola “témpano de hielo”. Marina y Samuel se acuestan, luego Marina compra droga y se encuentra con Nano para celebrar el robo, con un beso apasionado se sugiere que pasa algo muy fuerte entre ellos esa noche. Cuando Marina se encuentra nuevamente con Samuel y éste le reclama que no soporta las mentiras, ella le da un sermón diciéndole “soportas bien poco, eh. Porque las mentiras precisamente se cuentan para hacer la vida más soportable. Para no herir, para no sufrir. Para no hacer daño”. Marina llega drogada al colegio y sigue consumiendo en el colegio, hasta que sufre un desmayo y se hiere en la boca. El profesor la encuentra y le ofrece ayuda, advirtiéndole que el colegio tiene tolerancia cero contra las drogas, pero ella lo chantajea con contar lo de su adopción irregular.
Capítulo 6
La policía detiene por corrupción al padre de Marina y Guzmán. Nano usa los relojes para pagar su deuda, lo justifica diciendo que los pobres a diferencia de los ricos, roban para comer. Marina descubre que en uno de los relojes robados contiene información en una usb que podría llevar a su padre y al de su amiga Carla a la cárcel. Omar se refiere a su familia musulmana como una cárcel, y la venta de la droga es lo que la hará libre. La directora descubre que Omar es el traficante. Marina está embarazada de cuatro semanas, y Samuel descubre que se ha acostado con alguien más, pero no sospecha que es con su hermano. Nadia le da a Marina el contacto de un médico que le hizo un aborto a su hermana, argumentando que aunque no está de acuerdo prefiere que sea seguro. Se lamenta por haber intentado a disuadir a su hermana del aborto, porque la hizo sentir mal, “como una asesina” y no volvió a confiarle nada. Se ofrece a acompañarla y tomarle la mano. Nano acompaña a Marina a abortar y le da razones para hacerlo, pero se dan cuenta que están enamorados y deciden seguir adelante y hacer un plan para conseguir dinero y empezar de nuevo en un sitio donde nadie los conozca. Polo logra tener relaciones sexuales con Cristian chantajeándolo con conseguirle una portada en la revista de modelaje de su madre. Carla descubre y le reclama porque las relaciones sexuales con otros debían ser consentidas para que fortalecieran su relación, pero ante el engaño prefiere terminarla. La directora del colegio expulsa a Lu y al profesor al descubrir el acuerdo de la adopción ilegal.
Capítulo 7
Samuel decide ayudar a su hermano Nano en un plan para extorsionar al padre de Carla. Carla sospecha que Marina tuvo que ver algo con el robo. Nadia se presta para hacer de correo humano entre su hermano y Ander, ante la prohibición de los padres de Omar de seguir con esa relación. Los padres de Omar van a presentarle a la hija de unos amigos para arreglar su matrimonio. Nadia anima a su hermano a que vaya a encontrase con Ander y tienen relaciones sexuales, su madre los descubre sin que se den cuenta. Al día siguiente los padres de Ander le dicen que aceptan su homosexualidad, y que sería incluso valioso para su carrera deportiva. El padre de Nadia decide retirarla del colegio para el próximo curso, la directora intenta convencerlo de las ventajas que tendría estudiando en ese colegio pero el padre argumenta que su hija ha aprendido a mentir, irrespetar a sus padres y hacer a un lado sus obligaciones religiosas. La directora argumenta que todos los adolescentes son rebeldes pero el padre le reprocha por ser permisivos con la rebeldía. La madre de Samuel y Nano ofrece hacerle el Tarot a Marina. Los padres de Carla y Marina descubren a los responsables del robo y Guzmán, Ander y Polo van a buscar venganza a casa de Samuel, se arma una pelea callejera y Guzmán le revela Samuel que Nano fue quien embarazó a Marina. Sus padres la presionan para que aborte.
Capítulo 8
Nano decide huir a Marruecos y con Marina siguen adelante con el plan de cobrar la extorsión. El día de la fiesta de fin de curso Carla descubre que Marina tiene el reloj con la usb en el colegio y con sus amigos planean quitárselo. Marina se gana el premio a la mejor estudiante y aprovecha el reconocimiento para pedir disculpas en público a todos los que ha hecho daño. Ander y Omar, Cristian y Carla tienen relaciones sexuales en el colegio. Polo mata a Marina y le quita el reloj para entregárselo a Carla. Se lo cuenta a Cristian y Carla quienes le ayudan a limpiarse la sangre y ocultar las pruebas. Nano encuentra a Marina agonizando y alcanzan a hablar algunas palabras antes de morir en sus brazos. Cuando se descubre el cuerpo, Nano ya no está. Carla prepara a Cristian y a Polo para encubrir el delito. Nadia encubre las relaciones de Omar y Ander en su propia casa, cuando su padre sale al banco. Ander y Nadia, por su cuenta, enfrentan a su padres y les advierten que harán su vida sin condicionamientos de parte de ellos. La policía se lleva detenido a Nano acusándolo del homicidio. Guzmán y Lu vuelven a estar juntos. Samuel le pide ayuda a Christian para que le ayude a encontrar al verdadero culpable del homicidio.

¿Cómo bloquear la serie Élite en el Netflix de tu casa?

  1. Ve a la página Cuenta (Account) desde un navegador web.
  2. Selecciona el vínculo Controles parentales (Parental controls) en la sección Configuración (Settings).
  3. Escribe tu cuenta y tu contraseña de Netflix y selecciona Continuar (Continue).
  4. Si aún no tienes un PIN, introduce cuatro números (no letras) en el campo PIN: este será tu código PIN.
  5. Establece una protección por PIN para un título específico introduciendo el título en el cuadro “Introduce el nombre de la serie o película” (Enter show or movie name) y haciendo clic en el icono cuando aparezca.
  6. Selecciona Guardar (Save).

*Recibe el boletín semanal de Razón+Fe:

Sobre el Autor

Redacción R+F

Qué opinas: